Opinión Nacional

Es fascista y es amigo de Fidel Castro

Por más socialista y anticapitalista que se autodenomine, Hugo Chávez no podrá escapar de todos los atropellos que ha causado a los venezolanos. Cuando se violan los derechos humanos en nombre de la derecha o en nombre de la izquierda, ambos lados terminan siendo la misma cosa.

Qué diferencia puede haber, por ejemplo, cuando se trata del respeto a los Derechos Humanos, entre la violación a esos derechos que se produjeron en los tiempos del dominio absoluto ejercido por los ingleses sobre la India y, por ejemplo, los 22.000 oficiales polacos exterminados en Katyn por órdenes de Stalin, en 1940, sin todavía conocerse la suerte de otros 80.000 oficiales polacos hechos prisioneros en esa oportunidad. También sería interesante, en ese sentido, encontrar alguna diferencia entre el Apartheid en Sudáfrica y los desmanes del nazismo de Hitler en Alemania.

Son incontables la cantidad de ejemplos para demostrar en estos tiempos, que las matanzas, genocidios, persecuciones y represiones, son violaciones a los Derechos Humanos y, no son más o menos justos, dependiendo de los motivos, causas o razones ideológicas, religiosas o políticas, que hayan motivado esos atropellos.

Con el mayor respeto, es risible, por no decir que es una pérdida de tiempo, que en estos tiempos, se pretenda diferenciar o hacer énfasis en la orientación de un gobierno de facto, porque las dictaduras de derecha, de izquierda, fascistas, nazistas o comunistas, son la misma cosa, si ponemos por delante el respeto a los Derechos Humanos. Por ejemplo, el término fascista, siendo una doctrina y un movimiento político de carácter totalitario que surgió en la Italia de Mussolini, hoy en día, se le puede endilgar a cualquier régimen de derecha o de izquierda que plantee la subordinación de los ciudadanos y la violencia contra los que se oponen y a quienes llaman enemigos, con un eficaz aparato de propaganda, aunque históricamente se le relacione con la extrema derecha y con el capitalismo de estado. ¿Será entonces que regímenes como el de Fidel Castro, la China y la Corea comunista o el régimen de Hugo Chávez, dejan de ser fascistas y totalitarios, solo por llamarse de izquierda?
De manera que no existen diferencias en el sacrificio a generaciones enteras por causa de dictaduras que se implantaron bajo el pretexto de seguir cualquier ideal. Chávez era un fascista cuando había propiedad privada en Venezuela y ahora que no la hay, es también un fascista; la naturaleza fascista, autoritaria y totalitaria de su régimen lleva años y es sido amigo de Fidel, de la izquierda y un enamorado confeso del “mar de la felicidad de Cuba”.

Secretario de Organización
COPEI Partido Popular/Zulia

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba