Opinión Nacional

El Onirismo de la oposición

Con motivo de su renuncia a la candidatura presidencial, el viernes 04 de los corrientes, Teodoro Petkoff manifiesto: «…Quiero dejar bien claro que la decisión de retirar mi candidatura no significa, ni que avalo el abstencionismo, ni que me sustraigo del combate político» Luego de establecer cuales son en su opinión los signos de autoritarismo, autocratismo y militarismo agrega: «Por estas razones, reafirmo mi convicción en una estrategia democrática, que recurra a las elecciones para consolidar las libertades públicas y los derechos ciudadanos.

Siempre hemos estado conscientes de los obstáculos y trampas con que el gobierno ha sembrado este camino, del insólito ventajismo oficialista y de sus abusos incontables, así como también del perverso rol que, con sus errores, han jugado algunos poderes fácticos»

Lo que se le escapa a Teodoro plantear, es que la oposición ha consumido todas sus energías hasta ahora, en la pura acción electoral, y cuando nos practicaron el fraude en el Referéndum Revocatorio Presidencial, no fuimos capaces de salir a defender la victoria. Mientras que otros, entre ellos el propio Teodoro, avalaron los resultados. Casi inmediatamente después (31 de Octubre 2004) se participa de las elecciones regionales bajo el argumento de que había que «conservar los espacios»

La acción electoral con un CNE al servicio del régimen, aparte de estéril, nos conduce a un callejón sin salida. El debate electoral ha constituido para la oposición, una mera acción coyuntural sin una visión estratégica. Y ello ha sido así, por cuanto no ha existido interés de construir un espacio para la reflexión. Nuevamente la oposición se entretiene en unas elecciones donde a todas luces, los resultados están cantados.

Este comportamiento del liderazgo de la oposición no le ha permitido en todo este tiempo, encausar el descontento de un buen numero de venezolanos que se oponen al régimen. A los dirigentes de la oposición, pareciera escapárseles el grave peligro en que nos encontramos de perder al el país en manos de una dictadura, que acabaría definitivamente con la poca libertad que todavía nos queda. Ante esta realidad, la oposición se desgasta en una campaña electoral insípida, inodora e incolora. Es esto lo que no parecieran entender estos infelices candidatos de la oposición.

Ante toda esta parafernalia electoral, uno se pregunta; ¿Dónde esta la pelea de estos precandidatos, por las condiciones necesaria para asistir a unas elecciones limpias y trasparentes? Ninguno hasta ahora, incluyendo al propio Teodoro, ha tenido una conducta firme y de manera frontal contra un registro electoral «envenenado» que no garantiza en modo alguno, la idoneidad de los resultados. No se trata de ser abstencionista por capricho o malacrianza, lo que no haremos es participar de un onirismo que es lo que hasta ahora ha venido practicando la oposición .

(*) Economista

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba