Opinión Nacional

¡Esta revolución comenzó matando!

El correo de Marilén Hobaica sobre mi artículo anterior lo tomo como representativo de unos lectores que no quieren leer esta columna, pero que de todos modos la leen.

Ella dice: “Cada vez que lo leo, pienso que usted, o quiere una confrontación sangrienta entre los venezolanos, o es un quinta columna del chavismo.”… Luego agrega ejemplos de casos en los cuales se ha logrado sacar dictaduras con el arma del voto. Y concluye: “No se puede cuestionar todo sin proponer nada distinto al caos.”

El propósito en esta ocasión no es la autodefensa. El lector, en efecto, debe pensar y sacar sus propias conclusiones. Pero consideramos de mucho interés reflexionar sobre la confrontación sangrienta y el trabajo para el caos a que alude la crítica.

¿El cuadro de la creciente y profunda crisis que padecemos prevalece acaso por el querer de individualidades? ¿El 27F-89 fue una ‘confrontación sangrienta’ y un caos creado por el colectivo? ¿Vamos hacia un caos o estamos ya en él?

1.- La historia de la humanidad hasta hoy ha estado unida a la confrontación sangrienta. De allí la conocida tesis que sostiene que la ‘violencia es la partera de la historia’, asumida por muchos marxistas como una ley que rige en las sociedades caracterizadas por las contradicciones clasistas.

2.- En muchos trabajos hemos manifestado nuestra incomprensión de lo que se presenta como la herramienta fundamental para producir cambios radicales en la sociedad o revoluciones que hayan creado un ‘hombre nuevo’ apartado de toda inclinación hacia la dominación, que, en términos de fuerza e imposición, sigue siendo el motor que rige esta historia y el caos que padecemos.

3.- El cuadro histórico de esta Venezuela está lleno de violencia. El 27F-89, síntesis de un proceso social regido por ese componente, tiene plena vigencia en este ex-país. Los intentos de detener su curso por la vía de la represión o de la ‘política’ como en el caso Caldera II, fracasan de manera estrepitosa.

4.- Y el llamado ‘proceso revolucionario y bolivariano’, ante la imposibilidad de detener esa expresión de violencia que refiere la frustración de la mayoría de esta sociedad, decide pasar de la posición de atacante a la de aprovechador de ese movimiento para convertirlo en la propia raíz o génesis del ‘proyecto de transformación’ que se adelanta.

5.- En el foro de este lunes 02 en la Cátedra ‘Pío Tamayo’ de la UCV , el profesor Víctor Poleo, ponente junto con el estudiante Bernardo López Méndez, recordaba que el 27F-89 las fuerzas militares recibieron la orden de salir a la calle a controlar la situación. Y muchos, ahora activos en nuestra política, salieron a cumplir con esa misión: matar.

6.- Esto lo admite el golpista del 04F-92 en el libro Habla el Comandante. Caracas, 1998, pp.182-83. Después de la masacre del 27F-89 se le acercan jóvenes oficiales y le dicen: “¿Es verdad lo del movimiento de los bolivarianos? Nosotros queremos saberlo, porque no estamos dispuestos a seguir matando gente. Era gente de la casa militar de Pérez, gente de confianza del gobierno.”…

7.- Y agrega el jefe golpista: …“Los que cometieron y vieron el desastre fueron los sargentos y los tenientes. Eso fue como un boomerang para la mayoría de ellos, que sintieron vergüenza de lo que habían hecho.”… Y ante el horror de la masacre deciden entrar a la conspiración contra el régimen. Primero salen a masacrar y luego se anotan y pasan a conspirar.

8.- Y a los 20 años de aquella inmensa y profunda masacre, el ahora golpista-presidente (GP) reconoce el 01/03/09 en El Valle y en cadena nacional, que en el Caracazo las FAN salieron a matar al pueblo. Y lo hace para hacerle saber a la oligarquía que ahora será diferente: “¿Ustedes creen oligarcas de Venezuela que si aquí hubiera otro Caracazo los militares vamos a salir como entonces a rociar de metrallas y de muertes las calles del pueblo y a los pobres? No, no lo haríamos. ¡Nos uniríamos al pueblo pobre!”

9.- En 1989 se juntan al gobierno para matar pobres y ahora se juntarían a los pobres para matar ‘oligarcas’. ¿Pero es que hablamos de unas fuerzas armadas, con otra orientación ético-institucional, otros intereses de clase? ¿Se convirtió en un ejército revolucionario? ¿Cómo se logra eso en un régimen que tiene entre sus principales banderas la lucha contra la corrupción?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba