Opinión Nacional

El efecto de la Vino Tinto en la política

Es muy intenso lo que ha vivido la sociedad venezolana los últimos años. Las intentonas de golpe de estado en el 92, el triunfo de Chávez, la constituyente, el 11 de abril, el paro petrolero, el fraude en el revocatorio y la abstención decidida que ilegitimó al régimen el pasado 4 de Diciembre.

Parecen años perdidos, pero ante la adversidad y en el silencio, se forma una nueva Venezuela que ya no espera por una orden superior, sino que se abre paso y empieza a escribir y a construir su propia historia.

La revolución inhumana es una gran cantidad de familias disueltas y sueños destruidos. Un mundo distinto al nuestro que nos roba la vida y la esperanza, y pretende robarle la vida también, a nuestros jóvenes

El régimen pretende secuestrar nuestro talento, sacrificarlos y ponerlos al servicio de una absurda utopía.

Nuestro país en la revolución es un barco a la deriva, en donde envejecen nuestros niños y jóvenes, que se hunde cada día y va donde la llevan los vientos y las corrientes, y vaga en mar abierto. Nuestro país en la revolución vive en el espejismo, en la corrupción, en la tristeza de una madre sin su hijo y en el dolor de un hijo sin techo ni padres. Nuestro país en la revolución es una familia venezolana destinada a no verse mas nunca, mientras se aturde con las fanfarronerías oficialistas.

El proceso revolucionario, muy bien explicado por los ideólogos de la revolución y apoyado por el propio Presidente, es un proceso de transición como la Cuba de Fidel, pero no dicen que en la Cuba transitoria de Fidel el único protagonista es el líder, y el resto del país son vidas sin alma, que se sacrifican a un proceso y a un fin, la utopía, que nadie sabe cuando llegará.

La revolución son almas secuestradas, un experimento humano en donde la dignidad del hombre de ahora se destruye en nombre de la dignidad de un hombre futuro.

Ha sido heroica la respuesta de la sociedad venezolana que se resiste a vender su alma. El paro petrolero. Los presos políticos. La abstención del pasado 4D. Es heroico el esfuerzo por sobrevivir de nuestra gente, que en medio de tanta pestilencia, se resiste a cambiar sus valores y principios y sigue adelante.

Hay muchos ejemplos para mostrar la nueva Venezuela. En el silencio ha despertado un nuevo país que se abre paso. La vinotinto nos entusiasmó y casi nos llevó a un mundial de fútbol. Ahí está la nueva Venezuela, que se manifiesta en todos lados.

El efecto de la vinotinto se siente en la política Venezolana. Unidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba