Opinión Nacional

El Presidente Narcisista

Ante una demostración de repudio que abarrotó las calles de la ciudad de
Caracas, con una movilización que sobrepasó el millón de personas, el
presidente Chávez sólo responde que como fue elegido democráticamente nos
dará mas de su propia medicina, la queramos o no.

La nación esta enferma! La crisis política, y económica sin precedentes en
la historia de la República y enormes consecuencias sociales están a la
vista de todos: Venezuela, con él, se empobrece, se deteriora, languidece
en un proceso de destrucción, ineficiencia y desidia.

La política es transparente: se mide por los resultados, no es un circo, no
es un montaje ni se sostiene a base de fuerza. No se puede tapar el sol
con un dedo, al cabo del tiempo, los resultados no se pueden esconder,
estarán a la vista. La gestión buena o mala se reflejará en las
estadísticas, en las cuentas de la nación, en los niveles de empleo, de
consumo, índice de inflación, en la devaluación, en el cumplimiento o no de
las partidas del presupuesto y también en el ánimo de la gente. Por eso el
descontento y la movilización son muestras claras de que la gente percibe un
mal gobierno.

Parece que reconocer este estado de cosas a él no le conviene, ni le
interesa: no asimila críticas las cuales desestima cada vez más.

Suspira por ser aceptado y halagado como el gran salvador, el Mesías. Ël,l
como buen narcisista, sabe lo que nos conviene y no tenemos derecho a
replicar. Todo lo que él hace está bien: el golpe a Carlos Andrés Pérez,
estaba bien por que venìa de él, pero no lo haría «golpista».

Un narcisista confunde al país con su persona, él y los símbolos patrios
son la misma cosa. Al narcisista no le basta con vivir consigo mismo y
aceptarse tal cual es, necesita identificarse con valores superiores y
decir cosas como: «cualquier venezolano que se pronuncie en mi contra fuera
de Venezuela, se le perseguirá como traidor a la Patria» Luego, Hugo
Chávez no acepta criticas, Hugo Chávez es la Patria».

Todo es un recurso para subir su ego. Como en el fondo se siente a menos,
sufre de complejos de inferioridad, cada vez necesita más elogios que,
nunca a compensar el sentimiento de inferioridad de que adolece.

Cuando Fidel Castro le dice a Chávez que el día de sus funerales habrá una
enorme peregrinación a Sabaneta, éste está en línea con su personalidad
narcisista.

Cuando el Presidente dice que «la revolución viene con hambre» y así y todo
hay que llevarla a cabo, allá están más bien rasgos de autista: no conoce,
lo relaciona, no tiene empatia con la gente.

Y el narcisista: sabe lo que conviene, hay que hacerlo, no importa el
sufrimiento. A sus asesores los escoge no por sus méritos, no porque no le
llevan la contraria. No pueden presentarle un panorama que no sea
halagador; hay que adularlo, jamás contrariarlo. Hay que decirle que su forma de hacer gobierno va a dar buenos frutos aunque hasta ahora no los
haya dado. Sus colaboradores no pueden ser realistas y decir las cosas
como son

El narcisista no acepta críticas a su gestión: de allí que los que han
estado con él desde siempre en su gabinete tienen como común denominador,
que lo adulan y le esconden la verdad.

No es de extrañar que estamos ante un gobierno donde no se barajan las
ideas, no se exponen ideas y realidades que lo puedan molestar; de antemano
se acepta su gestión como buena porque él no asimila el fracaso. Su
patología no se lo permite.

Hugo Chávez no fue elegido para transformar a Venezuela en una Cuba, y
todo el mundo sabe que no nos puede meter ese «strike». Cuando lo elegimos
presidente no sabíamos de esa agenda oculta, que hoy sacó debajo de la
manga. Su absoluta obsesión en ese aspecto y lo absurdo de ese proyecto en
el tercer milenio ha despertado un ola de objeción que tiene al país en pie
de guerra, pero eso, a él no le importa. Su fantasía si, el costo social,
no.

Dentro de su personalidad narcisista es incapaz de rectificar, ni de
aceptar un revés ante lo que él considera la razón de su vida, su ideal
máximo. Solo tiene la opción, dada su patología, de forzar la jugada.

Mientras tanto, Venezuela madura y se defiende…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba