Opinión Nacional

El terrófago

El régimen denigra de la propiedad privada, la desestimula y la desprecia
En el argot popular «terrófago» es el que come tierra, el que pretende la
tierra del otro y se la roba.

El régimen es «terrófago».

El régimen denigra de la propiedad privada, la desestimula y la desprecia.

Pretende convertirse en el verdadero dueño de inmuebles urbanos y rurales y,
además, cuando no pretende su titularidad, limita, controla o restringe los
atributos fundamentales de la propiedad y así controla al ciudadano y sus
bienes. Totalitarismo militarista, pues.

Las vías de hecho que constituyen las ocupaciones abusivas y extralimitadas
de tierras rurales; las incitaciones a las invasiones; los rescates de
tierras con apariencia legal, pero también violatorias de derechos
fundamentales de las víctimas; las expropiaciones fraudulentas; las
adquisiciones forzosas de inmuebles, son algunas de las técnicas utilizadas
para ponerle la mano a los bienes de los particulares.

Justifican dichas actuaciones depredadoras de la tierra, en un discurso
comunista poco creíble: «Las tierras son para el pueblo». Nada más falso,
las tierras son para el gobierno y al pueblo nunca le llegará nada. Si no
que le pregunten a los cubanos.

La Ley de Tierras Urbanas es de naturaleza perversa y facilita el camino
para la apropiación indebida y abusiva de tierras urbanas. Le otorga
facultades discrecionales al régimen y facilita la transferencia forzosa de
la propiedad de los particulares, o lo que es lo mismo, ponerle fácilmente
la mano a inmuebles de los ciudadanos. La norma citada le permite actuar al
gobierno con apariencia de legalidad, «legalizando» el abuso y el afán
caníbal del régimen sobre los bienes de los particulares.

Igual denuncia hacemos de las providencias administrativas que con base en
la ley para la preservación del patrimonio cultural, dicta el Instituto del
Patrimonio Cultural. Dichos actos administrativos, en masa y sin ningún
criterio técnico, declaran patrimonio cultural de la república bienes que no
tendrían que calificarse como tales. El objetivo es controlar esos bienes y
limitar los atributos que el derecho de propiedad les otorga a los
ciudadanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba