Opinión Nacional

El Estado y la Iglesia: un enfrentamiento peligroso

Estamos entrando en Venezuela en un período complicado en las relaciones entre el Estado y la iglesia. Por un lado, la Conferencia Episcopal le advierte a la colectividad sobre la poca transparencia del actual proceso electoral y , por otro lado, el Jefe del Estado venezolano le responde- desde Cuba – que la jerarquía eclesiástica está separada de la base y que en fin de cuentas es una cúpula más. ¿podrida tal vez?

El principal ideólogo del chavismo Norberto Ceresole, en un artículo publicado en esta edición de analítica, (%=Link(«http://analitica.com/va/politica/opinion/8068570.asp»,»La abdicación de la Iglesia Católica Romana»)%) afirma que “La extrema agresividad que manifiesta la cúpula de la Iglesia Católica (IC) local contra el gobierno del presidente Chávez, libre y mayoritariamente elegido por el pueblo, según todos los ritos anteriores de la ortodoxia democrática, se alimenta en dos fuentes principales. Una tiene sus raíces en el orden interno del país, sobre la que no incursionaré; y la otra en acontecimientos de orden internacional, como así también en cuestiones estrictamente teológicas, que se vienen acumulando desde la última posguerra mundial. “

Según Ceresole la Iglesia Católica está en un proceso de judaización que según él se inició en el Concilio Vaticano II, esto tendría por consecuencia destruir los logros de dos mil años de historia religiosa y política, y no duda en calificar por eso a la jerarquía católica – personificada por el Papa- como “ abdicante” y “ políticamente correcta” por colaborar activamente con el Nuevo Orden Mundial.

Esta colaboración llevaría implícita, según el sociólogo argentino, un condicionamiento para las iglesias nacionales que deberán ajustar su posición frente al Estado en función de los intereses de la “Santa Madre Iglesia” . Por lo tanto, según Ceresole eso es lo que está ocurriendo en Venezuela “en la cual lo conveniente y correcto es fracturar un proceso revolucionario incipiente y catapultar hacia el poder a un antiguo seminarista; a Judas hoy convertido en Hermano Mayor desde sus antiguas funciones de traidor-apuñalante, gracias a una lejana Abdicación (acontecida en el núcleo teológico del Heartland), la más cismática de todos los tiempos».

Concluye su análisis Ceresole afirmando que la dirigencia del MVR se equivoca una vez más- por incompetente e inculta- al calificar las declaraciones del obispado local como una «maniobra de un sector de la iglesia” por no entender que se trata de “una decisión cupular consensuada con, y aprobada por, el Vaticano».

Si esto es así y lo que dice Ceresole es cierto, en ese género de conflicto el poder temporal ha sido por lo general el gran perdedor. Si bien es cierto como decía Stalin que el Vaticano no posee divisiones blindadas, sin embargo, y a pesar de no tenerlas puede, cuando se lo propone derrumbar instituciones que lucían inquebrantables, como fue el caso del poder comunista después de la designación como Papa del polaco Juan Pablo II.

La iglesia puede ser sometida, maniatada y hasta expulsada, ello ha ocurrido en más de una ocasión en nuestro país en particular con los jesuitas, pero luego esta reaparece con más fuerza que antes y sobre todo con un prestigio ante la colectividad que no tienen otras instituciones.

Mala cosa entonces es entrar a un proceso electoral enfrentando a la clase media, a la izquierda, a la derecha y ahora también la iglesia o ¿iglesias?. La experiencia de Napoleón primero y de Hitler después dejaron en evidencia que una guerra que se pelea en dos frentes al mismo tiempo conduce inexorablemente a una derrota. Imagínense a que puede conducir un enfrentamiento contra múltiples y diversos adversarios al mismo tiempo. Es verdad que héroes de la mitología griega podían enfrentar este tipo de retos con éxito y también personajes de la cultura infantil contemporánea como Superman y Batman. Pero un hombre de carne y hueso, aunque se crea la reencarnación de Bolívar difícilmente podrá superar en el tiempo estos escollos. A lo mejor gana pírricamente la próxima batalla electoral , pero es difícil saber si eso sólo le permitirá asegurar la continuidad del poder.

La iglesia siempre fue una buena mediadora, si ahora se une a la resistencia la cuenta regresiva se acelerará y lo que pudo haber sido dejará de ser.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba