Opinión Nacional

Es incompetente criminal o…es un agente extranjero en acción

En el materializado desempeño oficial de Tarek Zaidan El Aissami Maddah, Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia (Minpopoinjust), si no fuese por lo criminal, pareciera que estuviésemos frente a un excelente guión, una catastrófica mise en scène, interpretada por muy malos actores y bajo una desastrosa dirección.

Si lo que ha pretendido el titular del minpopoinjust es alterar la sensación de inseguridad de los habitantes del territorio por la vía de la comicidad, de la hilaridad, la risa, nada logra frente a quienes en el pasado ya lo han disfrutado: “Los Tres Chiflados”; “Comedy Capers”; más reciente, con el “Escuadrón Mete la Pata”
Calamidad

No estamos al cabo de saber si es sólo con la expresión de conmiseración en los conocedores, con la de esa risa forzada en la cara de los expertos, y con la de la absoluta ignorancia oficial frente al dolor y abandono en la faz de los familiares de las víctimas, con lo que el ministro Tarek Zaidan El Aissami Maddah pretende evadir y cubrir su incapacidad frente a más de 150.000 asesinados en diez años.

De ser así, definitivamente, convierte de hecho y de derecho, esa inusitada incompetencia de desempeño, en una expresa conducta criminal.

Cifras

Tómese a este tenor en cuenta que, de ese estimado de asesinados en esos diez años –al dividirlo entre los diez ministros que han pasado por el cargo– arroja un promedio de 15.000 asesinados por cada ministro, cierto, pero, observemos lo particular de esas cifras: En los 427 días continuados que lleva al frente de la cartera del minpopoinjust Tarek Zaidan El Aissami Maddah, han asesinado a casi 20.000 habitantes y/o personas en tránsito en el territorio de Venezuela.

En otros términos, la sola y exclusiva presencia y acción –o quizás inacción– que calificamos de criminal de Tarek Zaidan El Aissami Maddah, grosso modo, ha incrementado en un 33% el número de asesinatos por cada ministro del interior que ha ejercido el cargo en los últimos diez años en Venezuela.

Más detallado, visto en asesinatos diarios, la presencia de Tarek Zaidan El Aissami Maddah al frente del minpopoinjust, ha significado hasta ahora, un incremento de cuando menos de 12% más de asesinados por día.

A confesión de parte, relevo de pruebas

Ya comentamos en nota anterior del 18 de marzo, sobre la pesada alforja que sustituyó la tradicional kukjah o kuffijeh que viste el mispopoinjust Tarek Zaidan El Aissami Maddah en medio de sus coteráneos.

La misma que lució en la mezquita Sheik Ibrahim Ibrahim en Quebrada Honda, Caracas, cuando con emocionada actitud y voz en cuello, y expresamente tocado con la kukjah o kuffijeh a la usanza de fedai o fidai (en árabe, فدائي pl. فدائيين ; fidā’ī, pl. fidā’iyyīn), en un discurso claramente expuso: “… Más allá de mi misión como ministro, soy también hijo de árabe, soy palestino, soy iraquí y somos hoy día la fuerza de resistencia… nuestra revolución también es una revolución que lucha por una Palestina libre y aquí estamos dispuestos todos a ofrecer nuestras vidas, si es necesario… Tenemos dignidad y hoy la dignidad que enarbola la revolución bolivariana es la misma que se levanta en Palestina frente al genocidio israelí…” (RNV; 6 Enero 2009, 09:52 PM)… ”.

Vale recordar

“… Aissami junto con otros afiliados al Hezbollah, tales como Gahzi Nasserddine, actualmente el Encargado de Negocios en la Embajada de Venezuela en Damasco, y su hermano, Ghasan Atef Salameh Nasserddi, están encargados de reclutar árabes venezolanos afiliados al Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, el Partido Socialista de Chávez), para ser enviados al Sur del Líbano para recibir entrenamiento de combate en los campos del Hezbollah, y así prepararlos para la guerra asimétrica contra los Estados Unidos de Norte América (Patricia Poleo) supervisados por la Organización del Hezbollah en Venezuela, junto con los iraquíes de al-Qaeda que viven actualmente en el país, y por los del Frente Democrático de Palestina, encabezados por Salid Ahmed Rahman, cuyas oficinas están ubicadas en el Parque Central de Caracas un grupo de activistas iraquíes pertenecientes a al-Qaeda se encuentra actualmente en Caracas. Se trata de: Mohammed Adnan Yasin, Falh Ami Taha y Muhi Alwan Mohammed Al Qaisi…

Otros miembros del Hezbollah en Venezuela, con este mismo tipo de visas son: el libanés experto en explosivos Abdul Ghani Suleiman Wanked, la mano derecha de Hassan Nasrallah; Rada Ramel Assad, nacido en Barranquilla, Colombia y Abouchanab Daichoum Dani, quien organiza el grupo…

2003, El Aissami fue encargado, junto con otro líder estudiantil radical de la Universidad de los Andes en la ciudad de Mérida, Hugo Cabezas, de la Dirección de la Onidex (Oficina Nacional de Identificación y Extranjería)… debido a sus conexiones con los movimientos guerrilleros en la Universidad de Los Andes (ULA). Han surgido evidencias de que durante ese tiempo ambos emitieron ilegalmente pasaportes Venezolanos y documentos de identidad a miembros del Hezbollah y del Hamas…

Siendo un líder estudiantil de la ULA, Aissami tenía el control político de los dormitorios de la ULA, que se utilizaban para esconder vehículos robados y el tráfico de drogas, y se las ingeniaban para esconder a guerrilleros en los dormitorios…” (Nicole M. Ferrand, editora del The Americas Report).

Conflicto de intereses

Estamos frente a situaciones que revelan la latente precariedad con la que se maneja Hugo Rafael Chávez Frías en el ejercicio del poder al frente de un gobierno dizque revolucionario.

Ya hemos comentado en notas anteriores particularidades de un consistente y persistente hecho político que, a raíz de la reciente crisis bancaria y financiera que le estalló a Hugo Chávez en la cara, salieran a la luz pública y producto ello de las apetencias crematísticas de los grupos enfrentados en el gobierno.

Asunto que brindó nuevas muestras y que se evidencia cada vez con mayor propiedad; eso, frente a sus propios allegados, afectos o “leales”; en los otros ámbitos del hacer político, el asunto no deja de mostrar con su propia y particular dinámica, la corrupción imperante.

Por no poder

Uno: O Hugo Rafael Chávez Frías no tiene a nadie más a quien poner al frente del ministerio del Interior, sea porque no confía, sea porque ningún miembro de su partido o de sus fieles, dado los términos de esa precariedad sobre los cuales está planteado el futuro de su gobierno, está en lo absoluto dispuesto a asumir los inseguros riesgos políticos, los inestables propios al ámbito técnico y el incierto trance personal derivado de ese cargo en ese futuro tan dudoso.

Dos: Son la calidad y la cantidad de compromisos extra fronteras, los que le impiden a Hugo Rafael Chávez Frías tomar decisiones sobre objetivos y desempeños de largo, mediano y corto plazo pautados desde factores de poder físicamente instalados en ciudades cuyas coordenadas geodésicas son –para el caso específico de los de largo y mediano plazo, posiblemente en manos del “residente” minpopoinjust Tarek Zaidan El Aissami Maddah– 35°41’N y 51°25’E (Teherán) y para los otros asuntos de corto y mediano plazo –en manos de otros “residentes”– 23°8’N y 82°22’O (La Habana).

Al punto

En esto de la pública labor oficial de Tarek Zaidan El Aissami Maddah –potencial “residente”– en el específico asunto de la Policía Nacional Bolivariana, baste citar algunos de esos cómicos sino desquiciantes desempeños:

1. Tarek Zaidan El Aissami Maddah organiza o improvisa bajo carpas en La Carlota los salones para clases de una escuela para entrenar más de mil participantes, y a la semana queda revocada su decisión; por orden expresa de Hugo Chávez, son desalojados los mil y tantos participantes del sitio donde fueron levantadas las carpas.

2. Tarek Zaidan El Aissami Maddah convoca al reclutamiento para tres mil o más candidatos y sólo logran un tercio, aún cuando para completarlo debiendo llamar e incorporar a ese entrenamiento a varios alumnos de la escuela regular de la Policía Metropolitana.

3. Tarek Zaidan El Aissami Maddah, descubre “casualmente” una escuela privada para la formación de policías que funcionó durante más de tres años en el Fuerte Tiuna y que ya había provisto no menos de 10.000 candidatos e incorporados éstos a las nóminas de los cuerpos policiales de provincia, y ordena su clausura.

4. Tarek Zaidan El Aissami Maddah ordena la dotación de armas para el nuevo recién creado cuerpo ponabol, y sólo alcanzaron las armas para dotar a la mitad de los efectivos ya juramentados; ello pese a que físicamente estaban ya ubicados y en funciones en su área física de asignación en la ciudad.

5. Tarek Zaidan El Aissami Maddah ordena la dotación de los nuevos uniformes para la nueva policía, ya concentrados en el área física de despliegue, y más de la mitad de los efectivos no pudo vestir el uniforme, o no le sirvieron las camisas o no le sirvieron los pantalones nuevos.

6. Tarek Zaidan El Aissami Maddah juramenta al millar o más de los recién graduados alumnos, sin embargo, pese a las múltiples promesas, ni siquiera les han hecho efectiva su primera quincena de pago.

Conclusión

En materia de la inseguridad pública que campea a sus anchas en todo el territorio nacional, resulta pues imposible concebir una respuesta lógica distinta a la existencia de una de dos consideraciones, o se trata de una evidente incompetencia definitivamente criminal o, estamos en presencia de las expresiones materiales de un severo y muy grave conflicto de intereses.

Y así, y por ello, avanzamos los venezolanos paso a paso hacia las cifras que adelantamos en una nota anterior: Al final del período de doce años de este gobierno revolucionario, en Venezuela habrán sido asesinados no menos de 200.0000 seres humanos, habitantes del país o en tránsito por el territorio.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba