Opinión Nacional

Emboscada

El DRAE define la palabra emboscada como “Ocultación de una o varias personas en parte retirada para atacar por sorpresa a otra u otras. Úsase comúnmente hablando de la guerra. 2. Asechanza, maquinación en daño de alguien”. Dice además el DRAE que emboscada es el participio del verbo emboscar, y este, agrega el diccionario, es palabra parasintética (compuesta y derivada al mismo tiempo) formada con el prefijo en- y el sustantivo bosque, cuyo significado es el siguiente: “Poner encubierta una partida de gente para una operación militar. (…) 2. Entrarse y ocultarse entre el ramaje (…)”. De modo que, literalmente, las palabras emboscada y emboscar contienen la idea primigenia de gente que se oculta en un bosque, o lugar boscoso, para atacar de sorpresa a otra u otras personas. Aunque el DRAE menciona que su uso es más frecuente refiriéndose a la guerra, es también muy común que se embosquen los asaltantes, delincuentes comunes, sobre todo los llamados asaltantes de camino, para de esa manera atacar de sorpresa a las personas a quienes van a asaltar. Muy probablemente emboscada y emboscar se usaron primero referente al hecho de emboscarse para perpetrar el asalto, delito común, y posteriormente entró al argot militar.

Pero el DRAE registra también un uso metafórico de la palabra emboscada, cuando la identifica con las palabras asechanza y maquinación contra alguien. De asechanza, a su vez, dice que es “Engaño o artificio para hacer daño a alguien”, y maquinación se define como “Proyecto o asechanza artificiosa y oculta, dirigida regularmente a mal fin”.

Es claro, pues, que el uso ha enriquecido semánticamente ambos vocablos, mediante su empleo metafórico. Inicialmente la emboscada era una operación de carácter físico; hoy puede ser, además, una actuación de carácter moral, que no implique necesariamente una actividad física.

Es obvio, además, que la emboscada ya no se refiere sólo al ámbito militar y de la guerra, pues una emboscada bien puede producirse también dentro de una actividad de carácter civil. Como es evidente también, que, no obstante el origen de la palabra, una emboscada no tiene que darse necesariamente en un bosque o lugar parecido. En nuestro idioma la vía metafórica permite una gran libertad en el uso de muchos vocablos bastante más allá de su significado original, lo cual enriquece semánticamente el idioma.

Oiga de lunes a viernes, a las 11,10 a.m., el micro CON LA LENGUA EN ONDA, por la emisora <b<RADIO ONDA, la superestación, en el programa de Mari Montes.

Visítenos. Será bien recibido: (%=Link(«http://www.conlalengua.com»,»www.conlalengua.com «)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba