Opinión Nacional

En algún lugar de la mancha

(%=Image(8022526,»L»)%)Buenos Aires (AIPE)- Don Quijote cabalga hacia su cuarto centenario. Publicado por primera vez en 1605, los cuatro siglos que se cumplen de la obra cumbre de la lengua española sorprenden al »ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha» en plena forma, dentro y fuera de España. Claro que lo de ingenioso suena a creatividad, a actividad privada; me cuesta imaginar al Estado siendo ingenioso, más bien lo contrario. Aún así, muchas agencias estatales trabajan para lanzar durante la conmemoración una “nueva relación cultural entre España y el resto del mundo; en particular, con los países de América Latina”.

Entre los más entusiastas está el director de la Real Academia Española de la Lengua. »El auge apenas empieza. Ya verá todo lo que se desata», promete Víctor García de la Concha, y narra el fenómeno de ventas que El Quijote registra en Norteamérica. »Se podría pensar que es algo natural por el crecimiento de la población hispana en el país», añade el académico. Pero parece que lo mismo sucede con la reciente traducción al inglés y su ya célebre comienzo: »Somewhere in la Mancha, in a place whose name I do not care to remember…» (En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…)
Claro que, con el Partido Socialista Obrero Español en el poder, parece que esto tomará otro cariz. »Quiero hacer del Quijote el mejor embajador de España», dijo el presidente español. El líder socialista comprometió el apoyo del gobierno a la celebración del nuevo centenario, de modo de convertirlo, dijo, »en un momento de reflexión colectiva sobre quiénes somos y quiénes queremos ser. Porque la obra propone un concepto de España fecundo de las relaciones entre los hombres y las mujeres, entre culturas y entre países». Suena a que intentarán utilizarlo como medio de propaganda.

Me imagino a Don Quijote rebelándose. El caballero era, sin duda, un romántico idealista que criticaba severamente al “establishment”. Para el escritor Jesús Silva Herzog, lo más atractivo de la obra de Cervantes es la inconformidad que circunda a sus personajes y la crítica social que se encuentra a cada paso. Para Miguel de Unamuno, “Don Quijote se hacía el loco. Lo que no quiere decir que no lo estuviese. Como que su heroica locura sublime consistió en hacerse el loco frente al mundo, en tomar este no como es, sino como él creía y quería que fuese”.

Sea como fuere, el ingenioso hidalgo difícilmente se prestará a cualquier manejo político. Nació de la actividad de un literato que, como Cervantes, lo único que le debía al Estado era el hecho de ser manco gracias a la batalla de Lepanto, y era, precisamente, impulsor de una »empresa de caballería», solitaria y personal, que nada pedía de caridad estatal sino, por el contrario, pretendía servir. Me recuerda aquello de “no le pidas al estado que haga por ti, sino que pregúntate tú qué puedes hacer por el país».

Entre los actos centrales un hito importante será el premio Cervantes que entregará el rey Juan Carlos, como todos los años, en la Universidad de Alcalá de Henares, cuna del autor de El Quijote, el mismo día –23 de abril– en que falleció. La zona de Castilla-La Mancha, tierra de don Quijote, vive una fiebre cervantina. El gobierno regional promovió la creación de la empresa Don Quijote de la Mancha 2005, S.A. para la promoción de actividades como la venta de recuerdos, dibujos animados, camisetas, relojes y todo tipo de objetos con imágenes del caballero y de los inefables Sancho Panza y Dulcinea del Toboso. Ya lo dije antes, suena irónico que el estado comercie con una »empresa de caballería» que de tan creativa e idealista ve en estos personajes, originalmente mediocres, personas cruciales y, de hecho, las catapulta, convirtiéndolas en verdaderos héroes.

Pues nada, cabalga don Quijote, que nosotros sabemos que en tu libertad sin límites has hecho volar nuestra imaginación y esperanza.

(*): Miembro del Departamento de Investigaciones de la Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas (ESEADE).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba