Opinión Nacional

El futuro del movimiento estudiantil

(%=Image(2342732,»C»)%)

Están de moda los jóvenes. No podría ser de otra forma, pues somos nosotros los jóvenes, en especial los universitarios, quienes han jugado un rol determinante en la victoria del NO, no tanto en la sumatoria de votos como en el despertar una nueva esperanza nacional. El movimiento estudiantil no es, sin embargo, y como muchos creen, una acción espontánea que surgió en el 2007. El movimiento estudiantil siempre ha estado allí, siempre hemos ido a marchar, siempre hemos ido a votar, y siempre hemos querido opinar. Otrora las marchas apoteósicas como las de hoy siempre han tenido un componente enorme de jóvenes y estudiantes. Solo ahora, por coyunturas políticas como la falta de líderes, se nos ha comenzado a dar espacios mediáticos.

No olvidemos que fueron los jóvenes quienes organizaron muchas protestas contra el Tribunal Supremo y fueron los jóvenes quienes organizaron el Ayuno contra la Ley Orgánica de Educación hace ya 2 años, Ayuno que por cierto también puso un freno a la aprobación de la Ley. Esos eventos dieron configuración a mucho del liderazgo que hoy encabeza el movimiento estudiantil. Los jóvenes desde hace tiempo ya habíamos dicho y retirado que nos teníamos confianza generacional. Solamente ha sido durante estas coyunturas, que por finalmente nos han reconocido el liderazgo natural que siempre hemos comandado. Pero bueno, así son los procesos, largos y sinuosos.

Ahora, nuestra generación, bautizada la Generación del 2007, aun tiene dos retos antes de marcar hito. El primer reto es el de fundar una identidad y pensamiento. Aún los estudiantes estamos hablando muy parecido a los líderes opositores o del chavismo. Es menester encontrar el zeitgeist de nuestra generación- el espíritu de nuestro tiempo.

Para ello los jóvenes intelectuales, de ideas frescas, de nuevos paradigmas nacionales debemos salir a luz nacional y proponer nuevos caminos. Democracia y libertad son conceptos necesarios pero insuficientes para cubrir las nuevas realidades nacionales. Es en ese nuevo liderazgo mental que nuestra generación encontrara el escabel necesario para el proceso de reconciliación de una fracturada sociedad. La Venezuela del futuro necesita de políticos gerentes. Mentes de gran eficacia administrativa que sepan aprovechar los recursos y transformar a Venezuela de un país amarado en su exportación petrolera, a un país de sólida tecnología e industrialización como lo hizo Singapur.

La Venezuela del futuro necesita también de líderes que le hablen a los más necesitados y los incluyan en este proyecto nacional, esa ha sido uno de los grandes aprendizajes con el Chavismo. El segundo reto es aplicar políticamente ese pensamiento y sacar a Venezuela de la pobreza.

Los jóvenes debemos unirnos, independientemente de las tendencias, y dialogar para aportar a un nuevo proyecto país. Ya dimos una lección en la calle, asumiendo un liderazgo de la noche a la mañana, para el cual nos habíamos preparado por años. Ahora es tiempo que sentemos las bases para dar una lección en la política de la planificación nacional. Salud joven porque los grandes victoriosos fuimos nosotros.

(%=Image(1756611,»C»)%)

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba