Opinión Nacional

Elogio de la desesperación…

El estado de excepción parece estar montado. El proceso es presa de la desesperación; está enfermo de muerte como en su momento estuvo su gestor y se debate en su agonía sin poder morirse. Su sistema inmunológico de sustentación es deficiente y sin capacidad de reacción. Doquier surgen protestas y noción de malestar, los más pobres no comprenden por qué los atacan con tanta crueldad si ellos apoyaron al comandante y sienten el furor de la rabia; nadie les oye ni les hace efectivas sus reivindicaciones; les deben y no les pagan; les matan sus hijos y no les responden, y no solo no castigan a los culpables sino que alientan su impunidad; van a hospitales desguarnecidos y no hay médicos porque nos botaron; van a los mercados y la frustración es muy grande, no encuentran como alimentar a sus familias, las dos devaluaciones y la inflación les han reducido a piltrafa.

Los enchufados saben que en cualquier momento puede ocurrir una explosión social espontánea, un ¨venezuelazo¨, inducido por la desesperación, el desconsuelo y la desesperanza, por la rabia contenida, por la ausencia de la última esperanza. Entonces, con el pretexto de proteger a los ciudadanos de la inseguridad y el asesinato, sacan a la calle a la guardia nacional y la milicia. Estarán allí con armas de guerra, en todas partes, para sofocar a fuego y sangre cualquier intento de efervescencia del colectivo o para inducir miedo en la población.

Recuérdese que su crueldad y ansia de poder no tiene límites, como no lo ha tenido la revolución de Fidel y sus paredones manchados de sangre inocente. Todavía decrépito no ha perdido una pizca de su maldad ni puede esperarse de él un arrepentimiento o un perdón. El dinero venezolano ha comprado conciencias y ha mostrado cuan poco vale la dignidad de los hombres…

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba