Opinión Nacional

El extraño episodio de Caracas

(%=Image(1162015,»L»)%)Los sucesos recientes de Caracas pusieron en aprietos hasta al más agudo analista político: Cayó Chávez, Chávez cautivo, Carmona Presidente, Cayó Carmona, Carmona Cautivo, Diosdado Cabello presidente, Renuncia Diosdado, Chávez Presidente. ¡Todo en cuestión de horas!. En algunas embajadas las fotos se descolgaban y colgaban con rapidez de pistón. El día que Chávez parecía irremediablemente perdido el (%=Link(«http://www.el-nacional.com/»,»El Nacional»)%)diario de Caracas, publicó un editorial en el que le decía al Comandante: loco, cobarde y asesino.

Dos días después el editorialista calibraba, con sorprendente mesura, las promesas de rectificación del «Señor presidente de la república, Hugo Chávez».

El Jueves 11 de Abril, Luis Miquilena el líder histórico de los comunistas venezolanos y principal asesor y mentor de Chávez, renunciaba al gobierno acusando al Comandante de haberse desviado de los objetivos originales de la revolución y de haberle disparado al pueblo. Hay que decir que Miquilena, hasta ese momento, era el más leal fan del hombre de la boina roja. Es más, fue él quien prácticamente redactó, bajo instrucciones del jefe, la nueva constitución política de la llamada república bolivariana.

Luego de que el comandante retomara al poder, ningún periodista fue capaz de encontrar al leal camarada. Se lo tragó la tierra. Los comunistas salvadoreños, sin embargo, no se han andado con remilgos ni pudores, para declarar un fervoroso apoyo a un militarote que con tal de mantenerse en el poder reprime a balazos a los opositores con saldo de muertos y heridos. Y es que para nuestros «camaradas», los que mueren a balazos protestando en las calles contra un abusivo gobierno militar de derecha son mártires y hérores. Y los que mueren a balazos, protestando en las calles contra un abusivo gobierno militar populista son simples agitadores al servicio de la «oligarquía y el imperialismo yanqui». Maniqueímo enlatado al vacío.

En mi opinión si bien es cierto que el gobierno de Chávez no tiene problemas de legalidad, puesto que es producto de elecciones democráticas, si tiene problemas de legitimidad. Los tiene porque, el comandante, ha usado los mecanismos de la democracia para envilecer y corromper la democracia misma, para favorecer sus aspiraciones dictatoriales. Aprovechándose de la desafortunada decisión de un pueblo que lo llevó al poder más por desesperación que por convicción, Chávez ha convertido el sistema político venezolano y sus instituciones en una caricatura de la democracia.

¿Acaso no es un abuso antidemocrático del comandante maniobrar para instalar un órgano legislativo conformado por casi un noventa por ciento de sus leales partidarios? ¿Acaso no es un abuso fabricar una (%=Link(«http://analitica.com/bitblioteca/anc/constitucion1999.asp»,»Constitución»)%) hecha a la medida para sus ambiciones de poder absoluto? ¿No es un abuso declarar abiertamente su decisión de mantenerse en el poder hasta el 2023?.

No puede ser democrático un Presidente, muy a pesar de que haya sido elegido libremente, que se dedica a hostigar a los medios de comunicación independientes, que se cartea con ternura y cariño con un terrorista confeso y que cuando se ve acorralado no le tiembla el pulso para ordenar masacrar manifestaciones populares. Y es precisamente a un gobernante como éste, tan pero tan parecido a los que en décadas pasadas combatió, que la izquierda ortodoxa local da su mas entusiasta apoyo. En realidad no es de extrañar. Hace unos años, cometieron la torpeza de apoyar al general (%=Link(«http://www.artehistoria.com/frames.htm?http://www.artehistoria.com/historia/personajes/7755.htm»,»Manuel Noriega»)%), alias «cara de piña». Después Noriega, corrupto, narcotraficante y feo, se entregó de manera cobarde dejándolos en ridículo.

En otro aspecto del asunto, me parece; sin ser diplomático, que la famosa (%=Link(«http://www.oas.org/charter/docs_es/resolucion1_es.htm»,»carta democrática»)%) de la OEA apunta mas a las formas que al fondo. Es obvio que el astuto Chávez se va a cuidar mucho de guardar las formalidades democráticas y de mantener un discurso conciliador, pero en el fondo va a seguir insistiendo en su antidemocrática revolución y en su deseo de liderarla en los próximos 20 años. De manera que es muy probable que al final a la OEA no le quede otra que validar a un ex golpista y potencial dictador en el gobierno y condenar a Pedro Carmona un incansable luchador por la democracia por golpista. ¡Qué ironía!.

El trompo, sin embargo, no se ha terminado de desenrrollar. No se necesita ser un sabio en materia económica para afirmar que se le vienen momentos de vacas muy flacas a los venezolanos. Además las cosas que se dijeron y los hechos ocurridos han dejado heridas incurables. La sociedad venezolana, está a todas luces fracturada. Venezuela sigue siendo una bomba de tiempo.

(*): El autor es el Coordinador Editorial de la Revista El Salvador AHORA, columnista del periódico El Diario de Hoy, así como también es co-anfitrion del programa de Debate de opinión en televisión Fuego Directo, comentarista en el programa de TV El Noticiero Canal 6, ex Fundador y Director General de la Radio Venceremos, (emisora que durante el periodo de la guerra recién pasada en el país, era la voz oficial del FMLN, después de la firma de Los Acuerdos de Paz 1992, dicha emisora se convirtió en una empresa privada en la cual, el autor de este articulo la logro colocar en el 2º. Lugar en noticias entre más de 130 emisoras locales).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba