Opinión Nacional

El Rey Chávez

La soberbia del presidente no tiene límites. Quizá por alguna patología psicológica su engrupido ego no lo permite ver que más que un líder revolucionario que guía el destino de América Latina, es un caudillo del siglo XIX que maneja el país a su antojo como si fuera una hacienda o un hato.

Este mismo espejismo mental es el que superpone la imagen del Imperio cada vez que se habla de un plan de magnicidio, y es que es impensable que el gran líder de latinoamericana sea derrocado por una mafía local aislada de EEUU; él es un protagonista de la historia universal, por eso tiene como mentor intelectual a Castro y le gusta retratarse con los rusos cuando les regala el dinero de nuestro petróleo comprando armas que nadie quiere, por eso insulta y a Bush cada vez que algo le molesta y aconseja a la comunidad europea para que se salven de la crisis financiera mundial; crea bancos, regala gasolina a Londres y cierra con un discurso a favor de los pobres en pleno centro de Nueva York.

Chávez quiere ser un actor principal, por eso se cree Bolivar reencarnado, duerme soñando que su nombre aparece repetidas veces en los archivos de la CIA y del FBI, habla con Marulanda, firma convenios con Irán, negocia con los chinos y se cree la principal preocupación de Obama y McCain. Para el presidente, las decisiones de su gobierno cambian drásticamente el rumbo de la historia, mucho más que cualquier política norteamericana o de la UE.

Parece ser que el grupo de lacayos que le aplaude sus locuras no le ha dicho que según las estadísticas de la AIE y de la OPEP, en el mundo se producen aproximadamente 80 millones de barriles de crudo al día (mb/d), de los cuales, alrededor de 35 mb/d salen de la OPEP, y de éstos, sólo 2,4 mb/d son producidos por Venezuela. Solamente EEUU consume 11 mb/d, de los cuales compra a Venezuela un poco más de 1 mb/d, con estos números tendrá que reformular sus amenazas de suspensión del suministro petrolero al Imperio y todo esto sin mencionar la caída abrupta del precio del crudo además de la reconfiguración de las políticas energéticas mundiales con las que se estima reducir paulatinamente el uso del petróleo como fuente principal de energía.

Las magistrales políticas económicas de este perspicaz visionario han triplicado la deuda externa venezolana de 20 mil millones de dólares (mmd) a 67 mmd, también ha aumentado en un 398% las importaciones, muy a pesar de su discurso del desarrollo endógeno. Veremos cómo asume este nuevo capítulo de la historia nuestro ilustre y revolucionario presidente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba