Opinión Nacional

El sexo fuerte

Quien haya dicho que los hombres son el sexo fuerte, estaba pensando en fortaleza física solamente.

Cuando vemos, por ejemplo, a un hombre de constitución robusta tomar por el cuello a una mujer de contextura delgada, y lanzarla sin misericordia contra el pavimento, obviamente él es el más fuerte en términos estrictamente físicos. Pero en términos generales, la fuerte es ella, que a sabiendas de la superioridad física de él, lo enfrentó.

La semana pasada, con motivo del Día Internacional de la Mujer, fui invitada a una entrevista en Venevisión. Tuve el honor de compartirla con Isabel Carmona de Serra, abogada, profesora universitaria, luchadora política contra la dictadura de Pérez Jiménez. Escuchándola hablar, me vino a la mente la idea de escribir este artículo, porque, ¿cómo se le va a ocurrir a alguien que conozca a Isabel pensar que ella pueda pertenecer al sexo “débil”?… Isabel pasó por el trauma de dar a luz a su tercer hijo, Luis Carlos, en la cárcel de mujeres en la que estaba presa, entre tantas otras cosas que implica la resistencia. Al mismo tiempo, su marido estaba preso en la cárcel de Ciudad Bolívar, y sus dos hijitos mayores en manos de familiares.

Isabel es un ejemplo de la fortaleza, la tenacidad y el valor de la mujer venezolana. Yo particularmente me siento muy orgullosa de ser mujer, y de ser mujer venezolana en este momento de coyuntura política, de crisis profunda y de días que no querremos ver repetidos jamás, porque, a pesar de todo, han sido tiempos de crecer interiormente. Es así: por cada canallada hay diez actos de dignidad. Por cada abuso, hay diez manifestaciones de solidaridad. Por cada paso atrás, hay mil pasos adelante. Y las mujeres venezolanas hemos sido protagonistas de esta lucha sin cuartel contra la tiranía, la autocracia y el totalitarismo, desde la mujeres más humildes, que trabajan arduamente para que sus hijos tengan las oportunidades que ellas no tuvieron, hasta las doctoras cuyos currículos hacen empalidecer a cualquiera.

Yo tengo la más absoluta certeza de que el siglo XXI será el siglo de la mujer en Venezuela. Estamos preparadas para asumir ese papel con responsabilidad y criterio, con generosidad y amplitud, y por encima de todo, en paz. El solo hecho de que seamos madres, o madres potenciales, hace que rechacemos la violencia en todas sus formas. Las palabras de Andrés Eloy Blanco son tan verdaderas, “cuando se tiene un hijo, se tienen todos los hijos del mundo”, pues ninguna madre quiere ver sufrir a su hijo, y se conduele del sufrimiento de los hijos de otras. La gloria de nuestro pueblo son las madres.

Madre, abuela, hija, hermana, amiga. Voy a usar unas palabras de Pablo Neruda para definir a la mujer venezolana: “en lucha sin cuartel cuando hace falta… sobre la tierra a continuar con sus luchas y sus cantos”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar