Opinión Nacional

El olfato del Gato Briceño

Nunca he oído que los felinos tengan un sentido del olfato muy desarrollado, pero deben tenerlo porque son depredadores y carnívoros.

De lo que si estoy seguro es que el mentado Gato Briceño, que se hizo con el control de los votos regionales del chavismo por 13 años, tiene demostrado su fino uso con su sobrevivencia política, usando varias de sus 7 vidas.

Yo lo conocí en Cumaná donde, estando yo de gira por Salas Romer, en la campaña presidencial de 1998, en el mes de Agosto, fue a verme para sondear si en el comando del candidato Salas podíamos apoyarle en su aspiración para gobernador. Le expliqué entonces que ello era poco menos que imposible.

Dio una voltereta de 180 grados y se fue a buscar el samán chavista para que lo arropara con su sombra.

Perdió en esa oportunidad contra el joven gobernador adeco que repetiría en esas elecciones separadas de noviembre del 98 y que después fue a parar a Miami.

Pero ”El Gato” quedó ya afiliado a los rojos y en la pista de despegue, para hacerse luego con esa gobernación en ese bastión adeco, con los votos chavistas y un liderazgo opositor en fuga.

El Gato acaba de confesar, nada menos que en Globovisión, que hace tiempo Diosdado le tiene montadas toda clase de trampas para echárselo al coleto.

Está cambiando el panorama…El gato anda ahora sobre el tejado, abriéndose espacio hacia la oposición.

En lugar de salto de talanquera tendremos saltos de tejado. “Cosas veredes amigo Sancho”.

A diferencia del comando de Salas, desde el Comando Tricolor, se le han enviado las primeras señales sobre que puede contar con la plenitud de usufructo de las vidas que le quedan.

«El Gato» sabe que esta vez puede pelear contra Diosdado, porque huele que se acerca un cambio de viento, o vientos de cambio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba