Opinión Nacional

Elecciones limpias y corrupción

En Venezuela, el sistema no es que esté corrompido, sino que la corrupción es el sistema. Nada funciona decentemente. Todo tiene un precio, hasta la prestación de servicios elementales a los que todos tenemos legítimo derecho como obtener una cédula de identidad o el pasaporte. Hasta el trámite de audiencias se ha convertido en negocio rentable para traficantes y prevalidos del régimen. Los gobernantes, una vez corrompidos por el poder político y el dinero mal habido, se convierten en perversos corruptores de terceros para garantizar impunidad por la vía de las complicidades múltiples.

Los más de diez mil millones de bolívares desfalcados alrededor del Complejo Agroindustrial Ezequiel Zamora del Estado Barinas, por un conjunto de factores que manejan al país, asesores cubanos azucareros, oficiales activos de la Fuerza Armada, traficantes del gobierno y la “familia real”, como se conoce en Barinas a los Chávez, reflejan la tragedia. Si agregamos el desplome del viaducto de la autopista Caracas-La Guaira, la destrucción de la infraestructura del país, la inseguridad de las personas y de los bienes, los delirios continentales y mundiales del señor Chávez exponiendo a Venezuela a gravísimos riesgos, los sobornos disfrazados de ayuda a cuanto chulo le ofrece ayuda en el exterior, son algunas de las razones que reafirman la convicción de que la verdadera naturaleza del problema no es electoral sino de principios y valores indispensables para la vigencia de la libertad y la democracia.

ALIANZA POPULAR considera bloqueada la ruta electoral. El régimen tendría los días contados si se somete a unas elecciones manuales y limpias, con voto secreto garantizado y sin este registro electoral envenenado que no refleja la real población electoral. Chávez lo sabe. No se puede dar el lujo de perder porque, entre otras cosas, tendría que rendir cuentas de una gestión demasiado tenebrosa. Perfecciona tanto los mecanismos de chantaje y represión necesarios para criminalizar toda disidencia, como los instrumentos de fraude que han impedido al voto servir para elegir y no para legitimar su voluntad de gobernar hasta que le dé la gana.

No participaremos en un proceso electoral al margen de la Constitución y de la Ley, con autoridades iguales, parecidas o peores a las actuales, ni con máquinas electrónicamente preparadas para el fraude y alejados de las normas internacionales de transparencia electoral. El circo tiene suficientes payasos. Ya no hacen reír a nadie. El público se fue pidiendo a gritos un cambio radical del más corrompido y corruptor de los regímenes del continente. No buscamos espacios de “convivencia”, ni nos prestamos a “diálogos” o “negociaciones” para esquivar una confrontación definitiva e inevitable. La unidad no es complicidad. El espíritu del 11 de abril del 02 inspiró el mandato del 4D-05. Se fortalece a medida que avanzamos en este año definitivo.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba