Opinión Nacional

El ocaso de revolución bolivariana

Del régimen actual se ha dicho que no es una dictadura clásica: “No enfrentamos una dictadura clásica. En el mundo de hoy, aun los regímenes más despóticos tienen que guardar ciertas formas… Manipulan leyes y transforman Constituciones para otorgar “legalidad” a sus arbitrariedades, y recurren a consultas populares y elecciones amañadas para exhibir una supuesta “legitimidad” María Corina Machado. 12 de Nov. 212. A este criterio le estaría haciendo falta agregarle que, la estructura política de la “revolución bolivariana” en Venezuela tiene una fuerza muy bien definida en términos militares gracias a la intervención y la experiencia de la inteligencia política cubana. Este hecho vincula la “revolución bolivariana” con la revolución cubana. Esta relación no descanse fundamentalmente en las “Misiones” del régimen chavista, sino en la burocracia militar más centralizada y mejor dotada estratégicamente para el control del poder que existe en América Latina.

La estrategia del control del poder dentro de la perspectiva anotada anteriormente, pasa por tener los que algunos llaman un Estado profundo, es decir, la creación de una estructura que brinde importantes privilegios a los militares con un servicio de inteligencia que tiene como prioridad el control del ciudadano y donde actúan los militares y policía, conjuntamente con el poder judicial. Las elecciones controladas por esta inteligencia a través del CNE y las “Misiones” han creado la ilusión de un apoyo popular masivo al proyecto chavista. El problema ha estado que, la oposición no ha podido, o no ha sabido manejar una estrategia dirigida a desmontar políticamente la voluble retórica popular del régimen, en tanto la mayoría de los venezolanos continúa en la más espantosa pobreza, ahora agudizada por el desempleo, la inflación, le inseguridad y la escasez de los alimentos que, ha provocado que el entusiasmo por el proyecto chavista se evapore durante los 10 meses de la reelección del difunto Chávez lo cual evidencia el rotundo fracaso del proyecto chavista

Hoy estamos no sólo ante una grave crisis económica, sino ante serios retos políticos por la democracia. La simple descripción de lo que está ocurriendo con la inflación, el control de cambio, el desabastecimiento de alimentos y de productos de otra naturaleza (papel toilet, jabón de baño, crema dental, repuestos de vehículos, otros) nos hace presumir que, el Estado Chavista y sus instrucciones no tienen alternativas que ofrecer a los venezolanos.

Ojalá que ante este ocaso de país que estamos viviendo, y antes de que se le rompan las costuras a este régimen, la oposición encuentra repentinamente una salida “política” a las aspiraciones populares y las frustraciones acumuladas no coloquen el escenario político, fuera de la bulla, los aplausos de los mítines y los discursos electorales

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba