Opinión Nacional

El rol primario de la Fuerza Armada

El rol primario de las Fuerzas Armadas en cualquier país del mundo es hacer la guerra, preservar la soberanía nacional y defender el territorio. Esto es lo fundamental de su concepción estratégica. Lo político, es decir contribuir al mantenimiento del poder nacional de acuerdo a las pautas que dicta el gobierno, es un agregado que actúa como prótesis a su concepción estratégica. Hoy más que nunca las Fuerzas Armadas necesitan hacer prevalecer su rol primario.

Dos razones de peso son imperativas para recuperar el apropiado empleo doctrinario de cada una de sus ramas: la primera es la ideología de la globalización que demanda la eliminación de las fuerzas armadas y propone su sustitución por fuerzas policiales. Que se aboquen exclusivamente a atender los problemas de seguridad interna, tales como narcotráfico, contrabando, desórdenes públicos, custodia de bienes. Pretendiendo con esto instaurar en toda la América una especie de guardia multinacional, que seguiría los patrones operativos del Pentágono. Dentro de la globalización hegemónica, algo así como el imperialismo del siglo XXI, el plan para las fuerzas armadas de los estados soberanos es ahora mucho más dominante, controlador y aniquilador que aquel plan contenido en los documentos Santa Fe I y II, de los años 80 y 90 en la época de Reagan y Bush. que ya hacía dependiente en extremo a las fuerzas armadas del continente.

La segunda razón es la implantación del plan Colombia, que es la materialización del teatro de operaciones continental. Este hecho le permite a los Estados Unidos actuar a su libre albedrío en cualquier país latino. El plan Colombia es la expresión sublime y absoluta del dominio hegemónico sobre el continente latinoamericano, haciendo uso de sus fuerzas militares. Bien sea de manera indirecta o directa. Indirecta, al formar los grupos paramilitares o contratar mercenarios para que hagan el trabajo militar en un primer nivel de intensidad. Si la situación lo demanda, pasarían al próximo escalón que contempla su acción directamente.

El Presidente Clinton, al comentar la ayuda destinada a la primera fase del Plan, que busca consolidar la ofensiva en las áreas cultivadoras de coca en el sur de Colombia, señaló que «se requiere asignar recursos para responder a la enorme concentración de carácter militar y al impacto social que causará esta arremetida. Ayuda al pueblo colombiano que será desplazado durante esta ofensiva en el sur de Colombia». Los analistas colombianos manifiestan que el impacto social de esta «guerra contra las drogas» afectará, en esta primera fase, a 590.000 colombianos que habitan en los departamentos de Putumayo y Caquetá,

Hay que destacar que la Fuerza Armada de Venezuela tiene que asumir su rol primario. Y estar en condiciones de dar respuestas a los dos grandes objetivos que tiene el poder de la globalización sobre nuestro continente. En lo conceptual doctrinario, la Fuerza Armada no puede ser sustituida nunca por una fuerza de seguridad interna. Si existiendo actualmente, pesan sobre nosotros esas amenazas imperialistas, si desaparecen se acaba la soberanía nacional. Y lo más inmediato para los fines ulteriores de Estados Unidos es el Golfo de Venezuela con el lago de Maracaibo incluido.

Por otro lado, la frontera se verá afectada porque allí radica el principal foco que quiere ser exterminado. Las FARC, el ELN y toda fuerza guerrillera. Además en la frontera opera el ejército colombiano, los paramilitares, el narcotráfico y los desplazados por la arremetida contra el cultivo. En este caso, ¿cómo van a responder los componentes militares de Venezuela ante las movilizaciones de los factores de conflicto de Colombia? Si políticamente se han establecidos buenos lazos con las FARC, por ejemplo, ¿que pasará si ellos se ven forzadas a penetrar en el territorio venezolano? ¿Cómo se va a hacer si los paramilitares o los mercenarios, organizados encubiertamente por las fuerzas militares de los Estadios Unidos, atacan a alguna unidad militar haciendo ver que son las guerrillas? ¿Podemos responder a un intento de invasión territorial por las fuerzas distraccionistas contempladas en el Plan Colombia?

Estas son preguntas que debemos hacernos los venezolanos. ¿El Plan Bolívar 2000 ha alterado el rol primario de las Fuerzas Armadas? y si no ha sido así, entonces ¿está la Fuerza Armada en capacidad de mantener el nivel operativo óptimo para contrarrestar los efectos militares adversos que ya tenemos presente, tanto por la globalización como por las acciones del plan Colombia?

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba