Opinión Nacional

¿El huevo o la gallina?

El régimen CHÁVEZ-FARC, acaba de brindarnos par de movimientos tácticos ante la estratégica batalla del 23N. La inminente estatalización del Banco de Venezuela, y la promulgación furtiva de 26 decretos-leyes, constituye otro episodio del ¨huir hacia adelante¨ a que nos tiene acostumbrados HUGO CHÁVEZ en sus momentos de fragilidad política, tal es el caso.

Ante ello, la mejor respuesta de las fuerzas democráticas seria sin dudas la selección de los mejores candidatos ante los precitados comicios regionales y locales, conforme al acuerdo ¨La Alternativa para el Cambio¨. Entramos al meollo del asunto: ¿Primero salimos de Chávez y luego adecentamos la política, o viceversa? Para muchos de nosotros, la respuesta es obvia: Adecentando la política es que saldremos de Chávez; postergar tal encomienda nos va costando 10 años, que no debieron pasar de dos.

Muy a pesar de las corruptelas y desmanes inherentes a nuestra actual dirigencia demócrata, y solo gracias al trabajo honrado y valiente de millones de venezolanos, en pro de la restauración constitucional, hoy el régimen CHÁVEZ-FARC se desmorona. La permanencia del Teniente Coronel Chávez en el poder, depende hoy, que duda cabe, de la podredumbre ética, inherente a buena parte de nuestro liderazgo demócrata, ratificada en el proceso de candidaturas unitarias, y su símil en las fuerzas militares venezolanas, quienes ha diferencia del sector político, les basta con la cómplice omisión, mientras comen y callan.

En este escenario de confrontación política, ni mejor ni peor que otros, la gente honrada tiene como siempre, un lugar que ocupar. En primer término, los ciudadanos demócratas bajo ninguna circunstancia debemos claudicar un ápice en nuestros principios éticos apoyando candidaturas unitarias establecidas en violación al pacto de unidad democrática del 23 de enero próximo pasado.

Resultaría contrario a la causa de la restauración constitucional el brindar nuestro voto a candidatos que bajo una farsa de unidad, incumplan con el perfil ético y de capacidad, pautado en el objetivo 10 del precitado acuerdo, condiciones sine qua non de una candidatura unitaria.

En la medida que para el 23 de noviembre contemos con candidatos demócratas destacados precisamente por su ética y su capacidad, el pueblo venezolano brindaría no solo apoyo electoral, sino además la fuerza popular en la calle, indispensable al ¨cobro¨ comicial, tan esquivo a nuestra causa, y entonces, como el pasado 2D, las fuerzas militares comprenderían, que sus intereses de grupo se encuentran del lado popular en defensa de la Constitución. ORA Y LABORA.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba