Opinión Nacional

El Paro Cívico Nacional del 6/1 al 9/1

El Paro Cívico Nacional (PCN) se alimenta del descontento popular, como lo revela la última investigación de CECA. De una muestra de 1200 personas, el 63%, es decir
756 de los entrevistados, lo apoyan y verían con buenos ojos su
radicalización para alcanzar el objetivo de: ¡ Elecciones Ya.!
Adicionalmente un 62%, mayoritario en todos los estratos económicos,
respalda la convocatoria a referendo consultivo.

No obstante lo anterior, es necesario puntualizar que una vez pasados 37
días del PCN, algunas personas se plantean la necesidad de analizar,
cómo participar en la protesta, sin afectar la necesidad de sobrevivir
ante la crisis económica. La prensa recoge posiciones de sectores que
trabajan en horario reducido, tal es el caso de los bancos,
aseguradoras, supermercados, agencias de viaje, empresas de
telecomunicaciones y consultorios profesionales, entre otros, que ante
el compromiso de pagar sueldos y salarios a sus trabajadores y
empleados, han optado por aceptar de manera colectiva, una reducción de
sus ingresos para no acudir a la drástica medida de despedir personal.

Las asambleas de las comunidades educativas a fin de decidir como
recuperar los días sin clase, se enmarcan en este mismo contexto. Estas
posiciones no puede interpretarse como un resquebrajamiento de la
voluntad de continuar presionando, debido a que muchas de las personas
dentro de esta situación, participan activamente en las protestas,
marchas y concentraciones convocadas por los organizadores del PCN.

Estas se mantienen con igual intensidad.

El hecho que el PCN no haya obtenido hasta el presente, su objetivo
primordial, tampoco es razón de fracaso, sino más bien que enfrenta una
oligarquía aferrada al poder que controla de paso otros poderes e
instituciones en las cuales se apoya. La conclusión que se deriva de lo
anterior es que los actuales gobernantes carecen de sensibilidad frente
a las agobiantes dificultades por las que pasa el pueblo, principalmente
los más necesitados, los trabajadores y la clase media.

El tiempo ha permitido, contrario a lo que algunos predecían, incorporar
más personas y voluntades al PCN, y los intentos del gobierno por
«decretar la normalidad» sobre todo dentro de la industria petrolera y
la marina mercante han fracasado rotundamente. El paro de 48 horas
iniciado el jueves 9/1 por los trabajadores bancarios y el paro
anunciado por los gremios de transportistas para la semana que viene,
son tan sólo algunas de las acciones que podrían multiplicarse de
mantenerse la intransigencia oficial.

No se pueden pasar por alto las presiones que el gobierno ejerce sobre
los trabajadores sumados al paro. Los intentos de soborno e intimidación
y las agresiones físicas, no le han dado los resultados esperados, así
como tampoco la incorporación de personal extranjero en estos objetivos.

La mejor prueba se tiene, en los fracasados intentos por poner a
funcionar pozos e instalaciones de la industria petrolera, con personal
inexperto o insuficiente. El racionamiento de gas, gasolina y otros
derivados es igualmente revelador de la inefectiva política oficial.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar