Opinión Nacional

Evaluación del Paro del 17/1 al 19/1

A los dos factores fundamentales del Paro Cívico Nacional: calle y
petróleo, ahora debe añadirse un tercero: amigos. Este último elemento
ha adquirido una importancia trascendente, desde el mismo momento que
Chávez lo calificó de embrionario, sembró dudas sobre sus intenciones y
amenazó a la comunidad internacional con retirarse de la Mesa de
Negociación dirigida por Gaviria, el cual posee un claro mandato
hemisférico. A este desaguisado oficialista se une el ataque de Rangel a
Felipe González, después que Kofi Annan lo sugiriera como un cooperador
con el Grupo de Amigos.

El último desliz lo puso el propio presidente, cuando intentó vanamente
de presionar a Lula para que aceptara su tesis de ampliar el grupo con
otros países. Este resultado, unido al fracaso del canciller con la
convocatoria del Consejo Permanente, cuando este dio personalidad
jurídica a la Coordinadora Democrática, ha ido provocando de manera
fehaciente el aislamiento del gobierno a nivel internacional, cuyas
consecuencias están todavía por verse.

El PCN sigue recibiendo ataques ya no sólo del gobierno, sino de una
cierta quinta columna dentro de la propia oposición, que sin duda
pretende capitalizar en el hecho que el paro no haya conseguido hasta el
momento su objetivo de elecciones anticipadas. Insistimos una vez más,
que aunque esta afirmación es cierta y existe entre la gente una
desilusión compartida, también es irrebatible que el paro ha contribuido
exitosamente al acorralamiento del gobierno y lo ha forzado a cometer
errores tácticos cuyos resultados le han sido adversos.

No se puede negar que el paro originalmente promovido por un sector de
los trabajadores y del empresariado, para durar tres o cuatro días
máximo, ha ido recibiendo apoyo de otros sectores de la sociedad, lo que
ha permitido que la paralización, aunque parcial, lleve ya cincuenta
días. Es conveniente recordar que esta paralización no ha contado con la
incorporación de la economía informal, ni una buena parte de la
administración y los servicios públicos, pero esta circunstancia no
oculta el relevante hecho que los sectores en paro representan el 45% de
la población económicamente activa, el 65% del PIB y el 70% de la
contribución fiscal al gobierno.

Analistas económicos coinciden que la caída del PIB este año podría
alcanzar cifras cercanas al 15-20%, que la devaluación podría sufrir
otro salto de un 70-80% y que la inflación y el desempleo superarían con
creces las cifras del 2002. El escenario más optimista plantea que la
producción promedio de crudo para todo el año podría situarse en 1.5
millones de b/d, lo que representaría una disminución del 50% en
relación con su nivel normal. Esta situación tiene un solo calificativo:
catastrófica y un solo responsable: el presidente y su insistencia en
llevar adelante un proyecto para el cual no fue electo.

La calle no se ha detenido a pesar del «terrorismo preventivo» aplicado
por el oficialismo y la marcha de los inmigrantes naturalizados y sus
familias en Caracas, mostró al mundo lo que es Venezuela y cuales son
los verdaderos países amigos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar