Opinión Nacional

Es irreversible la política cultural de la Revolución

(%=Image(7431599,»L»)%)

La UNEAC, Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, acaba de publicar su comunicado sobre el caso Pavón, en que refrenda: “La política cultural martiana, antidogmática, creadora y participativa, de Fidel y Raúl, fundada con «Palabras a los intelectuales», es irreversible”.

La Revolución y su movimiento cultural salen fortalecidos de este debate provocado por programas televisivos en cuya gestación se habían “cometido graves errores”. Ciertamente la cohesión de las fuerzas revolucionarias, pudo haber sido afectada, de no enfrentarse a tiempo. Es también una derrota de los enemigos históricos que trataron de utilizar este incidente.

Esa cohesión, se ha dicho, es uno de los pilares garantes de todos los triunfos revolucionarios, cuidarla y preservarla es tareas de todos. Por ello es necesario que tales desvaríos no se repitan en ese, ni en otros ámbitos. Las medidas de fondo que lo garanticen siguen pendientes. Este incidente ha recibido respuesta, otras preocupaciones han quedado en el aire, como esa insistencia en identificar a la indisciplina laboral de lo trabajadores como la causa principal del desastre existente, o la persistente ignorancia de la demanda de la militancia para celebrar el VI Congreso del Partido.

En realidad el debate Pavón, es parte inseparable de otra discusión más general que no debe seguir siendo postergada, la cual tiene lugar en todas partes en Cuba, en todos los hogares, centros de trabajo, parques y que se refiere al futuro del país: ¿Qué nuevo vamos a hacer para responder a las interrogantes del discursos de Fidel en noviembre del 2005, cuando habló de la reversibilidad de la Revolución?

A esta pregunta, la enfermedad de Fidel ha agregado otras ¿Hacia dónde vamos, ya con el Jefe enfermo y probablemente fuera de la dirección? ¿El nuevo camino es compartido, o se intentará imponer? ¿Cuál socialismo? ¿Cuál democracia? ¿Se habrán dado cuenta que seguir con más de lo mismo, nos lleva a la autodestrucción presagiada por Fidel?

Un año y meses después de aquel histórico discurso de Fidel, y luego de la celebración de importantes eventos como el XIX Congreso de la CTC, el VII de la FEU y el 8vo Periodo de Sesiones de la Asamblea del Poder Popular, los problemas no se han resuelto, siguen sin abordarse sus causas profundas y sin tomarse las medidas necesarias.

La política cultural de la Revolución no es un ente independiente de ella, sino que está indisolublemente ligada a su historia y su futuro. La irreversibilidad de la Revolución es lo que haría irreversible su política cultural.

El pueblo de Cuba, los trabajadores, la intelectualidad, necesita estas respuestas y pasos concretos hacia la solución de los más perentorios problemas que afronta la sociedad cubana, más relacionados con enfoques políticos sobre las formas en que debe funcionar la sociedad y la economía, que con la escasez de índole material.

La enfermedad del Comandante en Jefe, el período que estamos atravesando, es un momento oportuno para los intentos tradicionales enemigos de sembrar la división y trabajar por los fines de destruir la Revolución y el Socialismo y restaurar el capitalismo, y con él la anexión. Los errores ahora se pueden pagar muy caros.

Raúl ha llamado al debate, a la discrepancia, también sabemos que ya lo había hecho cuando el IV Congreso. En 1991 el socialismo mundial se desmoronaba, el aislamiento internacional de Cuba aumentaba, nuestra retaguardia económica se perdía y todo aquello aconsejó a la dirección, la postergación en la renovación socialista que las bases del Partido demandaban. El llamado de Fidel no ha tenido una clara respuesta. ¿Ocurrirá lo mismo con este de Raúl?

Hoy la situación en Cuba y el mundo es otra. El que está en crisis ahora es el Imperialismo con su estancamiento en Irak, mientras que en América Latina se impone una izquierda revolucionaria que avanza hacia un nuevo tipo de socialismo, aliada de la Revolución Cubana, retaguardia y garantía que no teníamos antes. No existe condición alguna que aconseje –ahora- evitar el avance de lo criterios renovadores que se manejaron cuando el IV Congreso.

La gente se pregunta en qué dirección vamos, si seguiremos con más de lo mismo, si vamos hacia más estatismo, centrismo y autoritarismo, o en la natural y necesaria tendencia contraria, hacia una dirección mas colectiva, que tenga más en cuenta las opiniones de las bases, hacia un socialismo más participativo, más democrático, más inclusivo, autogestionario. En este sentido, son necesarias definiciones concretas.

La verdadera cohesión en torno al proyecto revolucionario socialista y martiano, se garantiza estableciendo claros fines y medios que sean compartidos concientemente por las grandes mayorías.

Ninguna discusión tipo glassnot que cuestione la historia de la Revolución, debe tener la más mínima oportunidad, pero se hace imprescindible la discusión democrática y colectiva que debe asumir el impostergable VI Congreso del Partido, a fin de establecer -entre todos- las líneas generales para el futuro, evitar este de tipo incidente se repita y garantizar la cohesión en torno al programa de la Revolución en las nuevas condiciones.

Desde luego que en esta convocatoria ningún papel juegan los enemigos históricos de la Revolución y el Socialismo, que desean su destrucción.

Para que la política cultural sea verdaderamente irreversible, hay que garantizar la irreversibilidad de la Revolución y el Socialismo.

Pedro Campos Santos. 1949. Holguín. Lic. en Historia. Ex-Diplomático cubano, con misiones en México y ante la CDH en Ginebra. Analista de política internacional. Investigador Jefe de Proyecto en el CESEU (Centro de Estudios sobre Estados Unidos) de la Universidad de La Habana. Autor de decenas de artículos y ensayos sobre el Socialismo, Cuba, Estados Unidos y América Latina. Autor de los libros, pendientes de publicación: «La autogestión empresarial obrera y social: urgencia y garantía de la revolución socialista» , «Socialismo Sí», y «La Revolución Cubana y la Autogestión socialista». Actualmente jubilado

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba