Opinión Nacional

El Socialismo en la Constitución

En el proceso que se ha denominado la profundización de la revolución y que comenzó después del 3 de Diciembre de 2006, se nos anuncia un conjunto de cambios radicales en nuestro modo de vivir y de organizarnos como pueblo. Entre estos anuncios está el cambio de nombre de nuestro país a República Socialista Bolivariana de Venezuela, con lo que por segunda vez en ocho años de gobierno, sufriría una modificación la denominación de Venezuela que siempre conocimos desde que tenemos uso de razón. Un Diputado que dice representar al Estado Aragua ya asomó el año pasado este cambio revolucionario, cuando anunciaba que Venezuela había optado por el socialismo y así debería estar reflejado en Constitución, lo cual fue ratificado por el Presidente de la República, cuando es nuevamente favorecido en las elecciones de diciembre pasado.

Sin embargo entendemos que esto que se plantea es un error en los conceptos. La experiencia histórica y la literatura especializada nos enseña que el socialismo no es una forma de estado sino una forma de gobierno y que son los ciudadanos quienes deben decidir en cada proceso electoral, si quieren un gobernante de tendencia socialista o no, o si prefieren respaldar las propuestas de un gobierno socialista, o más bien quieren apoyar las de centro derecha o simplemente de centro.

Si el socialismo es entendido como una forma de estado, no hay entonces posibilidad de optar por alternativas de gobierno diferentes al socialismo. Significa que sólo un socialista podría ser Presidente de la República, cercenando de cara al futuro, la posibilidad tanto de elegir como de postular candidatos no socialistas, lo que resultará un atentado contra el pluralismo, liquidando las opciones democráticas y negando la posibilidad de determinar la ideología que debe estar en el gobierno, lo cual como hemos dicho solo le compete a la mayoria de los electores, cada vez que concurren a un proceso comicial y no lo puede ni lo
debe determinar una mayoría circunstancial, que apruebe una reforma constitucional.

No esta claro por otra parte que Venezuela haya optado de por vida por el socialismo como forma de estado, independientemente que haya ganado las elecciones un gobernante con ideas socialistas. Lo que sí es evidente por ahora, es que la mayoría de los venezolanos rechazamos el modelo castro comunista y marxista leninista, así como lamentamos la dictadura y carencia de libertades públicas que padecen nuestros hermanos cubanos, por lo que es indudable el rechazo a la implantación de un sistema de este tipo en nuestro país.

La política es dinámica y es cambiante. Si hoy la mayoría quiere un gobernante de izquierda, mañana puede quererlo de centro, por lo que no pueden coartarse las libertades de elección imponiendo como una camisa de fuerza un sistema único e irremplazable. Quienes esto defienden no quieren admitir que la democracia en alternativa y plural, donde todos deben tener igual posibilidad de escoger la forma de gobierno que el país requiere.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba