Opinión Nacional

¿Fallidos o precoces?

Casi desde el momento en que nuestro rollizo presidente asumió el mando comenzò a hablarse de su destitución en gerundio, es decir una acción verbal en desarrollo; pero han pasado ya cuatro largos años sin que ésta haya sobrevenido, lo cual causa gran curiosidad, y sorprendentemente, en el extranjero, donde hay quien crea que la supervivencia gubernamental sea un infundio de periódicos, que busquen interesar lectores, publicando extravagancias. Es indudable que las condiciones hacen aparentemente imposible el actual desorden de cosas; pero hace bastante más de un siglo, el Gral. José Ignacio Pulido, psicólogo ya que no psiquiatra de Venezuela, sentenció que en este país lo que sucede siempre es lo impredecible.

Si uno lee periódicos, oye radio, ve televisión, sale a la calle o atiende al teléfono, se convence de que el gobierno está muerto o por lo menos agonizando. Y eso de que el gobierno viva, muera o agonice, tiene también sus puntos de vista. Hay gente que cobra sueldos oficiales, que pecula, que viaja sin pagar, que tiene carro y chofer oficiales, etc. pero gobierno propiamente dicho, en el sentido de disponer, regular y prohibir, no existe. Y las tropelías cometidas por bolivarianos, no las creo dispuestas por el gobierno. Solamente hay la más absoluta impunidad para el delito cometido por cualquier oficialista. Los delincuentes armados por el gobierno, forman su base de de sustentación electoral. Pero eso es erróneo porque los hampones, al igual; que los capitalistas, constituyen una fuerza dentro de la sociedad, pero no un factor comicial. De hecho, el gobierno tiene poder suficiente para llenar calles con campesinos acarreados. Pero, llegado el caso de una elección, esos campesinos lo harían en sus circunscripciones. Por supuesto que la gente del gobierno sabe su degradación electoral tan bien como cualquiera y me imagino las olas de codazos que habrá en Miraflores cada vez que el Vicepresidente o el del CNE hablan de cifras.

Ignoro hasta qué punto llegará el denuedo de los magnates chavistas frente e factores materiales, pero, tocante a los espirituales, como el ridículo, dan muestras continuas de un arrojo insuperable. No solamente lo afrontan impasibles sino que, llegado el caso, lo buscan por todos los medios a su alcance. Los admiro a todos, pero más aún que al misógino de Valencia, al Vicepresidente, quizá por ser éste quien salga más a menudo por los medios. Me lo imagino en su casa ensayando, de capirote y cascabeles.

Hay una predicción infalible y es la de muerte; salvo en pocos casos, lo difícil es la fecha. Por eso, en cuanto a la caída de nuestro rollizo mandatario, se me viene a la cabeza aquella canción mejicana que dice “ No más me dice que sí, pero no me dice cuándo”

No soy dado a vaticinios y, obviamente, tampoco tomo en serio los ajenos. Recuerdo como el más exacto uno, cuya premonición le oí referir, en una plática cuando mi infancia, al Padre Frutos del Hoyo en Los Dos Caminos: “Conforme os predije el Domingo anterior, ya hoy es Día de Reyes”. Y así mismo, pese a los mejores deseos de la mayoría respetable, creeré en las profecías de caída inminente, cuando vea lo similar a aquel Día de Reyes. Pero les diría también a los chavistas la frase previsora de “ Estad atentos porque no sabéis el día ni la hora “. Yo no tengo nada qué perder y quizá mucho a ganar como venezolano; pero, a ésos que disfrutan hoy de un enriquecimiento desmesurado y diario, les recomendaría tener maletas hechas y pasajes comprados.No ha llovido pero las nubes son de agua.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba