Opinión Nacional

Es por tus hijos…o por tus padres

Históricos serán los días por venir. Viene el día de los trabajadores y viene acompañado de la necesidad de que nuestra protesta se haga sentir. Nunca fue mas importante. Llegó la hora de comenzar a hacerles ver cuantos somos y que esperamos de nuestro gobierno.

Los venezolanos hemos contemplado, con talante democrático, esta suerte de desmanes que nuestro gobierno ha venido ejecutando en los últimos diez años. Hemos actuado a veces y hemos dejado de actuar otras tantas. Arrastrados por una ficticia economía, volteamos la mirada hacia otro lugar con la excusa de que después de todo, la cosa no está mal, todavía puedo cambiar el vehiculo, comprar un nuevo pantalla plana y viajar con dólares baratos. Se acabó el tiempo de contemplar.

Aquí no parece haber otro camino que oponerse a lo que está sucediendo y para no pecar de anárquico y superficial, quiero compartir un par de posiciones, por las cuales pienso que debemos actuar de una manera sólida, consistente, sostenida y paciente, con un norte claro y definido, que brinde a todos la posibilidad de adherirse a una causa que solo persigue el bien común. Siento que muchos venezolanos, sin importar su tendencia, se suman todos los días al grupo que no está dispuesto a vivir en un país sin libertades. Una cosa es socialismo responsable, democrático y participativo y otra esta farsa militarista, que nos trata de vender un modelo de sociedad ineficiente, improductiva y nada progresista, que está acabando con los ingresos más grandes que nuestra nación haya soñado alguna vez recibir, sin dejar sentadas las bases para que todos vivamos con una mejor calidad de vida

Lo primero es que consideremos que aquí no hay corto plazo. El corto plazo se acabó hace e tiempo. Aquí estamos frente a un fenómeno de cambio progresivo que ha venido sembrando nuestra sociedad de elementos y valores contrarios a la lógica democrática y participativa. Estamos en presencia de una generación completa de venezolanos, recién llegados a la madurez, que no han conocido otra forma que la que existe. Tenían unos doce a quince años hace diez y ahora se incorporan a la vida con responsabilidades y una visión particular de la vida. A ellos debemos transmitir un claro mensaje de lo que el futuro podría ser en una sociedad que defienda los valores de la democracia. Esto no se logrará en una semana o un mes, ni siquiera un año. Se acabó el tiempo de las prisas.

Lo segundo y más importante es que nuestra protesta comienza en estos días y terminará cuando completemos la tarea. Esto va a ser largo y no podemos bajo ningún supuesto pretender que nuestra protesta obtendrá un resultado inmediato. Este gobierno ha trabajado en la dirección de implantar un modelo autoritario y tiene diez años moviéndose para ello, eso no lo cambiaremos en un corto tiempo. En esta gestión, todos debemos participar y todo se vale en la dirección de nuestro logro. Basta de criticar lo que se hace, sin hacer lo que se debe hacer. Hay que meter el pecho y cargar con nuestra cuota, sin pensar en que hace nuestro vecino. Esta gestión debe entenderse como unipersonal y la suma de muchas voluntades hará lo propio para presentarnos como una sociedad en disputa por sus derechos.

Lo invito a que considere que la indiferencia nos está colocando en una difícil posición y que sólo a través de múltiples formas de resistencia activa, lograremos recibir de regreso el país que le debemos a nuestros hijos y a nuestros padres.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba