Opinión Nacional

En Venezuela el golpe de Estado es lícito

 

Este régimen revolucionario, socialista, chavista y castrocomunista, ha venido cambiando todo. Cambió desde el nombre del país y los símbolos patrios hasta las más elementales costumbres, sin dejar de lado los cambios de la historia y el lenguaje. Hizo una constitución a la media del teniente coronel felón, ahora difunto, supremo y eterno, y enseñó a violarla por delante y por detrás. Al punto que celebra y obliga a celebrar, fechas conmemorativas de actos ilegales, ilícitos, criminales, inconstitucionales. Nada más esta semana que se va hicieron la gran convocatoria para celebrar, conmemorar, solemnizar, un evento que ensangrentó al país, cuando un grupo de uniformados, liderados por un oscuro teniente coronel, conspirador de oficio, alzó las armas que la República les había confiado para su defensa para dirigirlas en contra de un gobierno democrático. Porque eso fue el 4 de febrero 1992, una intentona de golpe de Estado cruento, fallido, sin apoyo de ninguna especie y con una supina conducción militar.

Inmediatamente que el golpista llegó al poder, usando las reglas de la democracia que denostaba y engañando al pueblo, y a otros tantos no tan pueblos, comenzó su obra destructiva y se empeñó en sanear, legalizar, santificar, el crimen que había cometido aquel 4 de febrero. Y lo logró, al punto que ya difunto se sigue celebrando esa fecha y creo que ahora con más pompa. Este pasado 4 fuimos testigos, en cadena nacional, como el escogido presidente proclamado por el CNE, en el mismo sitio donde el comandante de la intentona se rindió, sin disparar un tiro y estando muy parecido al árbol donde duermen las pica tierras, que era antes un Mueso Militar y ahora es un tal cuartel de la montaña, supongo que por el tamaño de la plasta puesta, celebraba como todo un comandante en jefe de verdad, junto a su alto mando militar y civil y a un destacamento castrense, dictando una clase de historia, calcada del difunto, insultos y amenazas contra la oposición incluidas, pero esta vez también se llevaron lo suyo los disidentes del polo patriótico y del 4F.

Vimos todos, en cadena nacional, como el ahora comandante en jefe sustituto, hacía apología del delito. Se ensalzaba a los integrantes de aquel golpe que todavía acompañan a esta revolución y de paso a los saqueadores del 27F, otra fecha patria. Se les condecoraba, se le ascendía aun estando ya viejos de retirados, y el alto mando militar cohonestando ese inconstitucional acto. Se solicitó un minuto de silencio por aquellos caídos el 4F, pero claro para ellos solo tenían condición de víctimas los insurgentes caídos ese día, no los muchos inocentes que perdieron la vida bajo la metralla canalla de los conspiradores. Todo el país fue testigo, una vez más, de que dar un golpe de Estado en este país no es delito, todo lo contrario es un acto que enaltece a los que lo dan y merecen todo el reconocimiento de la patria y los más altos honores militares y civiles.

Por todo lo anterior no entiendo cómo es que en ese mismo acto y en muchos otros similares el ungido insiste en satanizar, condenar, estigmatizar a toda aquella persona, grupo civil o militar, partido político, y hasta país, que quiera una salida a la situación que estamos viviendo o mejor padeciendo, diferente a la electoral, buscar caminos alternativos, planes b, u otros atajos no muy ortodoxos constitucionalmente hablando pero totalmente lícitos desde el punto de vista revolucionario, en resumen dar un golpe de Estado, frio o caliente, de madrugada o a pleno día. Como dicen por allí lo que es igual no es trampa o lo que es bueno para la pava lo es para el pavo.

Pero para efectos públicos, jurídicos y del SEBÍN debo aclarar que yo, personalmente, no comparto nada de esto. Ni lo que piensan al respecto en el gobierno ni en la oposición. Soy demócrata de convicción profunda. Que me gusta más una elección que cualquier chocolate suizo. Que les tengo alergia a las armas, bueno y también a las mujeres feas. En definitiva que soy católico, apostólico, romano, magallanero y adeco.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba