Opinión Nacional

El triunfo de los estudiantes

Y ante la barbarie enarbolada por el incapaz Maduro con base en la metralla y el gas tóxico, se ha minimizado y propagado el clima enrarecido a que dio origen el movimiento, cuya fertilidad ha transformado el sosiego adolecido por la barbarie de los tres lustros, que hoy nos quieren adosar como eterno; pero a la vista está, que no pasará. Por ella ha surgido la resistencia democrática, que tenemos que catalogarla como un gran triunfo de los estudiantes.

Muchos se han sentido defraudados por el giro que tomó la reacción de la sociedad desesperada, cuya estrategia ha girado a hacerse de la protesta permanente cada vez más fuerte y contestataria, dejando al desnudo la incapacidad del gobierno para resolver las carencias que sufre la población, soportando el engaño de la demagogia, que tratan de buscar el enfrentamiento de los humildes, hartamente engañados, contra los que desde hace quince años venimos enfrentando el adefesio creado por el difunto, sin ningún sentido de racionalidad ni política ni lógica, en su intento por justificar los equívocos del “por ahora” y la malicia emprendida a orden de los Castro.

No hay dudas, los estudiantes han encontrado, como siempre el intelecto del venezolano, un nutriente fogoso para su lucha, que surge de la estupidez de los esbirros gubernativos de declararles la guerra “con todos los hierros” por lo que ordenaron el empleo de las “unidades de batalla” y “colectivos armados”, apoyándose en el uso abusivo de la “guardia del pueblo”. Su grito de guerra: “candelita que se prende, candelita que se apaga”, con la que fundamentan el abuso de la FAN que usa armas de fuego y gases tóxicos, contrariando lo establecido en el artículo 68 de la CRBV. Han puesto de “enemigo” nada más y nada menos que a los estudiantes, la savia valiosa y valiente, que en todos los ámbitos y en todos los tiempos han impulsado los cambios políticos y sociales, ya que la ortodoxia los desespera.

Muchos han visto como error el que no se haya impulsado la protesta hacia un movimiento de masas para pedir la renuncia al Maduro, pero olvidan el 11 de Abril, que a pesar de haberse logrado el objetivo como fue la renuncia de Chávez, la falta de claridad del objetivo y agendas ocultas de grupos, se transformó en un dantesco escenario que abortó el éxito de ese memorable día.Hoy los escenarios son diferentes, sin embargo, la necesidad de un objetivo claro y sin agendas ocultas es la guía de este movimiento. Muy claros están los estudiantes al propiciar esta protesta: Ven oscuro su futuro, cuando tratan de ideologizar la educación por la línea comunista que de por si es un retroceso; ven grave el sufrimiento de sus padres para proveer su alimentación y necesidades básicas; por eso,apoyan la lucha de la comunidad contra los abusos y el proceder antidemocrático del gobierno. Ya la comunidad internacional esta conteste con entender la situación de Venezuela. Se ha generalizado el criterio, de que Venezuela es elúnicopaís del mundo donde han sido clausurados todos los medios de difusión libres, los pocos que permanecen operando están amedrentados ante amenazas de cierre o de multas impagables. Están claros y lo conciben como una realidad ineludible que, cuando no se pueden usar los medios democráticos porque no hay libertad, es necesario utilizar otros medios que estén disponibles, y eso es lo que está ocurriendo en Venezuela.

Lo dijimos antes con las palabras de Fernando Londoño: “Lo que pasa en Venezuela tenía que llegar y llegó, así sea que todavía falte lo peor”. Pareciera que asi lo vieron los estudiantes, como lo han manifestado: “El momento llegó y continuaremos hasta el final”; sin embargo, aunque pareciera un jaque mate, el mundo “revolucionario” juego al encanto del “difunto eterno”, con la esperanza de que éste desde el más allá los envalentone y les permita retrotraer el tiempo al momento del pasado 13-04-02 para que se cumpla lo de “todo 11 tiene su trece”, pero olvidan que este 12-02-14, fue el día de la juventud y el gobierno les cambió su protesta pacífica, por violencia, muerte y llanto,transformándole la ilusión en desencanto. Ahora, solo el tiempo dirá el resultado de la amalgama de estudiantes con su pueblo. Amanecerá y veremos. Lo cierto es, que el eslogan “revolucionario” es ahora de la oposición: ¡la lucha sigue! y ¡hasta la victoria siempre!

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar