Opinión Nacional

El partido del hegemón

El ‘jefe único’ volvió sobre el tema: “Quien está en contra del PSUV está en contra de Chávez” (UN, 06/05/07,19). Esta es la respuesta a quienes dicen que están con él pero no con la imposición del partido exclusivo, que avanza con la mayor fuerza en un objetivo central: controlarlo todo.

Por ello, la ‘sabia decisión’ de acabar con la pluralidad de organizaciones y pensamientos que dan su apoyo a este régimen. En adelante se impone crear el partido único y unido que impida los enfrentamientos por intereses que han conformado un cuadro de peligrosa y creciente implosión.

Y se plantea también una tarea impostergable: marchar unidos hacia la implantación de la hegemonía socialista. El Hegemón está ampliamente autorizado y convalidado desde el 03D-06 cuando ‘las oposiciones’ reconocieron esas elecciones como las más pulcras y transparentes de la historia de este ex-país.

¿Pero cuál es el proceso de formación y desarrollo de esta hegemonía? ¿Cómo se inició esta compleja historia?

Hace apenas horas el GP volvía sobre el asunto de los orígenes del fenómeno que encarna. Luego de finalizado un partido de béisbol entre Cuba y Venezuela realizado en el estadio de la Academia Militar, recordaba su ingreso a esa institución con materia aplazada, algo que entonces no se conocía.

Su cuento-explicación es muy malo. Él se presenta al lugar en 1971 y dice: aquí estoy yo. Sé que no cumplo con los requisitos académicos exigidos para el ingreso. Pero yo soy deportista y sé que ustedes requieren de cuadros deportivos para los próximos juegos inter-militares. José Antonio Casanova lo mandó a ponerse el uniforme de pelotero y lo probó como bateador. Dio tres batazos de gran poder que fueron suficientes para que se decretara su “ingreso temporal” a la AM.

Y de inmediato agrega el GP en la conversación con los comentaristas cubanos: fíjense ustedes que la suerte de haber dado esos tres batazos cambian la historia. Porque si no hay mi ingreso a la AN no hay 04F-92. Como buen positivista piensa que de no haber nacido fuera otra la historia de hoy.

Justamente, lo que hemos mantenido tiene que ver con la programación que de alguna manera se estableció para que hubiese este tipo de conexión desde los tres batazos, el 04 de febrero, la aparición del líder emergente, su elevación a la presidencia con el visto bueno del Departamento de Estado Norteamericano, hasta el socialismo del siglo XXI y la creación de los motores que permitan concentrar todos los poderes en el camino de la formación de un Estado social-capitalista que hace de la distribución-regalo su arma geopolítica fundamental.

¡Qué lejos han llegado los batazos que permitieron su ingreso en la AM! La suerte-casualidad ha pagado grandes beneficios. El plan que se aplica parece haber funcionado a la perfección. El joven no sólo entra en la AM sino que a los pocos días escribe en su Diario (cfr. Herma Marksmann, Hugo Chávez me utilizó, CPT, 2004) que allá en Sabaneta estarán sus amigos, echando broma, con sus novias, en sus fiestas, mientras yo estoy aquí preparándome para las funciones que tendré que cumplir en el futuro.

Y en 1974, en Cumaná, al ver descender del avión a Carlos Andrés Pérez que viajó a la inauguración de los juegos Inter.-militares, escribe en su Diario (Op.cit), que algún día quisiera ser como él y regir los destinos del país. En este caso no habla el pelotero, sino quien aspira cumplir una labor política.

Es absolutamente imposible que un muchacho del común, en forma aislada, sin ninguna conexión expresase que está llamado por el destino de la patria.

El GP sabe perfectamente que en este Diario está la clave de su carrera hacia la posición de cabeza de la hegemonía llamada a liquidar a la que prevalece a lo largo del llamado período democrático.

El nuevo proyecto asumiría un ropaje diferente. En los tres batazos frente a Casanova estaba ya planteada “la rebelión militar del 4F-92” y la propia hegemonía contenida y expresada como socialismo del siglo XXI.

Hoy, cuando vemos al GP tras la lucha por el partido único-unido, advertimos que se trata de crear una base suficientemente fuerte en lo numérico que sirva de fundamento al proyecto del Hegemón. Es la disposición-decisión de fundar un partido a la medida de la ‘dominación revolucionaria’ que se ofrece como la mejor salida para el drama-tragedia-gran crisis de este ex –país.

Una base numérica que hasta hoy sólo ha sido posible por vía de la trampa-fraude, la tarifa-compra y la represión-intimidación. Un hegemón que se sostiene sobre el poder de los petrodólares, las armas y el apoyo comprado a punta de regalías.

Un hegemón, vacío de ideas y de proyectos que vayan más allá de la concentración desmedida de poder, para ejercerlo, no en favor de los desvalidos, pobres y desheredados de la tierra, como tanto proclama, sino en función de convertirse en el héroe-Mesías de este tiempo, disputándole ese lugar a Jesús, Bolívar y al propio Fidel Castro.

Y su tragedia es la de todos los hegemones, de quienes no ha podido diferenciarse históricamente. Requiere del grito, la retórica, la proclama estruendosa para hacerse creer, porque carece de base, de obra, de capacidad de y para la trascendencia.

Necesita de la concentración de fuerzas para que se le reconozca su auto-proclamación de Hegemón. Porque lejos de construir apoyo y solidaridad ha concitado odio, fractura y pugnas enconadas por el usufructo de los beneficios y la riqueza de los que se ha apropiado.

Un verdadero solitario rodeado de una multitud que medra de él.

Debe comprar los apoyos, para obligar al que recibe a sustentarlo como superior, vacío como está de todo proyecto de porvenir, que tome en consideración al colectivo como ente participante y activo de su propia historia. Sólo ha podido reproducir y multiplicar la miseria, para obligar al que no tiene a rendirle tributo a las sobras de las que dispone.

Ha sido triste el papel que le ha tocado jugar desde el momento en que conectó aquellos batazos de su vida. Y hoy está ubicado ante una realidad en la cual ocupa puesto central en la ejecución de acciones que lo llevan a tener cada día más credenciales para formar parte de las filas de los hegemones de todos los tiempos, con toda su carga de destrucción, pasado, miseria, violencia y muerte.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba