Opinión Nacional

Enmienda y crimen organizado

Son muchas las razones que impulsan a la inmensa mayoría de los venezolanos a rechazar con firmeza el enorme fraude constitucional y político que envuelve la mal llamada “enmienda”. Farsa truculenta hasta en la forma en que está redactada la pregunta que será sometida a consulta el próximo 15 de febrero. No se trata de ampliación de los derechos políticos del pueblo, de los ciudadanos. Lo único que se busca es violentar el orden constitucional para ampliar los “derechos políticos” del Presidente y de cuantos quieran perpetuarse en el poder que detentan actualmente. Son los únicos que saldrían favorecidos de aprobarse esta aberración. Lamentablemente para ellos, no podrán escapar a la mano larga de la justicia nacional e internacional que empieza a exigir la necesaria y debida rendición de cuentas. De tanto ponerle trampas a la nación parecieran no darse cuenta de la enorme trampa en que están cayendo, fabricada por ellos mismos. La única manera de salir airosos es sobre la base del fraude y de la violencia física e institucional. Lo malo para ellos es que el juego es demasiado descarado, está a la vista y lejos de paralizar la disposición a votar por el NO, la incrementa creciendo el rechazo y la indignación contra el régimen.

Sin embargo, nadie se engaña. Los peligros existen. La amenaza es concreta. Además de las razones jurídicas y políticas suficientemente analizadas en estos días, debemos agregar las acciones violentas de las estructuras del crimen organizado que le dan soporte al terrorismo de estado, al narcotráfico, al lavado de dinero hasta el extremo de utilizar a su antojo un hampa común politizada como nunca antes con garantía de impunidad. Esta es una razón adicional muy importante para reforzar el rechazo al continuismo que se pretende implantar. El gobierno estimula una violencia premeditada, motivada políticamente, que atenta indistintamente contra objetivos comunes y específicos en ocasiones, como el saqueo a la Sinagoga de Maripérez, pero con el propósito de atemorizar a la población y paralizarla en su lucha contra la barbarie. Acciones cobardes contra quienes no pueden defenderse ejecutadas por mercenarios de difícil identificación. Muchas veces se trata de regulares de los cuerpos de seguridad del estado o de la propia fuerza armada actuando como irregulares, pero con recursos operativos suministrados desde el alto gobierno por los canales de las estructuras a las que hemos hecho referencia.

Hay una peligrosa espiral de violencia que puede desembocar en una terrible confrontación. Desgraciadamente la estructura del Estado está bajo el control del Presidente y la institucionalidad se ha desmoronado. No hay un proyecto nacional para enfrentar la inseguridad y el hamponato. La impunidad es total, de donde se deriva un verdadero terrorismo de estado bajo la responsabilidad exclusiva y excluyente del Presidente. Puede que logren generar miedo, temor e incertidumbre, pero no podrán paralizar a la nación.

Venezuela está preparada para enfrentar a la barbarie gobernante. Exige respeto a la voluntad popular que se expresará definitivamente en contra del continuismo, a favor del cambio necesario. Rechaza las manifestaciones fraudulentas que están a la vista y exige de quienes dirigen las verdaderas fuerzas motrices del país, iniciar el correspondiente debate sobre las posibles salidas a la coyuntura actual.

El voto es un instrumento fundamental de la democracia, pero no podemos confundirlo con la democracia misma. Es muy importante, pero no es el único instrumento derrotar a la dictadura. En el marco de la Constitución actual hay caminos que debemos explorar. Nada es fácil y el desenlace aún pudiera parecer incierto, pero la única batalla que nunca podrá ganarse es la que no se libra.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba