Opinión Nacional

El señor Maduro excusín

La excusa es el arma del ilegítimo que ocupa Miraflores, para pretender tapar con palabras los errores de una gestión de fracasos. El señor Maduro -a quien podemos llamar Excusín- nos sume en la crisis que hoy nos ahoga, y en lugar de enmendar errores, explica a su manera las causas del desabastecimiento y la inflación, y de las derrotas ante el hambre y el desempleo; en vez de solucionar problemas, expresa amañadamente cómo surgieron estos; en sustitución de acciones concretas contra el hampa y el caos en los servicios públicos, da excusas y más excusas. La verdad es que de excusas estamos hasta el gorro. Es hora de abrir camino al cambio.

TÚ ERES EL CULPABLE

Maduro intenta señalar culpables de los fracasos del régimen crecientemente comunista, para descontarle peso a su ineficiencia, pero, por más que se tongonee, siempre se le ve el bojote; eso explica que todos los estudios de opinión indican que aproximadamente un 70% de los venezolanos atribuye la crisis económica, la inflación y el desabastecimiento al gobierno nacional, o al desgobierno si prefiere llamársele así.

Quien mal ejerce la presidencia tiene como punto focal de sus ya demasiado numerosas y fastidiosas cadenas, sus excusas y razones por las cuales el país está en crisis. Es así como habla de las conspiraciones para sabotear su gestión, de la guerra económica a la que la burguesía escuálida lo somete, de la intervención de los Estados Unidos, por lo cual bota funcionarios de la Embajada de ese país en Caracas. Atribuye culpa a Fedecámaras y Consecomercio; a la trilogía del mal -Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado- y hasta el expresidente Uribe resulta culpable de nuestros males.

La verdad sea dicha, la inflación que hoy hace agua los ingresos de los venezolanos es responsabilidad exclusiva de un gobierno sin timón que contraría las leyes de la economía; es como pretender contrariar la ley de la gravedad y esperar que no se venga abajo lo que indefectiblemente debe caer. El Estado mal conducido por el régimen -que ya no disimula que nos lleva camino al comunismo- quiere controlarlo todo, convirtiéndose en causa fundamental de la debacle. No mires a los lados Maduro, asume tu barranco.

La escasez de productos tiene entre otras razones el control de cambio, la desvalorización del llamado bolívar fuerte y, fundamentalmente, la falta de producción, ya no por ausencia de estímulo del Estado, sino más que eso, por una política de desestímulo y persecución a los productores que ha dado su resultado. Hoy, luego de quince años de desastres, tenemos la mitad de las empresas que Venezuela poseía en 1998, y la producción de ellas, en general, es inferior, como consecuencia de los desaciertos.

En los servicios públicos que cada vez funcionan peor, no faltan las excusas. Ya es un hazmerreir escuchar a Nicolás Maduro y a Jesse Chacón hablar de saboteo del servicio eléctrico y echarle la culpa a lagartijas y otros bichos; por supuesto que los incendios, explosiones y otros accidentes en la industria petrolera son fruto del saboteo y que la subida del dólar es culpa del imperio. Que hay especulación en algunos productos y que algunos comerciantes son inescrupulosos, no hay duda, pero ¿cómo es que las cosas llegan a mayores sin que este gobierno, que pretende controlarlo todo, no hubiese dado señales oportunas?

Maduro esta raspa’o, está aplazado en todas las materias de gobierno que debe atender desde la presidencia que ejerce ilegítimamente. Las excusas no llenan estómago ni resuelven problemas, trágatelas Maduro y deja a Venezuela tomar su rumbo, como ya lo exige la nueva mayoría que clama por cambio.

Twitter: @padronpaciano

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba