Opinión Nacional

El nombre de su problema (III)

La ciencia es un lenguaje correcto.

Alfonso Reyes

Uno de sus frecuentes motivos de desconcierto es el hombre que se le debe dar a su problema.
Vd. Se preguntará.

– ¿ Soy un borracho?.

– ¿ Soy un alcoholista ?.

– ¿ Soy un enfermo alcohólico ?.

– ¿ Soy un bebedor social ?.

– ¿ Será que no tengo problema alguno y tomo cuando quiero y dejo cuando quiero ?.

Plantearse estas preguntas significará para Vd. una dificultad más, porque su polémica interna sobre el nombre de su trastorno le servirá a su enfermedad para confundirlo más todavía. Lo malo es que a través de esas dudas lingüísticas, Vd. tratará de engañar a los demás y también se engañará a sí mismo.

Lo que vamos a hacer es liquidar este problema de una sola vez. Porque, se llame como se llame, el hecho objetivo es que Vd. bebe alcohol de tal manera que ello le causa problemas en todas las áreas de su vida.

Problemas en su vida familiar. Ya se han mencionado las dificultades en sus relaciones con su esposa e hijos.

Problemas económicos. Las sumas que se gastan en alcohol son necesarias para todos los demás aspectos de su vida. Además la ingestión de alcohol disminuye sus rendimientos y sus ganancias.

Es posible que con su euforia e irresponsabilidad alcohólica haga negocios que terminen por perjudicarlo.

A causa del ratón del día siguiente puede ser que tenga dificultades con sus compañeros, atienda mal a la gente y padezca de olvidos nefastos.

Problemas de su salud física. Enturbiamiento del pensamiento, lagunas mentales, problemas del corazón, del hígado, de los miembros inferiores, o trastornos psiquiátricos.

Problemas sexuales. Escribía un dramaturgo inglés que «el alcohol excita el deseo pero impide la consumación.»
Vd. podrá padecer o no de alguno, varios o todos estos síntomas. Se encuentran latentes y en algún momento van a aparecer.

Por lo tanto, no es importante el nombre teórico, médico o académico que se le de a su ingestión. Para evitar manipulaciones en base a palabras, le proponemos que se le quede grabado lo siguiente.

«Vd. tiene un grave problema con su ingestión de alcohol que lo ha obligado a requerir ayuda médica.»

Para conocer mejor su problema, le ofrecemos algunas definiciones sobre la ingestión de alcohol.

BORRACHERA, O EBRIEDAD, O EMBRIAGUEZ. Estado agudo de intoxicación alcohólica que no tiene necesariamente que ver con la enfermedad.

ABSTEMIO. Persona que se abstiene totalmente de beber alcohol. Es lo que sucede en ciertas religiones (sobre todo el Islam) y en los enfermos alcohólicos, a los cuales les está prohibido la mínima cantidad de alcohol, so pena de recaída.

EMBRIAGUEZ PATOLOGICA. Persona que cuando bebe alcohol, a veces en pequeñas cantidades, pierde la lucidez y es capaz de cometer actos anormales de los cuales después ya no guarda recuerdo alguno.Se ve en los enfermos avanzados y en los disrítmicos cerebrales.

ENFERMO ALCOHOLICO. Existen dos definiciiones.

La del Dr. Fouquet reza; enfermo alcohólico es aquella persona que es incapaz de abstenerse y después que ha comenzado, de detenerse.

Por sus consecuencias se define a enfermo alcohólico a aquella persona que bebe de tal manera que ello le produce problemas en su salud física, física, en su vida de framila, relacional, laboral o en cualquier otro campo.

SINDROMO DE ABSTINENCIA. Cuadro que se produce en el enfermo alcohólico por suspensión brusca de la ingestión produciendo graves síntomas psíquicos.

DELIRIUM TREMENS. Estado agudo, somático, con fiebre, confusión mental, temblores profusos, y alucinaciones terroríficas, en general de animales, que puede ser causa de muerte.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba