Opinión Nacional

El rapado

Raparse el pelo no atiende a lo fundamental, es una manera de expresar a flor de piel un cambio circunstancial, una transformación efímera, un cambalache fugaz que a nadie engaña.

Rapados hay muchos y por doquier: futbolistas, peloteros, básquetbolistas, artistas y adolescentes se rapan el coco para estar a la moda; para no sudar tanto, para atraer a la hembra que gusta de acariciar un cabeza sin pelos como aséptica bola de billar.

Nuestro Rapado Principal así lo entiende y lo practica, el Rapado Fundamental no va a lo profundo, son meras ganas de cambiar por un rato la imagen personal e institucional. Es la guerra intrascendente contra la brillantina, el cepillo y el peine, pero nunca contra lo esencial: la caspa corrupta que aparece por doquier en expedientes y denuncias de un pueblo que se sabe engañado por más calvitos que intenten ofrecerles villas, castillos y cestas familiares.

Este rapado de ocasión es de pura epidermis, no va a los fondos del asunto, es un cambio de colores, de eslóganes, de pintas en las paredes. Nada cambia en realidad: no comeremos arepas socialistas ni carne liberada, y mucho menos beberemos leche de vaca comunitaria, porque ni carne ni arepa ni leche ni aceite ni agua mineral habrá.

No más franelas rojas, ni muertes deseadas. Volverán –  ya lo veremos –  afros, pelambres y melenas para en cadena nacional decir que no ha pasado nada, que la muerte –  la que nunca se fue de barrios y busetas – regresa otra vez publicitada para que el temporal ruso Yul Brynner vuelva a ser otra vez el violento y camorrero John Wayne de estos llanos nuestros.

¡Escuálidos, Empresarios, Obispos, Estudiantes, Médicos y Enfermeras, Periodistas, venezolanos todos: atentos pues al pelo rojo que pronto saldrá en pantalla!

¡Del Rapado arrepentido pasaremos al Rapero vengador!

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar