Opinión Nacional

El silencio de los inocentes

El cierre de Radio Caracas TV – RCTV – televisora que durante 53 años se transformó en un icono de la clase media venezolana y de muchos sectores bajos que llenaban su pobreza unos y divertimiento los más, significó, realmente, un quiebre entre el antes y el después de la mal llamada revolución bolivariana.

RCTV fue una escuela de artistas, fue una escuela de locutores y presentadores y fue, también, el manto de lágrimas de los oprimidos: los sin casa, los engañados, los execrados, los violentados, los marginados, los que creyeron en el gobierno que durante nueve años se ha auto calificado como el gobierno de los pobres, llegando la corrupción a tal extremo que el presidente Hugo Chávez Frías tuvo que hacerle un llamado a sus camaradas del Partido Único Socialista – PUS – a compartir sus bienes con los pobres, compartir por ejemplo sus vehículos blindados Hummer, sus mansiones, sus guardaespaldas para evitar que sean masacrados por el hampa común que se lleva 14 mil almas anuales al cementerio cada año (coincidencialmente la misma cantidad de gente que muere en la guerra civil de Irak cada año).

Demagogia Inc.

El Presidente le ha pedido a sus partidarios que entreguen a los más necesitados, los bienes que les sobren (¿viviendas, vehículos, tierras, aviones, industrias, etc.? es decir a unos 6 millones de personas esto es, sin duda, el interno, malestar de sentir que las cosas no han salido bien o que el programa de pobreza planificada ha ido adelante muy violentamente. Al fin y al cabo, ¿cómo dominar a un pueblo si este no tiene carencias? Esta demagógica dádiva es típica de quien se siente acorralado por la crítica y quien nada quiere corregir. Mao Tse Dong lo decía muy claro: “corromper, corromper, para dominar”…

Casi nueve años en el Poder son bastante para una generación veinteañera que creció en libertad, en cierta abundancia y con respeto, valores que se han ido perdiendo. Los nuevos líderes, los de aquella juventud que se han tomado pacíficamente (muy pacíficamente) las calles del país, a lo más tenían 12 años de edad cuando el chavismo emergió como lo que no es; es decir, la revolución de mentira.

La revolución de mentira no es revolución pero si es la mentira oficializada. Es el manejo de la imperfección absoluta, es el desgobierno, y la ineficiencia uniformada llevada al máximo, es la religión de la demagogia…

¿Revolución?
Bajo los estándares que manejan los burócratas de la ONU o de la OEA, Chávez es un demócrata y para los estándares de quienes sufren la supuesta democracia Chávez no lo es. Y, no dejan de tener razón quienes adversan al régimen pues Chávez se acostumbró a demonizar a sus oponentes tratándolos como enemigos y traidores a la patria. Si no se piensa como él, no se está pensando…

Otra de las situaciones que no ven en el exterior es que en Venezuela es el apoyo que le ha dado el gobierno a las transnacionales llamadas neoliberales, a pesar de no haber existido una ruptura revolucionaria como la que hubo en Cuba, por ejemplo, en dónde el capitalismo de Estado expropió todos los medios de producción, cuestión que no se ha hecho en Venezuela con la revolución chavista; por el contrario, las grandes empresas transnacionales como las de los medicamentos, del petróleo, de la metalmecánica, de la banca, de los seguros, del transporte y de las comunicaciones, han sido favorecidas por la revolución bolivariana, pues esta no les ha tocado ni con el pétalo de una rosa.

Al no existir una revolución real, de verdad, pues no ha habido ni guerra civil ni violencia política, tampoco se puede hablar de revolución. La única violencia existente es la del hampa común y la del hampa uniformada, que desde las alturas, al parecer, tiene la bendición y que en casi nueve años de gobierno ya sumará más de 112 mil muertos por armas de fuego y armas blancas, sin considerar los asesinados en las guillotinas viales. Todo esto ha creado un virtual toque de queda, sin necesidad de oficializarlo.

Chávez llegó al Poder con el clásico cliché de quien nada tiene que ofrecer: la lucha contra la corrupción. Desafortunadamente, para el pueblo, sus seguidores se transformaron en grande corruptos y del 10% que pedían por contrato los corruptos de la IV República, ahora se llega a un 60%. Mejor ejemplo que los estadios de fútbol construidos para la Copa América Venezuela 2007 no hay. Esos cosos costaron la no despreciable suma de 1,5 millardos de dólares (por ahora).

La revolución es tan mentirosa que dice tener un partido con más de 7 millones de militantes. Según ellos más de los que votaron por Chávez se habrían inscrito en el PUS en circunstancias de que la revolución tiene lo que podríamos llamar una estructura fragmentada que va desde posiciones nazi-fascistas hasta de ultra izquierda marxista. En el partido de gobierno conviven antiguos socialdemócratas, con socialcristianos y socialistas con la ultraderecha reaccionaria. Esta olla podrida es llamada Partido Unificado Socialista y se supone debería hacer una revolución. Sin embargo, las cúpulas partidistas y quienes medran de ellas están siendo fortalecidos como muna nueva clase económica que medran del mismo tesoro de que medran Kirchner, Lula, Ortega, Morales y otros. Los de aquí, es decir los roedores locales son insaciables; los exógenos, al menos, envían vituallas para justificar el gasto.

Acabar con la opinión
El gobierno no ha sido capaz de hacer las cosas sin equivocarse. Ahora, con el cierre de RCTV (algunos dirán “FIN DE CONCESIÓN”), Chávez Logró algo que no se había logrado en muchos años, sin equivocarnos podemos decir que desde el siglo pasado la juventud venezolana no se había alzado en contra de una situación en la que ellos perciben algo con lo que nacieron será conculcado: la libertad.

La oposición venezolana estaba totalmente de capa caída y desmoralizada hasta que un mal candidato (pero a falta de pan buenas son las tortas) logró reagruparla y conseguir casi 5 millones de votos con un Chávez que consiguió 7 millones gracias a un sistema de votación totalmente hecho para avalar la trampa. De esos 7 millones de votos que obtuvo el oficialismo, un millón y medio, al menos, son inexistentes.

Esta oposición volvió a tener recaída gracias a las rencillas internas y a la llegada de los sinvergüenzas de siempre al nuevo partido nacido del proceso electoral del 3 de diciembre 2006. Adecos con prontuario civil de aprovechadores, de testaferros, de vendedores de ilusiones, ingresaron a Unión Nuevo Tiempo, el partido creado por el ex candidato y actual gobernador del estado Zulia Manuel Rosales, para lograr desde adentro minarlo con quizá qué intenciones. Por ejemplo, en el estado Aragua un Vice-presidente de ese partido, de quien se dice obtiene “ayuda económica” del Gobernador, salió a hacer declaraciones en contra del proceso revocatorio iniciado en contra del mandatario regional quien se supone es adversario de sus partido. Claro, hay que pagar favores…

Sin embargo, los jóvenes venezolanos, bien lejos de estos bandidos de la política, están creando su propia dirigencia y liderazgo, levantando las banderas de la libertad de opinión y prensa, la bandera de la autonomía universitaria, del derecho a la protesta, etc., banderas que los partidos de oposición, donde muchos dirigentes, al parecer, tienen negocios con el gobierno, se olvidaron de levantar o ignoraron olímpicamente para mantener el status-quo, pues saben de que el fascismo no va hacia ningún tipo de socialismo sino hacia un tipo de capitalismo corporativo manejado desde una organización política corporativa. La cuestión es negocios y más negocios.

Por todo esto, Joaquín Villalobos, un excombatiente de la guerrilla salvadoreña, fundador del Ejército Revolucionario del Pueblo – ERP – ex miembro del Frente Farabundo martí para la Liberación Nacional, durante la `prolongada guerra civil salvadoreña, escribió “El dinero del petróleo puede servirle a Chávez para hacer muchas cosas, pero jamás para comprarse una revolución”.

Mientras Chávez está perdiendo la batalla interna, la batalla de las rosas, y claveles, como aquellos que los estudiantes repartieron a sus represores (Policía Metropolitana), ganaba, aparentemente, la batalla internacional (o exógena, como le gusta decir a los nuevos ticos del gobierno) en la Organización de Estados Americanos. Las protestas, que ya llevan más de dos semanas y no se sabe cuando terminarán, fueron en un principio reprimidas a sangre y fuego. Estudiantes, periodistas, actores y pueblo hicieron notar su malestar con el cierre de una planta de TV; pero, no por el cierre mismo sino por su significado para la libertad de prensa y opinión.

Chávez, incapaz de dialogar o de recibir a los estudiantes venezolanos para intercambiar opiniones, no los quiere oír, simplemente. Pero, para que no digan que no entiende o está en contra de los estudiantes universitarios (él nunca lo fue), viajó a La Habana y se reunión con estudiantes cubanos, quienes, obviamente, no tenían derecho a expresarse libremente ante el mandatario “revolucionario” y quienes aplaudían como las focas de un circo marino todas las palabras que decía el venezolano ilustre…

Hacia el pensamiento único
Chávez no quiere entender que los estudiantes, periodistas y artistas no quieren su caída ni piden que se vaya. Sólo piden respeto para la Constitución, ¿qué simple, verdad? – Descalificando a todos sus oponentes, algunas veces (las más) soezmente, Chávez ahora amenazó a Globovisión, el único canal de TV que queda libre en el éter nacional. El gobierno se defiende que la libertad de opinión y de prensa no está amagada pues el 80% de los medios aéreos pertenecen al sector privado, pero, se olvida de mencionar que de ese 80%, al menos, el 95% de los concesionarios son partidarios del régimen.

En la OEA, la única voz que se alzó para defender la democracia en Venezuela fue la de la Secretaria de Estado (Canciller) Condoleeza Rice, dama que no se ha escapado de los insultos presidenciales venezolanos, ni de los insultos del Canciller Nicolás maduro quien sabe mucho de conducir autobuses pero nada de diplomacia, pues para decir “córrase por el pasillo” no se requiere estudiar mucho o ser caballero (aunque algunos lo son…).

Condoleeza Rice dijo una frase para el bronce con relación a lo sucedido con RCTV y las protestas estudiantiles: “esto es un conflicto entre Venezuela y los principios democráticos”, rematando con lo que dijo a la prensa: “Cuando comienzas a cerrar televisoras porque expresan su oposición a tu liderazgo, esa es, de hecho, una acción en contra de la democracia”.

Pero no solo EE.UU., planteó esta horrorosa situación venezolana. También lo hicieron organizaciones como la Sociedad Interamericana de Prensa – SIP – Amnistía Internacional, Reporteros Sin Fronteras, American Watch, el Presidente de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, el Comité de Protección a los Periodistas, el Parlamento de Chile, el Senado de Brasil, de México, de Perú, de EE.UU., etc. Todo esto a Chávez le entró por un oído y le salió por el otro. Una vez más ridiculizó a todas las instancias internacionales y los mandó, para usar sus propias expresiones “a lavarse el paltó”…

El Secretario General de la OEA, el chileno Miguel Insulza, insulsamente se negó a tratar o comentar el caso venezolano. Se disculpó diciendo que no estaba en la Agenda. Hay que recordar que Insulza fue el candidato de Chávez para el puesto de Secretario General, así como hay que recordar que es miembro del Partido Socialista de Chile, partido que estaría siendo ayudado económicamente desde Miraflores, según algunas versiones en el extranjero.

Sin embargo, no todo fue críticas para Chávez. Los países con el más triste récord de libertad de prensa en el continente, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, apoyaron la decisión del gobierno venezolano. Es más, Daniel Ortega, en una descarada intervención en la política venezolana, fustigó por cadena nacional obligatoria de radio y TV a los estudiantes venezolanos acusándolos de “lacayos del imperialismo”.

En la OEA, países como México, Brasil, Chile y Perú, a pesar del mandato y exigencias de sus respectivos parlamentos, también se quedaron callados e ignoraron el caso de RCTV, lo cual fue como darle en cayapa a la libertad de prensa y opinión.

¿Chávez e Insulza enterrarán a la OEA?
Estados Unidos sólo fue acompañado por El Salvador en su petición de investigar el liberticidio en Venezuela. Al parecer, los Mexicanos se olvidaron de la dictadura del PRI, los chilenos de la dictadura Pinochetista, los peruanos de la de Velasco Alvarado y Bermúdez, Argentina, que al parecer tiene un buen récord de libertades aún, tampoco hizo nada en la OEA, lisa y llanamente ignoró el tema.

El tema no se trató, según muchos delegados ante la OEA porque Venezuela como país soberano puede o no renovar una concesión radioeléctrica. Pero, ese no es el punto pues aquí se trató de una cuestión de retaliación política. Chávez acusó a RCTV de haber participado en el golpe de 2002. Todos se preguntan ¿por qué no se llevó a los directivos de ese canal en 5 años a los tribunales? La razón es que no había ni hay pruebas. ¿Por qué si s ele renovó la concesión al Canal 4 de Gustavo Cisneros? Pues, porque es socio del gobierno y, además, es uno de los 10 hombres más ricos de Latinoamérica.

El problema de la libertad de prensa no solamente atañe a una nación, en este caso Venezuela, éste debe preocupar a todo el continente. El “silencio de los inocentes” de la OEA sobre esta materia da mucho que pensar. ¿Están las instituciones internacionales dispuestas a defender las libertades? – ¿Para qué existe la Carta democrática si no se aplica? El señor Insulza será el enterrador de la OEA?
E-Mail: [email protected]

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba