Opinión Nacional

El Periodista J.R.Ramírez ya lleva 19 meses preso

(%=Image(4957752,»C»)%)
Verdugo no pide clemencia

*** He sido contundente y mordaz en mis denuncias contra la corruptela, arbitrariedades, tropelías y todo ese estado de cosas irregulares generadas por los jerarcas del régimen y sus acólitos, por eso hoy aguanto mi pela con dignidad y sin lloriqueos.

«He sido contundente y mordaz en mis denuncias contra la corruptela, arbitrariedades, tropelías y todo ese estado de cosas irregulares generadas por los jerarcas del régimen y sus acólitos, por lo que bien me cae ese adagio popular que reza: ‘verdugo no pide clemencia’, por el contrario, aguanto mi pela con dignidad y sin lloriqueos».

Quién así se expresa es el periodista José Rafael Ramírez Córdova, preso desde hace más de 19 meses, acusado de los siguientes delitos: Extorsión, asociación para delinquir, resistencia a la autoridad y difamación e injuria agravada; que son procesados en el expediente nomenclatura 25J-481-08 que cursa actualmente por ante el Tribunal 25º de Juicio del área metropolitana de Caracas. Estuvo recluido durante un año en un calabozo de la peligrosa cárcel “La Planta”, ubicada paradójicamente en El Paraíso, Caracas. Allí, en un hecho que jamás fue esclarecido, intentaron asesinarlo la tarde del 13 de junio pasado, lo que obligó su traslado, bajo fuerte medidas de seguridad, a un calabozo del Centro de Reclusión Policial de la Policía Metropolitana, en Los Flores de Catia.

Sobre este caso permanecen abiertas varias interrogantes: 1º) La acusación Fiscal que más pesa contra J.R.Ramírez es la de extorsión, contra el trader del sector petrolero, Wilmer Ruperti Perdomo; y esto resulta un tanto extraño, pues a saber, José Rafael Ramírez es un periodista especializado en el tema judicial y no en el petrolero, además que no consta en ninguna parte, que jamás haya escrito una letra sobre el tema petrolero. Tampoco en ninguna de sus columnas (Polémica Jurídica) se mencionó nunca el nombre de Wilmer Ruperti, como afirma el Ministerio Publico en su acusación contra este. ¿Cómo y quién explica esto? 2º) Igualmente llama la atención que Ramírez es acusado también del delito de «Asociación para delinquir», previsto y sancionado en la Ley Contra la Delincuencia Organizada; pero resulta que el único procesado en este caso es él ¿entonces con quién estaba asociado para cometer ese delito? 3º) Lo acusan además de «Resistencia a la autoridad», cuando hay pruebas de que fue llevado desde el sitio donde lo hicieron preso hasta la sede del CICPC en Chacao a pie y sin ser esposado ¿Cuál resistencia hubo allí? 4º) De las acusaciones por los delitos de «difamación e injuria agravada» se desprende que estos los habría cometido el periodista José Rafael Ramírez desde el calabozo donde lo metieron, cosa que tampoco tiene una explicación convincente.

Hay, en las columnas de J.R.Ramírez, hay cerros de denuncias contra magistrados y funcionarios del Tribunal Supremo de Justicia, incluyendo a sus dos últimos presidentes; contra el ex Fiscal Isaías Rodríguez, contra jueces de la Corte de Apelaciones, contra jueces de instancia, contra fiscales del M.P, contra funcionarios de la Dirección de la Magistratura (DEM); etc., etc. Fue el primer en denunciar la corrupción del magistrado Luís Velásquez Alvaray en la DEM, lo que al final condujo a la defenestración de éste del Poder Judicial. Igual lo hizo contra la ex Procuradora General de la Republica, Marisol Plaza, también destituida del cargo. El periodista José Rafael Ramírez, quién tiene 55 años de edad y 33 ejerciendo la profesión, no se arrepiente de nada de lo que ha hecho, por el contrario y a pesar de estar preso hoy, cree que «hay que seguir retando al régimen y profundizar en las denuncias. Estoy claro que quienes gobiernan hoy a Venezuela son unos desvergonzados, a quienes poco les importa que les descubramos sus vagabundearías, pero hay que escribir, porque algo queda, como decía Kotepa Delgado».

–Si pides perdón y prometes que dejaras de ejercer la profesión, tal vez te dejen quieto y te saquen de prisión.

“¿Perdón a quién? Quienes han seguido mi trayectoria saben que he sido contundente y mordaz en mis denuncias contra la corruptela, arbitrariedades, tropelías y todo ese estado de cosas irregulares generadas por los jerarcas del régimen y sus acólitos, por lo que bien me cae ese adagio popular que reza: «verdugo no pide clemencia», por el contrario, aguanto mi pela con dignidad y sin lloriqueos».

Entonces ¿no aspiras tu libertad?

¡ Claro que si !, y la he reclamado muchas veces, pero prefiero morir preso que recibir una libertad negociada o condicionada por el régimen. Desde que caí en prisión lo único que he pedido es que se me respeten mis derechos consagrados en la Constitución, a ser juzgado en libertad, a tener un juicio justo, presidido por un juez imparcial, pero eso, definitivamente es utópico en la Venezuela de hoy. Piso sobre tierra firme y por eso estoy convencido que en estos tiempos, y con esta «justicia» roja rojita, jamás me juzgaran con imparcialidad. Ya me he mentalizado a que voy a pasar un buen tiempo preso y punto. Es así.

Pero ¿de cuánto tiempo estamos hablando?

Del tiempo que los jerarcas del régimen dispongan o hasta que caiga este gobierno. Ni más ni menos. Recuerden que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

¿De que te lamentas?

De no haberme dado cuenta de la trampa que me armaron para enjaularme; pero más del sufrimiento que por este motivo ha padecido mi familia, fundamentalmente mi madre, mi padre y mis hijas y mis hermanos. Por mi no, porque al fin y al cabo, como decía mi abuelito Quintín, la cárcel se hizo pa’ los hombres.

¿Que haces en el calabozo?

Aprovechar el ocio carcelario para leer, leer y leer… tomar apuntes y escribir. Ya he llenado de letras y garabatos no se cuantos cuadernos.

¿Qué has leído?

Muchas cosas. No miento si digo que en estos 19 meses me he leído y releído no menos de 100 libros, entre ellos: «GÓMEZ, un enigma histórico» (es el último que dejó imprenta el difunto Jorge Olavaria); «Confidencias Imaginarias de Juan Vicente Gómez» (Ramón J. Velásquez); «Castro y Gómez» (Carlos Siso); «Rómulo Betancourt, político de nación» (Manuel Caballero); «Biografía de Winston Churchill»; «Aves de Rapiña sobre Venezuela (escrito por Juan Bautista Fuenmayor Rivera, bajo el seudónimo de Norman H. Dupray); «El Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. Aspectos institucionales y procesales» (Héctor Fagúndez Ledesma); «Filosofía para bufones» (Pedro González Calero); «El verdadero Pablo. Sangre, traición y muerte…» (Astrid Legarda); «El Sol de Los Scorta» (Laurent Gaudé); «FE» (Len Deigghton); «BOLIVAR. Caballero de la Gloria y de la Libertad» (Emil Ludwing); «Bolívar, herencia de todos» (Luís José Silva Luongo); «Los Watergate Latinos» (Fernando Cárdenas y Jorge González Patiño); «Los Imposibles» I y II (Leonardo Padrón); «La Fiesta del Chivo», «Crónicas de la chica mala» y «La Tía Julia y el escribidor» (Mario Vargas Llosa); «El Proceso» (Franz Kafka) «Cien años de soledad» y «Crónicas de una muerte anunciada» (Gabriel García Márquez). «El Padrino» y La Omertá (Mario Puzo); «Guerrilla y conspiración militar en Venezuela», «Historia Secreta de la Revolución Bolivariana», «De la Guerrilla al Militarismo», «Guerrilla y Plan Colombia», «Mi Amigo Chávez», «El Otro Chávez», «Testimonios de la Revolución Bolivariana», «Documentos de la Revolución Bolivariana», «Notas sobre la Revolución bolivariana», «Guerrilla y Revolución Bolivariana», «Guerra Global», «Plan Colombia y Revolución Bolivariana», «La Línea Roja de Chávez», «La Guerra Asimétrica de Chávez», «Las Guerras de Chávez». (Alberto Garrido); y otros muchos. El último que acabo de terminar de leer es: «Historia de un encargo: ‘La catira’ de Camilo José Cela» (Gustavo Guerrero).

¿Eso que te ha dejado?

El mejor capital al que pueda aspirar un ser humano, ampliar el conocimiento y desarrollar el intelecto.

El periodista J.R.Ramírez ya lleva casi dos años preso sin juicio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba