Opinión Nacional

El piloto

v:* {behavior:url(#default#VML);}
o:* {behavior:url(#default#VML);}
w:* {behavior:url(#default#VML);}
.shape {behavior:url(#default#VML);}

Hace poco se estrenó la película “El Vuelo” (“Flight”):

El capitán Whitaker (Denzel Washington) tiene programado un vuelo que parte de Orlando para el día 14 de octubre de 2011. Dicho vuelo está identificado con el número 227. La aerolínea está identificada como “SouthJet”. El destino era Atlanta.

A su vez, dicho capitán es amante de la sobrecargo Katerina “Trina” Márquez (Nadine Velázquez). La noche anterior al vuelo tuvieron una velada de sexo, alcohol e insomnio.

A la mañana siguiente, antes de salir rumbo al aeropuerto, apareció en el hotel, un amigo de Whitaker llamado Harling Mays (John Goodman). Éste era narcotraficante. Es el caso, que este individuo, dándole cocaína, lograba sacar al capitán Whitaker del estado de intoxicación alcohólico.

A pesar del mal tiempo inicial, Whitaker despegó el avión. Una vez solucionado el problema del despegue, el capitán Whitaker en vez de dedicarse a pilotear, se dedicó a volver a tomar. Lo hizo con una mezcla de vodka con jugo de naranja. Lo hizo disimuladamente. Hay que tomar expresa nota que luego de tomar, botó las dos botellas de vodka en los contenedores de basura del avión. Katerina no tomó alcohol en el vuelo.

Luego “Whip” se dedicó a tomar una siesta, mientras que el copiloto Ken Evans (Brian Geraghty), es quien verdaderamente se dedicó a pilotear el avión. Todo estaba bajo control, hasta justo antes de comenzar el descenso, pero cuando comenzó, se produjo simultáneamente una gran turbulencia que a su vez produjo una muy fuerte sacudida en el avión. En ese preciso momento, se despertó “Whip” Whitaker. Luego de la sacudida, comenzó un terrible fallo en la cola el avión que posteriormente se extendió a la pérdida de los dos motores.

En medio de aquella crisis, Whitaker tomó una a decisión que pareciera haber sido de manera instintiva. En consecuencia, decidió invertir el avión boca abajo para evitar caer en picada y hacer una suerte de planeamiento, con lo que de alguna manera amortiguó la caída. Luego, regresó el avión a su posición normal y buscó un aterrizaje forzoso en un campo contiguo a una iglesia protestante. Luego de esto, Whip perdió el conocimiento debido a un golpe que se dio contra el suelo de la cabina. 

Hay que notar que esta maniobra salvó a 96 de 102 personas a bordo y que posteriormente, la línea aérea “SouthJet” hizo pruebas con sus pilotos a través de simuladores de vuelo y ninguno logró superar el siniestro. Es decir, de acuerdo a dichas pruebas, cualquiera de los restantes pilotos hubiera estrellado totalmente el avión y en consecuencia, hubieran perecido las 102 personas a bordo.

En una entrevista que le hicieron a Denzel Washington, le preguntaron si creía que su personaje hubiera podido haber aterrizado el avión, tal cual lo hizo, si no hubiera estado bajo los efectos del alcohol cuando estaba piloteando. Washington respondió que pudo haber sido lo que dicen de los bebés: “que no suelen salir lastimados en un accidente muy aparatoso porque están relajados…pero quién sabe”.        

Por otra parte, una de las seis personas que murió fue Katerina. Realmente murió como una heroína ya que salvó la vida de uno de los niños que viajaba. También es de notar que el copiloto Evans quedó en un coma inducido.

Luego del siniestro, “Whip” se despierta en un hospital de la ciudad de Atlanta. Afortunadamente “Whip” se salva y se logra recuperar. La primera persona con quien éste se encuentra, luego de despertar, es su amigo Charlie Anderson (Bruce Greenwood), quien es además, el representante del sindicato de pilotos.

La noticia se riega como pólvora y “Whip” se convierte en una celebridad de piloto heroico. Aparece en todos los noticieros como el “piloto salvador”. La prensa lo espera las puertas del hospital para entrevistarlo, luego que “Whip” fuera dado de alta, pero éste se logra escapar por una puerta secreta y se esconde de la prensa en la granja de su difunto padre.

Al recién salir del hospital, “Whip” hace el propósito de dejar el alcohol pero debido a incidentes que se detallan en la película, al poco tiempo vuelve a tomar. Luego de esto, al poco tiempo aparece Hugh Lang (Don Cheadle), abogado del sindicato de pilotos. Éste le informa que la Junta Nacional de Seguridad de Transporte (NTSB), le realizó un examen toxicológico a “Whip” mientras éste estuvo inconsciente en el hospital. El resultado arrojó que “Whip” estuvo intoxicado durante el vuelo. En consecuencia, “Whip” tendrá que comparecer a una audiencia ante la NTSB.

Además, el abogado Lang le explica que dicho informe tiene el peligro que puede convertirse en la prueba para ser sentenciado en un juicio y por lo tanto, ser enviado a la cárcel por largo tiempo. Esto sería por homicidio culposo, debido de haber piloteado en estado de ebriedad. Pero el abogado Lang quiso tranquilizarlo diciéndole que para el momento de la audiencia, dicho informe será invalidado mediante “tecnicismos jurídicos” (leguleyerías).

Al poco tiempo de esto, el capitán Whitaker es citado por el presidente de la aerolínea “SouthJet” y a la vez, por el representante de la compañía de seguros. Ya todos conocen el resultado negativo del examen toxicológico y hay mucha preocupación porque una eventual condena penal al capitán Whitaker, podía conllevar adicional y solidariamente, una demanda civil por daños y perjuicios a “SouthJet y a la compañía de seguros.

Al fin y al cabo, ni el sindicato de pilotos, ni la aerolínea y tampoco la compañía de seguros, querían un escándalo y mucho menos echar por tierra la imagen pública de héroe nacional que tenía el capitán Whitaker. El escándalo podía ser perjudicial para todos.

Ante lo que considera mentira y falsedad, “Whip” sale de dicha reunión enojado y asqueado. Lo primero que hace luego de salir de dicha reunión, es tomar en exceso. Luego, busca a Nicole Maggen (Kelly Reilly), fotógrafa y masajista a quien conoció por accidente en la escalera del hospital ya que “Whip” había salido a la misma a fumar. Ella se recuperaba de una sobredosis. Whitaker la encuentra cuando el arrendador la está desalojando de su apartamento por falta de pago de la renta y además, la está maltratando físicamente. Whitaker la defiende y le paga al arrendador los 400 dólares que Nicole le debía. Luego se la lleva a su granja.

Posteriormente, Nicole y el capitán Whitaker comienzan una relación sentimental, pero Nicole está tratando de no volver a tomar mientras que “Whip” sigue tomando. Ella no lo aguanta por mucho tiempo y a los pocos días se ve obligada a dejarlo después de una muy fuerte discusión.

A continuación, los periodistas descubren su granja y se dirigen hacia ella, con el fin de entrevistarlo pero antes de eso, Whitaker se entera que lo persigue la prensa. Por lo tanto, huye a la casa de su ex esposa y su hijo adolescente.  Whitaker conduce en estado de ebriedad. Esto hace que hace que llegue intoxicado a la casa de ambos.

Luego, la ex esposa y el hijo, se ven obligados a llamar a la policía porque las cosas se estaban saliendo de control. Esto hubiera hecho que estallara u severo conflicto familiar.

Frustrado y solo, “Whip” vuelve a su casa y le pide a su amigo Charlie, que lo acompañe por unos días en hasta la audiencia con la Junta Nacional de Seguridad de Transporte (NTSB).  A cambio de esto, Whitaker promete no beber. Charlie accede.

La noche anterior a la audiencia, Charlie y el abogado Hugh Lang, llevan a “Whip” a una habitación de un hotel vigilado con escoltas en la puerta para asegurarse que no fuera a tomar. Este hecho nos trajo a la memoria, un boxeador venezolano llamado Carlos “Morocho” Hernández, que nos va a servir como ejemplo para explicarnos mejor:

Este boxeador ha sido, quizás, el más grande boxeador venezolano de todos los tiempos. Tenía también un talón de Aquiles: le gustaba mucho el alcohol, el bonche nocturno y la parranda. Sin embargo, tuvo un entrenador muy estricto que pocos días antes de las peleas, lo metía en el cuarto de un hotel vigilado para que no fuera a debilitarse con alcohol, bonche y parrandas.

Sin embargo, la noche anterior a una muy importante pelea, los inescrupulosos entrenadores del boxeador rival, le montaron una conspiración. En consecuencia, por un sistema de poleas y andamios, le bajaron una mujer por el balcón del cuarto del hotel, con botellas de alcohol. Esta lo debilitó y lo emborrachó.

Cuando los managers del Morocho Hernández se dieron cuenta, ya el mal estaba hecho. El Morocho perdió la pelea.  

Volviendo al capitán Whitaker, diremos que el cuarto de hotel de Whitaker tenía bebidas pero sin alcohol. Sin embargo, de repente, el capitán Whitaker observa una puerta mal cerrada que a su vez está conectada con la habitación contigua donde encuentra un bar repleto de bebidas alcohólicas. 

“Whip” no pidió ayuda a los guardaespaldas que cuidaban la puerta, tal cual no la pidió el Morocho Hernández. En consecuencia, Whitaker cayó en la tentación, volvió a tomar y se emborrachó hasta el desmayo.

En la película no está claro si esto último fue una casualidad o una conspiración, quizás por alguno de los familiares de alguna de las seis personas que no lograron sobrevivir al accidente y que ya estaban informadas que el examen toxicológico del capitán Whitaker lo habían desaparecido y que era, quizás, la única forma de demostrar que  el capitán Whitaker era un alcohólico que no estuvo en condiciones de pilotear y así poder comprometer la responsabilidad solidaria de la línea aérea para una eventual demanda por daños y perjuicios por permitir semejante exabrupto, etc. Pero sea como sea, todo esto está en el campo de nuestras especulaciones personales.

Cuando en la mañana siguiente lo despiertan, Whitaker pide que una vez más, llamen a Harling Mays, del que hablamos anteriormente.  Éste, con el fin de quitarle la borrachera, una vez más, le vuelve a dar cocaína, Y así se lo se llevaron para la audiencia de la Junta Nacional de Seguridad de Transporte (NTSB), en relación con la investigación del accidente aéreo.

En la audiencia, Ellen Block (Melissa Leo), quien es la jefa de la investigación, comienza felicitando al capitán Whitaker por lo acertado de la maniobra y explica muy bien que la causa del accidente se debió al mal funcionamiento de la de la cola del avión debido a un tornillo del estabilizador horizontal que estaba dañado y mal lubricado porque no se reemplazó a su debido tiempo. Luego de dicha felicitación, la señora Block aclara que todo lo que se dijera en dicha audiencia podrá ser utilizado posteriormente en una corte legal.

Posteriormente, le lanza una fuerte pregunta al capitán Whitaker. Le pregunta si había piloteado o no, en estado de ebriedad. Whitaker lo niega. Además, había sido aconsejado por el abogado Hugh Lang, que lo negara, en el supuesto caso de ser interrogado sobre el particular.

Pero la señora Block no se da por vencida y a continuación recuerda las dos botellas de vodka encontradas en los contenedores de basura del avión. A continuación, Block le señaló que solamente la tripulación podía haber tenido acceso al alcohol y también que el examen toxicológico de la sobrecargo Katerina Márquez, había mostrado intoxicación debido al alto nivel de alcohol en la sangre.

Es de notar que Block no pudo nombrar el examen toxicológico de “Whip” ya que como antes dijimos, lo invalidaron con tecnicismos jurídicos (leguleyerías). Posteriormente, la señora Block le preguntó al capitán Whitaker, si Katerina pudo haber estado bebiendo durante el vuelo, ya que todos los hechos así lo indicaban.

Whitaker había llegado a una encrucijada en la que forzosamente tenía que tomar una decisión. Había llegado a un punto de no retorno:  

Por una parte, estaba Katerina. Ella no tenía como defenderse. Ella no era la que había bebido en el vuelo. En consecuencia, no eran de ella, las dos botellas de vodka que habían aparecido en los contenedores de basura del avión. Eran del capitán Whitaker. Si éste no decía la verdad, la sobrecargo Katerina Márquez cargaría con la responsabilidad histórica de supuestamente haber tomado en el vuelo. Por lo tanto, por lo menos, histórica y legalmente, el nombre de Katerina Márquez quedaría manchado, lo cual sería una flagrante injusticia, sobre todo, como antes dijimos, murió como una heroína al haber salvado la vida de un niño durante el accidente. Pero, por otra parte, si el capitán Whitaker decía la verdad, existía la posibilidad de ir preso por homicidio culposo.

Le había llegado el momento de tomar el camino de la verdad o de seguir en el camino de la mentira. Le había llegado el momento de continuar el resto de su vida lleno de remordimientos por injusta y cobardemente, haber manchado el nombre de Katerina Trina Márquez, o de liberarse de tormentos y remordimientos, tomando el camino de la verdad.

Y en efecto:

El capitán Whitaker tuvo el coraje de decir la verdad:

Admitió que piloteó intoxicado. Y fue más allá: también admitió que estaba intoxicado en ese momento.

Por haber dicho la verdad, se le redujo la pena y en vez de haber sido condenado a muchos años de prisión, solo se le condenó a cinco años. Sin embargo, en “Whip” se operó una verdadera revolución interna.

En la cárcel se reconcilió con su novia: Nicole Maggen y con todas aquellas personas con las que tuvo conflictos como fruto del alcohol. La reconciliación más importante fue con su hijo. Tanto fue así, que en su hijo lo entrevista para un ensayo de la universidad y lo define como «la persona más fascinante que nunca he conocido»: “the most fascinating person I’ve never met”.

También en la cárcel, logró dejar de tomar y para ello, se ayudó, fundando un grupo de rehabilitación de adictos al alcohol. Una suerte de Alcohólicos Anónimos.  Al cumplir 13 meses de la fundación de dicho grupo, “Whip” le dice a dicho grupo, que está contento de estar sobrio y no que se arrepiente de haber hecho lo correcto al decir la verdad. Tanto es esto así, que les llegó a decir:

“Es en esta prisión, cuando verdaderamente me he sentido libre”.

Se puede decir que se cumplió en él, la frase de Nuestro Señor Jesucristo:

 “La verdad os hará libres” (Juan 8:32)

A pesar de estar preso, encontró la liberación, diciendo la verdad. También encontró la verdadera paz. La paz que encontró el capitán whitaker es la paz que viene de Dios, la que se basa en la verdad. Nuestro Señor Jesucristo ama tanto la verdad, que se definió a sí mismo como la verdad:

Yo soy el Caminola Verdad y la Vida: nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6).

También nos enseñó que hay que vivir de acuerdo a la verdad:

“Entonces Pilato le dijo: — ¿Así que tú eres rey? Jesús respondió: —Tú dices que soy rey. Para esto yo he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad oye mi voz”. (Juan, 18: 37).

También Jesucristo nos dejó su paz:

“Les dejo la paz, les doy mi paz. La paz que yo les doy no es como la que da el mundo. Que no haya en ustedes angustia ni miedo” (Juan 14: 27).

La “paz” que se basa en la mentira no es paz. Nuestro Señor Jesucristo también lo dice:

«Vuestro padre es el diablo… porque no hay verdad en él; cuando dice la mentira, dice lo que le sale de dentro, porque es mentiroso y padre de la mentira» (Juan 8:44).

Mientras Whitaker vivió una mentira, lo que hizo fue beber y tener problemas con los demás pero cuando dijo la verdad, se hizo libre y se reconcilió con los demás.

La mentira produce dictaduras y monstruosidades diabólicas, como por ejemplo, el nazismo. Los nazis, como todos los dictadores, despreciaron la verdad. Es famosa la famosa frase de Goebbels, ministro de información de Hitler:

“Una mentira dicha mil veces se transforma en una verdad”.

Veamos por ejemplo, el siguiente caso:

En octubre de 1962, en Los Estados Unidos de América, estalló la llamada “crisis de los misiles”.

Los rusos comenzaron a instalar misiles atómicos en Cuba. El presidente norteamericano era John Kennedy y el presidente ruso era Nikita Khrushchev.

No olvidemos que de haber estallado una guerra, hubiera sido la Tercera Guerra Mundial, que a la vez hubiera sido una guerra nuclear. Las bombas atómicas que tiraron en agosto de 1945, en Hiroshima y Nagasaki, eran unas bombas de juguetes en comparación con el arsenal atómico que ya tenían para ese momento tanto Rusia como Los Estados Unidos.

Al principio de la crisis, el problema no se resolvía porque los rusos negaban lo que estaban haciendo. Es decir: mentían. El problema se comenzó a resolver cuando los rusos admitieron los hechos. Es decir: cuando dijeron la verdad. Y fue en base a la verdad, como felizmente se pudo resolver aquel momento tan angustiante para la humanidad.  

Veamos otros ejemplos:

En agosto de 1974, el ex presidente norteamericano Richard Nixon se vio obligado a renunciar. Fue debido al llamado caso Watergate. Se trató del espionaje que los republicanos, el partido de Richard Nixon, le hicieron a los miembros del partido Demócrata. Fue en el hotel Watergate, en la ciudad de Washington y en el verano de 1972.La renuncia de Nixon no fue por el espionaje, fue porque mintió sobre dicho caso.

Por otra parte, a principios de 1997, había muchos rumores sobre una relación extra marital de Clinton con Mónica Lewinsky, una pasante que trabajaba en La Casa Blanca. En consecuencia, Bill Clinton declara que nunca había tenido relaciones sexuales con dicha pasante. A partir de esa declaración se crea un feroz ataque contra Clinton, ya que alegaban que Clinton mentía. Hay que notar que los ataques no eran por adúltero sino por mentiroso.

En consecuencia, el fiscal Kenneth Starr iba a llevar a juicio un vestido de Mónica Lewinsky que presuntamente tenía semen de Clinton. Dicho vestido iba a ser sometido a las pruebas de ADN y si daba positivo, se iba a configurar la prueba que conducirían al perjurio de Clinton: juramento en falso. Eso le acarrearía la destitución y eventualmente, la cárcel. Algo muy similar a lo que tuviera que haber afrontado Nixon, de no haber renunciado.

Para evitar esto, Bill Clinton se dirigió a la nación y admitió que había tenido una relación impropia con Mónica Lewinsky. Luego de esto, se acabó el problema, no hubo renuncia, ni destitución, ni juicio, ni nada.  Clinton se salvó porque dijo la verdad. Lo mejor es siempre decir la verdad, la mentira no paga. La verdad es el salvavidas de los acorralados. La diferencia entre en la verdad y la mentira, puede ser la diferencia entre conservar o perder, nada más y nada menos que la presidencia de Los Estados Unidos de América.

Otro ejemplo es el siguiente:

La Segunda Guerra Mundial comenzó por la invasión de Alemania a Polonia. Fue el día primero de septiembre de 1939. Los nazis avanzaban. Paralelamente había una presión muy fuerte para que Los Estados Unidos no se metieran en dicha guerra. Una de las razones era que no querían volver a una nueva guerra Mundial. Sin embargo, el bombardeo por parte de Japón, de la flota norteamericana en Pearl Harbor, el día 7 de septiembre de 1941, hace que se vieran obligados a meterse en dicha guerra (Franklin Delano Roosevelt llamó ese día, como “el día de la infamia”).

Esa guerra tuvo héroes en Los Estados Unidos, tanto es así que uno de los más importantes generales de dicha guerra, fue electo presidente de Los Estados Unidos. Lo fue en 1952 y fue reelecto en 1956. Estamos hablando del general Dwight Eisenhower. Y además, los generales Douglas MacArthur y George Patton, son reconocidos históricamente, como dos de los más grandes generales de toda la historia de los Estados Unidos.

Lo antes dicho quiere decir, que la mayoría del pueblo norteamericano, percibió, aquella guerra como algo necesario, pero así lo percibieron, porque el gobierno de Franklin Delano Roosevelt, le dijo la verdad al pueblo norteamericano de lo que realmente había sucedido en Pearl Harbor.

Como consecuencia de ello, los norteamericanos entendieron perfectamente bien que a un monstruo como Hitler, no había otra manera de enfrentarlo.

También se pudiera decir, que, históricamente hablando, el pueblo norteamericano, no percibió mentiras, trampas y trucos, en la necesidad de haber respondido al ataque de Pearl Harbor y por lo tanto, haber tenido que entrar en la Segunda Guerra Mundial

En cambio, en la primavera del año 2003, el gobierno del presidente de George Bush Jr, ataca militarmente a Irak. La razón, o la supuesta razón, era que Saddam Hussein había llenado a Irak de armas químicas y por lo tanto, era “obligación moral” de dicho gobierno, el supuestamente salvar al planeta de dichas armas químicas, en manos de un genocida y criminal, como lo era Saddam Hussein.

Pero no se encontraron las supuestas armas químicas. El gobierno de Bush, alegó “una equivocación de buena fe”. Pero es el caso que la mayoría del pueblo norteamericano no le creyó y más bien pensó, que lo de las armas químicas era una mentira para poder justificar una invasión militar, cuya intención velada era el petróleo y demás riquezas de Irak.

Sea como fuere, aquello lo aprovechó electoral y magistralmente, el candidato Barack Obama, cuyo caballito electoral de batalla, era salirse de Irak. Mientras que su rival, el senador John McCain, dijo que si eran necesarios, 100 años de guerra en Irak, por su parte, 100 años estarían los norteamericanos en Irak y además dijo, que si tuviera que escoger entre ganar La Casa Blanca y la guerra de Irak, se quedaría con  esta última.

Demás está decir, que el caso de la guerra de Irak, ayudó a que perdiera McCain (en nuestra opinión, más que haber ganado Obama, perdió McCain, pero eso es otro tema que escapa de la esencia de este trabajo)

A escribir estas líneas, no se ha terminado de resolver el problema de la intervención militar en Siria, por parte del gobierno del presidente Obama. Es el caso que la mayoría del pueblo norteamericano se opone a la intervención militar en Siria. También se oponen la mayoría de los congresantes. Una de las razones para dicha oposición, es que no quieren “una nueva mentira”, como lo fue la guerra de Irak; como, con razón o sin ella, creen la mayoría de los norteamericanos.

Por otra parte, acabamos de ver también como Donald Trump, entre muchos norteamericanos, alegó que Obama no había nacido en Los Estados Unidos de América y que en consecuencia, tenía que abandonar la Casa Blanca. En consecuencia, Obama presentó su partida de nacimiento que demostraba que había nacido en Hawaii. Luego de esto, se quedó tranquilo Donald Trump y todo el mundo. Obama resolvió su problema mediante la verdad de lo que decía su partida de nacimiento. Graves problemas hubiera tenido Obama si no hubiera presentado su partida de nacimiento… (A buen entendedor pocas palabras)

Por otra parte, el Papa Francisco dijo lo siguiente:

“Al culminar el rezo del Regina Coeli, ante la multitud congregada en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco expresó su preocupación y su intensa oración por “los acontecimientos que se están sucediendo en Venezuela

Los acompaño con viva preocupación, con intensa oración y con la esperanza que se busquen y se encuentren caminos justos y pacíficos para superar el momento de grave dificultad que el País está atravesando”, dijo el Santo Padre.

Francisco invitó “al querido pueblo venezolano, de forma particular a los responsables institucionales y políticos, a rechazar con firmeza todo tipo de violencia y a establecer un dialogo basado sobre la verdad, en el mutuo reconocimiento, en la búsqueda del bien común y en el amor por la Nación”.

“Pido a los creyentes orar y trabajar por la reconciliación y la paz”, exhortó.

El Santo Padre también pidió que nos unamos “en una oración llena de esperanza por Venezuela, poniéndola en las manos de Nuestra Señora de Coromoto”. (VATICANO, 21 Abr. / 11:01 am   ACI/EWTN Noticias)

El Papa Francisco dijo que en Venezuela hay que dialogar pero a la vez dijo que dicho dialogo esté basado en la verdad (Los 4 requisitos de la paz de los que nos han hablado los Papas antecesores del Papa Francisco, son los siguientes: la libertad, la verdad, la justicia y el amor).

El diálogo tiene que tener la verdadera intención de usar el instrumento de la palabra, uno de los regalos más extraordinarios que Dios nos dio, para llegar cuanto antes a acuerdos, y no una trampa caza bobo, un truco y un bla bla, bla de nunca acabar, para ganar tiempo con el fin de reagruparse, reestructurarse.

Creemos que en Venezuela será imposible la paz y la reconciliación, si no se hace en base a la verdad, tal cual tuvo que hacer el capitán Whitaker, quien tuvo que decir la verdad, para encontrar la paz.

Queremos finalizar por donde comenzamos:

El excelente actor Denzel Washington estuvo nominado al Oscar de la Academia por el papel objeto de la película que hoy comentamos. Washington había ganado el Oscar en el año 2002 por su papel en la película “Día de entrenamiento”.

Si bien la película tiene importantes escenas aeronáuticas que pudieran servir de deleite para los amantes de la aviación, consideramos que ese tema no es lo más importante en esta película. Sin   pretender desmerecer un tema tan importante para el desarrollo y bienestar y progreso de la humanidad como lo ha sido la aviación, creemos que en dicha película el tema mucho más profundo e importante, es el tema de la verdad contra la mentira. Siendo siempre, que a la corta o a la larga, siempre gana la verdad:

“Porque nada hay oculto que no llegue a descubrirse, nada secreto que no llegue a saberse o a hacerse público” (Lucas 8-17).

Más bien, pensamos que la aviación es el telón de fondo a través del cual se desarrolla el tema de la verdad.

Si bien la película se llama “El Vuelo”, le hemos puesto a este trabajo, “El Piloto”, por considerar que éste fue el verdadero héroe de la película, al haber tenido el coraje de haber dejado el camino de la mentira y haberlo cambiado por el camino de la verdad.

 

@caballitonoble

 

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:»Tabla normal»;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:»»;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:»Calibri»,»sans-serif»;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:»Times New Roman»;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba