Opinión Nacional

El señor Mijares

Han dejado pasar una oportunidad única de ejercer la resistencia civil. No saben otra cosa que hacer caminatas oportunas para mantenerse en forma. La lucha es diferente. La lucha es el ejercicio de negación a las imposiciones absurdas. Decretar feriado nacional porque la dictadura cumple diez años es un abuso incalificable que merecía una respuesta. Fedecámaras y Consecomercio protestan el decreto con declaraciones. Son de alta efectividad en declarar y en omitir. Los dirigentes empresariales protestan con la boca el Día de Fiesta Nacional que culmina con un desfile de Semana de la Patria y con la presencia de los tarifados del exterior, pero son incapaces de ejercer la resistencia. Alegan que no les gusta, pero que hay que acatarlo porque es un decreto oficial. Si mañana aparece un “decreto oficial” ordenándoles que se hinquen de rodillas ante la esfinge del dictador dirán que no les gusta pero que es un decreto oficial.

¿La CTV todavía existe? No hay dirigentes sindicales en este país capaces de pararse en frente de la pantomima del Día de Fiesta Nacional y ordenar a todos que trabajen. ¿Serán los empresarios capaces de darse otros dirigentes diferentes de estos que protestan con el vicio nacional de declararle a los medios de comunicación y abstenerse de hacer lo que tienen que hacer?

Creo haber visto un comunicado de la UCV suspendiendo actividades por el decreto oficial. ¿Sirven las autoridades universitarias para algo más que ponerse una gorra azul y hacer el sacrificio de caminar desde la Plaza del Rectorado hasta la Plaza Venezuela? ¿Cómo puede ser admisible que la Universidad Central de Venezuela suspenda actividades por el decreto oficial de celebración de la primera década de nuestra ignominia?

He visto a los dirigentes de la educación privada calificando acertadamente el “decreto oficial” como un llamado a paro del gobierno, pero ¿fueron capaces de mantener en actividad colegios y escuelas?

Este es el país de los declarantes. Este es el país de la protesta de la boca. Este es el país que no tiene dirigentes. Este es el país donde los partidos de la oposición callan. Ningún dirigente de la llamada oposición hizo el menor comentario sobre el feriado nacional por los diez años del eterno.

El señor Mijares habló. El señor Mijares es un padre de alumnos de un colegio. El señor Mijares es el único digno. El señor Mijares es la dignidad que resta. El señor Mijares es la sociedad venezolana que no se entrega. La sociedad venezolana pasará por encima de gobierno y oposición. La sociedad venezolana pasará por encima de dirigentes gremiales, políticos y sindicales. La sociedad venezolana no dejará piedra sobre piedra cuando llegue el momento de las cuentas finales. La sociedad venezolana resistirá los decretos oficiales de la vagancia, del atropello, de los oropeles de la dictadura. La sociedad venezolana cobrará y de que modo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba