Opinión Nacional

El nuevo liderazgo

El férreo control que tiene el régimen sobre las instituciones, y en general, sobre el Estado Venezolano, no nos impide hacer un trabajo silencioso para rescatar a una sociedad hastiada de mentiras, vulgaridades, banalidades, crímenes, violencia e hipocresía. La respuesta al régimen es contundente. Nuestra sociedad está despierta y reacciona en el momento de las definiciones y apela a valores muy sólidos que se ha venido fortificando en la medida en que nos establecemos como nación.

Se equivocan quienes pretenden contaminar a nuestro país con la cultura de la muerte e imponernos un estilo de vida al servicio de intereses externos, muy alejados de la cultura de vida, de valores democráticos, de justicia y de libertad, propios del venezolano. Nuestra sociedad está más unida de lo que ilusamente piensan los invasores infiltrados hasta el último rincón de nuestras vidas. No se equivoquen. Nuestra riqueza es de nosotros, los venezolanos. Nuestro pueblo, somos nosotros, los venezolanos. Nuestros sueños y valores son nuestros, de los venezolanos. No se equivoquen.

Desde hace rato el pueblo venezolano vive al margen de un Estado secuestrado por intereses externos. La fantasía mediática muestra una realidad virtual muy alejada de lo real. El silencio y la prudencia están más activos que nunca, incluso, dentro del mismo oficialismo.

La paciencia y la resistencia democrática se organizan de forma natural y el nuevo liderazgo está pensando, creando y actuando.

La verdadera Venezuela está activa y es más inteligente que quienes controlan el monopolio mediático y de la información. El nuevo liderazgo está atento, escondido en el silencio, en la reflexión, en las universidades, en los cuarteles, en los partidos políticos, en la sociedad civil organizada, en el sector público, en el sector privado, en el exterior, en el oficialismo. El nuevo liderazgo se forma desde de una sociedad que ha muerte varias veces, pero se niega a morir para siempre.

El perverso plan oficialista para desarticular y destruir cualquier iniciativa de encuentro y de organización de nuestra sociedad es frágil, porque, aunque muy lejos y distante, el venezolano está unido en valores, principios, costumbres y en proyecto y visión de país. No se equivoquen.

El nuevo liderazgo está atento y se forma inspirado en valores innegociables que reviven ante la adversidad, la falta de oportunidades, la mezquindad, el egoísmo, la pobreza, la mentira, la violencia, la politiquería y de la injusticia.

En cualquier momento, el nuevo liderazgo estará unido, y no hará falta esperar el llamado, porque todos sabrán lo que le corresponde hacer.

Venezuela es más grande que el régimen. No se equivoquen.

(*)Coordinación de Formación

Y Gerencia Política

COPEI/Zulia

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba