Opinión Nacional

Evasión cómplice y fraudulenta

Alguien dijo que 2007 empezó en diciembre. Tiene razón. Éste será uno de los años más tensos y difíciles de la historia contemporánea. Evadir la realidad o esquivar las responsabilidades, solo será extraordinaria contribución a la consolidación de un régimen que proclama la liquidación de los principios fundamentales del estado democrático. En consecuencia, nos parece insólita, cómplice, colaboracionista y fraudulenta la cartilla que los voceros de la oposición oficialista repiten como loros amaestrados. Chávez ganó porque es mayoría. Tiene el respaldo de los pobres, de los sufridos, de los abandonados. Las elecciones fueron limpias, el Consejo Electoral es ejemplo de transparencia para el mundo, el registro de electores es totalmente confiable y fue revisado, las máquinas electrónicas son una maravilla exportable, las cazahuellas no importan para nada y los militares fueron imparciales y eficientes. El país no chavista es minoría, integrado solo por la menguada clase media, burguesa y comodona, las oligarquías ricachonas insensibles y los restos tanto del puntofijismo como de los partidos tradicionales. La merecida derrota electoral es un gran triunfo político. Bravo por Petkoff, Borges y Rosales. Así el no chavismo aprenderá de los errores del pasado, del 11A-02, de los paros y movilizaciones, de la Plaza Altamira, de la abstención anterior y ya deja de ser golpista, desestabilizadora y pro-yankee. El régimen le otorga certificado de buena conducta y los voceros del oficialismo opositor, nueva cara del régimen, anuncian de inmediato el cumplimiento de la primera tarea, la de hacerle coro al presidente en una reforma constitucional en la que, en nombre de defender “principios”, se busca consolidar el proceso castro-comunista, definir el socialismo del siglo XXI, avanzar con el partido único, profundizar el control total del poder político y económico del país y liquidar lo que va quedando de los principios generales del estado democrático.

RCTV no les importa demasiado. Lo necesario es bajarle el volumen a quienes no estamos en esta lucha para sobrevivir políticamente, ni cuidando espacios, ni haciendo cálculos oportunistas para elecciones futuras, tan inciertas en su realización como ciertas en los resultados. Para sobrevivir hay que negociar y convivir. Se necesita de toda una estrategia para tener éxito. Pero, nuestra lucha sigue siendo otra. Trabajamos para que este régimen dure lo menos posible. El camino es la resistencia activa. Esto también requiere de una estrategia y me temo que es incompatible con la de quienes buscan la sobrevivencia a como de lugar.

Es fácil predecir el ritmo del año que estamos iniciando. Venezuela, una vez más, podrá escribir páginas gloriosas o ser conducida a una dictadura del siglo XXI, a una vulgar tiranía alcahueteada por quienes, sin ser el enemigo, pueden convertirse en el mayor obstáculo para vencer. Esto lo sabemos todos. Cada quién asumirá sus responsabilidades.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba