Opinión Nacional

El hombre imposible

«Existe un espacio de contradicción: tenemos derecho
a realizarnos pero no podemos».
Marshall Berman

(%=Image( 3867497,»L»)%) Los constructores del limbo solicitan gerentes, ministros, recepcionistas, generales y hasta un presidente. Los últimos tres procesos electorales han sido dominados por estos señores que, en la jerga política, son reducidos a abstencionistas. No obstante, debo admitir lo torpe de tal denominación que los convertiría tan sólo en «personas que no mancharon sus dedos con tinta». Ellos van más allá y son la mayoría, pues hasta el laureado (%=Link(«http://www.megaelecciones.com/candidatos/2000409.asp»,»Chávez»)%) triunfó con un 56% del tristísimo asco de ese grupo. Me pregunto, ¿qué quieren decirnos los constructores del limbo?.

La conspiración de los porteros

Para Borges, la «patria es una mala costumbre…pero precisamos esa costumbre». Aferrados a esa sentencia, quizá podamos digerir el nuevo look patriótico del país: absolutamente (%=Link(«http://analitica.com/cyberanalitica/matriz/8632718.asp»,»kitsch»)%), protagonizado por el Presidente (soy tu único hijo, Bolívar), el (%=Link(«http://www.megaelecciones.com/candidatos/8920835.asp»,»demagogo opositor»)%) (amamos al país y cambiaremos palabras por inversiones extranjeras) y el (%=Link(«http://www.megaelecciones.com/candidatos/5221189.asp»,»Jóvito postmoderno»)%) , según lo denominan sus amigos adecos. El «res non verba» ofertado por todos es un mapa en blanco, pero es claro que, como dijo el sabio, «ignorar nuestros males es un débil remedio». De allí la necesaria búsqueda de la cura, mas para lograrlo debemos realizar la breve suma de nuestros males: con una (%=Link(«http://analitica.com/va/research/7037915.asp»,»fortuna»)%) semejante, suele ser raro el sentido común.

Perfil imposible

Sentido común, mínima moralia y dominio básico de la aritmética es el perfil límite exigible a un probable Presidente. Sin embargo, la tríada en vidriera sobrecalifica en alguna categoría, pero ni siquiera alcanza la media en los dos restantes. Chávez fue nuestro más terrible experimento (con un 0/0/0 en sentido común, ética mínima y tablas de sumar y restar), al alterar el tranquilo curso de las expectativas de las mayorías quienes, cual (%=Link(«http://diariomedico.com/medicinasiglo/nobel1904.html»,»ratas pavlovnianas»)%) , aún salivan al verlo en la televisión. En unos meses, cuando el fraude sea aún más evidente, estas masas reclamarán (gritarán, saquearán, llorarán y finalmente se frustrarán en silencio) su bono gratis por ser tan reactivos.

(%=Image(2695295 ,»L»)%) Neobarberie

Nuestros abuelos griegos catalogaban de bárbaro a todo aquel que no ofertase un mínimo de civilidad en su ascendencia, porte e inteligencia. Los recién llegados candidatos locales no escaparían a tal ostracismo ancestral, ya que por descuido o en contra de su voluntad ellos han devenido en algo muy distante de ser persona. Son retóricos (con estilos dispares) y, afirma Alvaro Mutis, «cuando la retórica se alía con la demagogia se consigue una mezcla explosiva que desemboca en el caos y en el desenfreno». De sus pánicos, furias y sinuosas posibilidades, cada votante extraerá un símbolo (¡fuera oligarcas!, ¡rescatemos al país!, ¡welcome inversionistas!) que le permitirá dormir en paz. Yo, al contrario, agregaré piezas de lego al limbo que, desde la abstención, la mayoría edificamos sin por qué.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba