Opinión Nacional

El país de lo imposible

Cualquier cosa imposible puede ocurrir en este, nuestro maltratado país. Tenemos que hacer un vuelo rasante de los últimos acontecimientos para darnos cuenta de que sí puede ser el título de este artículo. El presidente de la república se vanagloria del conocimiento de las actividades que él gerencia. Cree dominar áreas tan complicadas como la economía, cuando él no sabe nada, demostrándolo en muchas oportunidades: “Venezuela está blindada”. Lo que está haciendo con la destrucción de la planta industrial, productiva de la nación es una demostración más de su inmensa ignorancia; no sabe cómo hacer para que el país salga de su dependencia alimentaria e industrial. Lo de los bancos es algo único en la historia nacional. Decir que Chávez no sabía que Fernández, Arné Chacón, Torres, y los otros, estaban siendo tutelados por el mismo poder es decirle al pueblo, en su totalidad, que él no está en pleno dominio del cargo que sustenta. El presidente, con este gran error de responsabilidad, está dejando espacio para que se piense o se especule cualquier cosa sobre su mandato. Una irresponsabilidad enorme: imposible que ocurra con alguien que sí ejerce el cargo que sustenta, que gerencie. Lo que pasa en el Táchira es algo que deja al gobierno muy mal parado ante el pueblo tachirense y ante la nación completa. Por el simple hecho de no aceptar que en el Táchira, otra persona, Pérez Vivas, pueda ser gobernador, a pesar de que se demostró que el pueblo lo prefiere, el gobierno central está maltratando a ese estado que tiene el mismo derecho que todos los otros estados de la república. Gasolina, no hay. Electricidad, la cortan con muchísima frecuencia. Las carreteras, dan lástima. La seguridad, brilla por su ausencia. Lo más triste es, que es el mismísimo gobierno quien desgobierna, quien destruye a su propia nación, quien maltrata a los venezolanos. La muerte del estudiante en el Táchira durante la protesta, es algo que debe traer a la reflexión a los gobernantes, al pueblo, a los estudiantes. El hecho de que el ministro del interior y justicia dijera: “La policía no evitó que mataran al estudiante”, palabras más palabras menos, demuestra la mínima importancia que el gobierno central le da a tan dramático suceso. Los ingresos en diez años han sido más de 998 millardos de dólares, por concepto de petróleo, además de otros ingresos por impuestos sobre la renta, venta de productos ferrosos, aluminio, oro, diamantes, entre otros. Y sin embargo parece imposible que éso sea verdad cuando vemos al país en el estado que se encuentra. Deterioro total. Carreteras en un estado deplorable. Invasiones de terrenos para construir ranchos de lata y cartón que afean las ciudades. Necesidades inmensas. Inflación galopante e indetenible. Mediocridad administrativa. Corrupción a todo nivel. Inseguridad sofocante. Qué pena. Qué vergüenza. Pero sí hay dinero para comprar juguetes de guerra: tanques, aviones, cohetes. Endeudamiento de la muerte. El gobierno maltrata al ciudadano. El presiente insulta a los venezolanos, les miente, los engaña. Imposible? Vean al país petrolero sur americano y verán que lo imposible ocurre. PDVSA, una vez la más grande empresa de petróleo de América y tal vez del mundo, es hoy, una compañía que ocupa el noveno puesto en ventas a nivel mundial. Parece que su endeudamiento mantendrá a los venezolanos con una carga muy pesada, por muchos años. Todo lo imposible puede ser posible en manos de este gobierno.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba