Opinión Nacional

Escrito en el 2005

Que las democracias Latinoamericanas están involucionado, no tiene discusión.

La aparición de nuevos gobiernos socialistas, con dictadores ídem, o con aspiración a serlo, serán un hecho notorio.

Revisando el porque o como de este fenómeno, nos encontramos con que a través de la falsificación de las matemáticas; usando el método de la “Absolutización de las mayorías”, han logrado “CONVENCER” a la minoría electoral, de que la mitad mas uno, dentro del universo que ejerce efectivamente el voto, termina siendo igual al cien por ciento del universo elector total. Mientras que esa misma mitad menos uno, para esa misma minoría ahora mayoría absoluta, equivale a CERO.

Este, obviamente, es el método escogido por el gobierno de Hugo Chávez, en una muestra de desprecio total de lo que las minorías representan como parte de las mayorías Y, sin importarle en lo absoluto la legitimización voluntaria.

Todo esto viene a colación por los más recientes acontecimientos alrededor de la propiedad privada, de los derechos individuales, y de cualquier actitud que se asemeje a disidencia con el nuevo pensamiento único.

Entre líneas, Hayek plantea que la libertad individual política depende de la libertad individual económica y utilizando este razonamiento, desarrolla y explica en su obra: “Camino de la servidumbre”, que no hay posibilidad alguna de que la democracia exista si no hay libertad económica.

La mayoría “Absoluta” utilizada en sentido populista, no es para sus integrantes, más que una abstracción, la cual, es hábilmente manejada por “lideres” que en principio fueron electos democráticamente.

Estamos en presencia de la perdida de la mas grande oportunidad de un cambio real jamás habida para nuestra patria después de la independencia.

Es triste ver como en aras de la persecución del sueño que alguna vez tuvo Castro y que nunca logro justamente por lo falaz de su oferta y sobre todo de su intención, se nos escapará de las manos la posibilidad de darle a nuestra gente, la calidad de vida que se merecen por ser ellos el resultado de los sueños del Libertador.

Creo que poco falta para que escuchemos la infeliz frase de Luís XIV: “EL ESTADO SOY YO”. En ese momento, habrán muerto las reencarnaciones de Bolívar y Zamora y el pensamiento constructivista habrá regresado.

Amanecerá y veremos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba