Opinión Nacional

El veintitrés no existiremos

Yo debería tratar de explicarles el gran error que hace Chávez al anunciar que expropiará la cadena de tiendas Éxito. Debería, y sobran razones, de usar este mensaje para hacerles entender el tamaño de la mentira que significa que nuestro presidente hable de una “devaluación revaluadora”, al tiempo que nos mete la mano en el bolsillo para acabar con nuestros ingresos. Debería también hacerles ver lo peligroso que es que nuestro presidente decida “agarrarse” cuanto galpón se encuentra en el camino, en nombre de cualquier cosa, al tiempo que invita a la empresa privada a que invierta.

Estaría obligado a hacer notorio, que nuestro presidente al referirse a la producción agrícola, en su novelada presentación de cuentas a la Asamblea, dijo simplemente que a pesar de la lluvia habíamos avanzado mucho, para luego expresar ese avance en la cantidad de kilocalorías disponibles para el consumo. No tenía nada que mostrarnos, así que nos lanzó una bola de nudillos. Como tampoco tiene mucho que mostrarnos en muchas otras áreas, habló hasta por los codos de cuanto le pareció pertinente, durante cuatro horas y media, sin muchos logros concretos, pero con muchas excusas. Ahora nosotros financiamos la delincuencia, nosotros y el Imperio.

Ya nada de eso hace falta. Ya no hace falta que insistamos en mostrar sus desatinos, sus desaciertos y su equivocada forma de conducir a este país. El se ha encargado de que nos demos cuenta de la gran farsa que representa. No se puede hablar de “marxismo”  al tiempo que se le añade cloro al agua de la piscina de la finca “La Chavera”. No se puede hablar de sacrificio, cuando se usan trajes de buen casimir y corbatas de marca. No se puede hablar de “riquísmo”, cuando se mueve en un auto Mercedes Benz de ultima generación.

No se puede hablar de apátridas y burgueses, cuando  protege a sus compañeros de aventura, que  llenaron sus alforjas de dinero a la sombra de esta revolución de pacotilla. No se puede hablar de los errores de otros, cuando se permitió llevar este país al desastre y la anarquía que hoy presenciamos en todos los órdenes de nuestra vida. Chávez se ha convertido en un gigante con pies de barro, por la vía de seguir cometiendo errores, ahora con mayor frecuencia y profundidad.

A Chávez se le acabaron los argumentos, sólo le queda esta estúpida radicalización, este correr hacia delante, este frenesí por tratar de seguir engañando a su cada día más reducida audiencia y en ese accionar, se aleja cada día mas de la verdad, de la razón y de cualquiera de las formas de actuar que lo ayudarían a recuperar su apoyo. Déjenlo quieto, déjenlo que siga abriendo su fosa, déjenlo seguir mintiendo, no le hagan saber que nos damos cuenta y no traten de que deje de hacerlo.

Este sábado veintitrés, cada venezolano está llamado a unirse a un gran grito libertario. Este próximo sábado –no me queda duda- los venezolanos le enseñaremos al gobierno una contundente muestra de cuantos somos y  cuanto nos desagrada la forma como nos maneja. Este próximo sábado tendrá que voltear la mirada o mentir de nuevo para decir que no existimos, que éramos un  puñito de gente. Mediremos fuerzas y mediremos la rabia que le va a producir saberse perdedor.

                                                                                 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba