Opinión Nacional

El jaque mate

La Sociedad toda está viviendo hoy en estado de angustia y constante estrés. No falta quien le dice que esto es una locura sin caer en la cuenta, tal vez, de que intentar una revolución comunista en pleno Siglo XXI lo es. Profunda crisis económica y fiscal, ejercicio de la violencia política como estrategia a través de los círculos y no saber que puede pasar mañana explican este estado de angustia colectivo que se vive. La pregunta que todos se hacen es como salir de esta pesadilla en la que se ha convertido este señor. Cual es la respuesta?.

LA SALIDA INSTITUCIONAL ESTA CERRADA, no es posible porque todos los Poderes están secuestrados por el Ejecutivo, o sea, no hay sino un solo poder y éste no se va a suicidar. En consecuencia, enjuiciar al Presidente por la masacre del 11 AB. o por el faltante escandaloso en el FIEM no es posible. O no admitirá el Fiscal la denuncia o la admitirá y la engavetará algo en que este Fiscal es un verdadero campeón olímpico. Como Clodobaldo. Como Mundaraín. Relegitimación y transitoriedad sirvieron, ambos, para blindar al Ejecutivo y que éste pudiera hacer lo que le diera la gana. Transitar la vía institucional como salida puede ser un ejercicio jurídico interesante y por supuesto muy democrático pero sin resultado práctico con la rapidez que hace falta.

LA SALIDA CONSTITUCIONAL que pasa por modificar el período presidencial, establecer la doble vuelta e ir a elecciones tiene tres dificultades. La primera fue llegar a un consenso que ya se superó. La segunda llegar a un nuevo consensus, esta vez mas difícil pues es entre Gobierno y Oposición en la Asamblea Nacional para designar un nuevo C.N.E. y una nueva INDRA para que la elección sea transparente. Esto será complejo y requiere tiempo para que se llegue a ese acuerdo. Si se llega. La tercera es que todo parece indicar que el tiempo se está terminando, que el enfrentamiento civil y militar crece cada día mas, que esto no se aguanta y que el estallido de la violencia, que todos por igual queremos evitar, llegue antes de que sea posible una salida institucional poco factible, o una salida institucional compleja pues requiere que ambas partes estén en la disposición de implementarla lo que no es nada seguro.

LA SALIDA DE LA RESISTENCIA CIVIL que no es que la autoriza sino a la que nos obliga, como deber ciudadano el Artículo 350 de la Constitución Bolivariana de Venezuela. (Leer bien este artículo). Si las condiciones allí mencionadas se dan, y es obvio que se dan, entonces el ciudadano DESCONOCERÁ al régimen. Se usa un verbo imperativo. O sea, no solo podemos desconocer al régimen sino que estamos obligados a hacerlo e ir a la resistencia civil. Esta salida tiene la enorme ventaja de que puede implementarse sin la intervención de ninguno de los poderes públicos, ni siquiera de la Asamblea Nacional. Tampoco se necesita de un acuerdo Gobierno-Oposición. No hace falta. Depende solo de los ciudadanos, de la Sociedad Civil y de los integrantes de los diferentes partidos políticos. Por lo tanto puede llegar ANTES de que se desate la violencia que sería una verdadera tragedia nacional de consecuencias impredecibles internamente y que proyectaría una imagen externa de Venezuela muy desfavorable para captar inversiones y poder reconstruir el país.

LA SALIDA DE LA CRISIS ACTUAL a través del 350 es, sin duda alguna, la mejor tanto por la autonomía que tiene el ciudadano para implementarla como por la celeridad para desatar este nudo que nos ahoga a todos, sin excluir por cierto a muchos de los simpatizantes del propio Gobierno.

Tres acciones concretas pueden activar el artículo 350 de la Constitución:
1ª)Establecer un cronograma de marchas indefinidas en todo el país con una consigna única: la renuncia del Presidente. La repercusión interna e internacional de estas marchas será enorme, pues es una forma de manifestarse la voluntad popular que hoy está secuestrada.

2ª)Hacer un llamado cívico al no pago de impuestos, ahora mas justificado que antes después de lo sucedido con los fondos del FIEM. Es cierto que hay impuestos que son de cobro automático, pero también lo es que la conciencia cívica es mucho más poderosa y si esa conciencia funciona en retentores y contribuyentes por igual de forma masiva no habrá quien pueda con ella. Se le va de las manos a este o a cualquier Gobierno. De hecho el propio Gobierno está en esta onda porque al desactivar el aparato productivo está disminuyendo la recaudación de los impuestos como lo declararon las autoridades respectivas al reconocer una reducción importante en la recaudación fiscal que se esperaba.

3ª)Ir a una huelga general, sí de carácter político, porque el 350 nos obliga a hacerlo sin dejar de considerar que el sector obrero tiene, además, fundadas razones de carácter social por los incontables contratos colectivos que están vencidos y por la negativa del Gobierno aaumentar los sueldos cuando la inflación se ha acentuado por su mala administración. Las empresas tienen también sobradas razones porque están conscientes, cada día mas, de que la permanencia de un régimen totalitario pasa por desmantelar el aparato productivo privado para llegar así a una economía estatista, algo que cada día está mas claro.

Como no estamos en la acción sino en el análisis y la reflexión, ignoramos si tendremos tiempo o no de obedecer el Artículo 350 de la Constitución y aplicar la resistencia civil pacífica para salir de esta coyuntura. Pero lo que si vemos muy claro es que si se opta por esta salida estaríamos superando la situación de manera pacífica, dentro del marco de la Constitución y no solo con la aceptación de la Comunidad Internacional sino con su admiración. Algo que es hoy muy importante.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba