Opinión Nacional

El salario socialista de PDVSA

El libreto de las declaraciones del recién electo presidente de la FUTPV donde señala que el tema del salario en el Contrato Colectivo Petrolero (CCP) es de marginal importancia no es casual. Corresponde a una evidente política del Ejecutivo Nacional de imponer una disminución de los costos laborales, a cambio de supuestos beneficios sociales, donde el salario es plato de segunda mesa y lo fundamental son los “valores socialistas”.

Esta orientación estatal de cambiarles a los trabajadores su contrato colectivo por un plato de lentejas, contiene como objetivo mantener un obrero barato, pero contento por que “vive en la revolución y el socialismo del siglo XXI, es un contrabando ideológico para igualar las condiciones laborales, sin tener referencia al cargo que se desempeñe. Por ello le es indiferente llevar la nómina de PDVSA a 90.000 o a la cantidad que sea, con tal de controlarlos a base del miedo como lo hizo con las elecciones de la FUTPV.

Esta política de generalizar la miseria y la pobreza en el trabajador no es original del chavismo, es la copia de los gobiernos autoritarios de este corte. Encontrándome en este momento en Miami en evento sindical internacional, invitado por Solidaridad de Trabajadores Cubanos (STC), quienes desde el exilio luchan por la libertad sindical en Cuba develan las intenciones de esta práctica nefasta de “socializar” el trabajo.

En el documento del evento nos señalan “el salario no garantiza la vida en Cuba. Es constante la preocupación de los trabajadores pensar que se le abona un mes de trabajo que apenas alcanza para el pago de la electricidad, el agua, el gas, el teléfono, refrigerados, etc. La clase obrera cubana devenga entre 10,00 y 25 pesos convertibles al mes (30 Dls). Luego de estas erogaciones es irrisorio lo que resta para mantener la familia.”

Lo curioso del asunto es que luego de 50 años de superexplotación el diario oficialista cubano Granma critica “el igualitarismo indicando esta probado que solamente que con mas trabajo saldremos de la crisis y si en paralelo , miramos críticamente el paternalismo, fenómeno arraigado hasta los tuétanos en la mayoría de las personas, un vicio que no nos deja avanzar..” Toda esta argumentación es para eliminar la cartilla de racionamiento, por cierto el único subsidio donde los cubanos reciben al mes algunos víveres subsidiados, por lo que vemos un mercal cualquiera.

Mas adelante el diario Granma continúa “hay que estimular medidas económicas que protejan y garanticen el acceso a las personas de bajos ingresos a esa canasta básica y estimule al resto a trabajar para obtener beneficios salariales a partir de los resultados..Hay que eliminar las prácticas paternalistas como el síndrome del pichón, ya que los cubanos andan “con la boca abierta”, porque buena parte de los mecanismos del país están concebidos para que nos lo den todo”.

Como vemos triste epílogo de una revolución que difundió una farsa durante 5 décadas. Lo lamentable es que ahora pretendan en Venezuela imponernos esta tragedia, cuando aquellos tardaron tanto en “darse cuenta” de su desastre, aquí nos llevan ideológicamente por el mismo camino. Alerta trabajador petrolero.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba