Opinión Nacional

El infierno sin fuego en El Paraiso

Temblor, Inundación y Apagón, tal cual un infierno sin fuego, fue lo que vivimos los ciudadanos que habitamos una de las tantas urbanizaciones recientemente declarada Patrimonio Cultural de la Nación, El Paraíso, las Fuentes, la Paz, la Loira, la cota 905 y sus adyacencias.

Todo comenzó con un primer evento un “temblor” impresionante, aproximadamente a las 9 pm del día 19/10/09, donde las rejas, los muebles, las cocinas y el piso traquetearon durante casi una hora, creando pánico, incertidumbre y asombro en todos los vecinos que aquí habitamos.

Cuando al fin parecía que la tierra ya no temblaría más y luego de un reencuentro agradable con los vecinos, ya que la inseguridad nos impide encontrarnos, nos contábamos nuestras emociones, llamábamos a nuestros familiares y reportábamos a las instituciones responsables sobre lo que sucedía

Vino el segundo evento una “Inundación,” de pronto ante nuestros ojos vimos en la esquina de la cuadra como los carros se devolvían extrañamente y se encontraban unos frente a otros, tal cual carritos chocones y oímos gritos que no sabíamos de donde provenían y ¿qué estaba pasando?

Oímos un ruido fuerte como una crecida de un río y vimos como apareció un caudal de agua, tal cual río Guaire, y fue cuando entendimos el desespero de los choferes de los carros que veían que el agua se les acercaba, junto con sillas, bolsas de basura, palos, cojines, y pare usted de contar, tal cual como las imágenes de la TV que uno ve en otros lugares.

Increíble, fin de mundo, mas de 50 años viviendo en la zona y segunda vez que sucede algo parecido aunque mayor que a principios de año cuando por la misma razón tembló la tierra en El Paraíso. Es inaudito, no tiene nombre lo que vivimos esa noche, a pesar de que ya vecinos de la zona habían denunciado ciertos temblores y hasta que explotó una tubería fue que se percataron de la emergencia que se avisaba.

Cuando nos dimos cuenta de la hora y que aun estábamos en la calle, nos pareció prudente resguardarnos. No fue necesario despedirnos, el miedo se apoderó de nosotros porque de pronto quedamos totalmente a oscuras.

Se dio el tercer evento un “Apagón” algo impresionante, parecía todo planificado, cuando logramos tranquilizarnos y ya nos reíamos de lo acontecido, nos llegaba algo nuevo para angustiarnos o para distraernos un rato mas.

Quienes no salieron por estar viendo el béisbol, leones-magallanes, pareció que se les castigaba porque, el apagón les interrumpió el juego y no pudieron ver el final y tampoco salir a ver lo que pasaba, porque ya no había luz.

Quienes estuvimos afuera y entramos asustados porque nadie previó que pudiera irse la luz y no teníamos linternas, porque hay que decir que en esta zona pocas veces por no decir nunca, se va la luz, tuvimos que hurgar en nuestras gavetas para conseguir las velas de rigor que por precaución toda familia tiene en su kit de emergencia.

Como todo ser humano responsable y positivo, conseguimos las velas y nos sentamos a disfrutar de la serenidad que se siente cuando estas a la luz de una vela (cuando por supuesto no tienes un enfermo, ni te encuentras a la intemperie, tienes un examen o trabajo urgente que entregar)

Cuando comenzamos a sentirnos agradados y relajados y nos acostumbramos a la tranquilidad de no hacer nada, vino la luz de nuevo, por supuesto se acabó esa nueva experiencia que comenzaba a gustarnos, volvimos a las tareas diarias del hogar de recoger los platos de la cena y terminar de ver Buenas Noches, saber como estaba el juego y si habían dado alguna noticia de lo que nos acontecía. ¡De nuevo se fue la luz¡.

Nos acostamos a dormir, pensando que al día siguiente nos informaríamos de la gravedad de lo que había pasado en la noche y con la angustia de que nuestros equipos electrónicos estuvieran en buenas condiciones.

Esperamos que por ser zona declarada Patrimonio Cultural, inviertan los recursos necesarios para atender la gravedad de los hechos acaecidos en este día de Octubre, ya que son hechos que no deben de nuevo ignorarse, pues debe evitarse otra situación de mayor envergadura.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba