Opinión Nacional

Febrero: Mes Insurgente…

 El  12 de febrero día de la juventud en Venezuela  decretado por  la Asamblea Constituyente de 1947,     para conmemorar   la batalla de la Victoria  en   1814; cuando el general José Félix Ribas    enfrenta   la temible tropa de Boves,  con   jóvenes estudiantes y seminaristas. Y es día y mes en el 2014,   es  convocada una manifestación en Caracas   por del partido Voluntad Popular y su dirigencia,  en la cual fueron trágicamente asesinados por balas tres   venezolanos. El  Estado culpa   al ex-alcalde  de Chacao    como responsable de este suceso sin prueba alguna, excepto  las declaraciones del régimen y  en función de ellas emite la orden de captura.

 Leopoldo López en vez de huir,  se entrega en un  multitudinaria manifestación el 18 de febrero, en Caracas. Esto  empieza a evidenciar lo que será la estética de la insurgencia, a través de las imágenes  que dominaron   las redes sociales y la prensa durante semanas  después de  su dramática  detención,  fue acompañado  por una    manifestación que uso el  blanco, para enfatizar el clima   no-violento y anti-sectario del movimiento. Esa mañana caraqueña  sembró   una de las consignas más persistente de la rebelión: “Quien se cansa pierde,” impresa en  franela  del líder  en la espalda,  en  su pecho  se mostraba el  mapa de Venezuela punteado, para ser completado en la imaginación, o proyectar en la abstracción nuestra querencia a la tierra   nuestra.  Su último mitin  en libertad   fue junto  a la estatua de José Martí, prócer de la independencia e icono de la revolución cubana, con una bandera de Venezuela entre sus manos y sobre un pedestal en forma de bandera  cubana. Es una composición significativa: la unión de los pueblos contra la opresión. #Salida a la situación actual,  no es una rebelión  en contra de los cubanos, sino contra la   dictadura castrista que la domina  bajo la sombra del socialismo, modelo que el régimen desea imponer a  nuestra Venezuela.

  Cuando    entra López  en la tanqueta de la Guardia Nacional, ese tiempo y espacio, creo  imágenes que se han convertido en  símbolo de la  insurgencia.  Fotografías de una secuencia  que  han sido  reproducidas  a nivel nacional e internacional, en composiciones plenas de contenido,  pues  revelan de manera contunde lo que se está gestando     al amordazar  la libertad   y   el derecho a la vida. Es un grito  visual de  lucha por la libertad, que se acompaña de un lema que inspira y orienta la rebelión: tener  sentido de oportunidad,   paciencia y constancia  para lograr la acción correcta.  

El ambiente de insurgencia se ha extendido por más de un  mes, y  las fuerza represivas del Estado y sus “colectivos armados” han asesinado a más de  una treintena de jóvenes, detenido  aproximadamente a  mil estudiantes,    dándose   casos     de torturas     a un régimen que se decía respetuoso de los Derechos Humanos.  Con esta reacción política el Estado está perdiendo legitimidad,  pues esta  reprimiendo al pueblo.  Por eso el énfasis del discurso polarizador de los líderes de la revolución, al  proyecta en la protesta lo que se es. Todo ladrón juzga por su condición, diría la sabiduría popular.

La causa de este  estallido social, es debido a una sumatoria de factores como      son la  inexistentes de   equilibrios en los poderes,  que  permiten el funcionamiento de una democracia moderna; los altos  índices de homicidios que   han llegando a  más de 24.000 asesinatos  en el   2013, y  en los últimos 15 años  se ha    aproximadamente   a  l cifra de 2000.000 muertos, a causa de este espiral de violencia. Esto  aunado  a la  escasez de  productos básicos,  que ha llevado al racionamiento  entre  altos  niveles  de inflación;   la continua devaluación de  la moneda, un control de cambio poco transparente; la búsqueda de eliminar la autonomía universitaria, y  la deficiente política de salud..,  han  que determinado  entropía social.

Venezuela se ha hecho cada vez más  dependiente   de una economía de puerto, así  entre 1991 al 2000 el consumo de importaciones por cada venezolano fue  de 65 dólares, pero en el 2008  llega a 276 dólares. Esto no es azar, no es ineficiencia, cada vez se oprime más al sector productivo, pues toda la economía deber ser estatizada.   Es esto una premisa  para la construcción del socialismo marxista: la socialización de la infraestructura económica,   para destruir a la “burguesía” y la transformación de relaciones de producción, que acaben con los sindicatos y crear el sindicato único. Error que ha estancado económicamente a  los países que han seguido esta doctrina, y es   una de las causas de la caída del Muro de Berlín,  de la Unión Soviética, y de la transformación de China en un país con dos economías. Solo  subsiste el socialismo marxista en países que convirtieron la dictadura del proletariado, en  dictadura del  partido, contradicción que está implícita en  la filosofía política de K. Marx, y que Bakunin entre otros atacaron desde sus orígenes con  fuerza, y Roxa Luxemburgo develo  esto en su aguda crítica  a V. Ilich Lenin.

 Simultáneamente se ha establecido un control   sobre     los medio televisivos,   censurando,    y   manipulando a los medios para genera la auto-censura, otro de los pilares del marxismo-leninismo: es el dominio de la superestructura, o sea la concepción de justicia, cultura, religión, ciencia,  y creencias…, que frenaron tecnológicamente a los países que han seguido esta economía política. Pues la revolución industrial, científica y tecnológica no por azar nace en el capitalismo, razón por  que el horizonte de un socialismo ortodoxo, es su transformación en un capitalismo de Estado a nivel de la infraestructura-economíca, y de la superestructura la creación del pensamiento único. Para crear en lugar del hombre nuevo, el Unidimensional.

Para implementar el  socialismo-marxista es necesario dominar  los medios de comunicación, para silenciar  la disidencia. Aún  en el 2014 el régimen  acusa a la Venezuela que no comulga  su pensamiento, de poseer el monopolio comunicacional ocultando que el monopolio es estatal. En el año 2010, se multo  al El Nacional y el Tal Cual,  a raíz de  la publicación de la fotografía de la Morgue de Bello Monte, de Alexis Delgado, agosto 2010;  como estrategia   para  minimizar la información sobre la escalada de violencia organizada que  domina  el país, al  prohibir la publicación de imágenes de violencia; culpando así  a los medios de incentivarla.  Así,  se ha ido        limitando la liberta de expresión,  llegando a extremo  del  cierre  de RCTV el 2007;  sacar del aire la señal de cable   NTN 24, en el 2014;  y tratar  expulsar   a un canal internacional como  CNN. Acusar judicialmente otra vez al Tal Cual, por el artículo de un colaborador, al hacer referencia a una frase pública y notoria, para intentar cerrarlo, lo cual se intento también  a través de la multa por un artículo de Laureano Márquez. Esto ha creado    un monopolio de los  medios televisivos completo, y parcial de los impresos que ha permitido solo informar al país y al exterior, lo que  desea el Status Quo. Y la única  vía que se  han tenido  el país y el mundo de  conocer   lo que ocurre  en el 2014  ha sido a través  de Internet y  las redes sociales: Facebook, y Twitter…, casi en tiempo real.

  El  mes de febrero de 2014      ha evidenciado al país y al mundo  la naturaleza represiva del régimen, se visibilizaron los ejércitos irregulares que ha   creado, como estrategia para perpetuarse en el poder,  bajo las  excusas  de  la invasión extranjera. Cuando la realidad es que el   Imperio es uno de los soportes económicos de    la “revolución”,  Venezuela exporta entre 985.000 a 700.00  b/d a Estados Unidos,  y en  los últimos años    importamos del Norte, decenas de miles de barriles  de derivados del petróleo.  Se ha   sembrado en la población  un nacionalismo  que se expresa en  una  estética dominada   por lo militar, a través del  culto a los héroes patrios, y el  resurgimiento de símbolos y mitos “revolucionarios”, como son  la imagen del Che,   la iconografía de la extinta Unión Soviética, y re-simbolizar el imaginario popular a través de la nueva ideología.

Como defensa al enemigo externo se han creado las milicias populares,   existen en un marco legal,  a diferencia de  los colectivos armados como los Carapaica, la Piedrita,  los Tupamaros…, algunos de alcance regional y otros con vínculos con grupos irregulares  internacionales.   El régimen a través de  ellas  está creando una estética de la  dominación,  la contra-insurgencia, y del control social como son  las guerrillas urbanas  motorizadas con   banderines rojos ondulantes,   rostros cubiertos de pañuelos para atacar a la sociedad civil su agresivo ruido, que recuerdas las huestes de lanceros llaneros… Pareciera que tanto estas agrupaciones creadas por el régimen, como la reacción estudiantil de las barricadas atomizadas y dispersas en el espacio,  son un retorno atávico a la montonera,  promovido por  el caudillismo que creíamos superado en nuestra historia contemporánea.

La insurgencia  estudiantil en el 2014,   ha incorporado a parte de  la sociedad civil, pero también encuentra rechazo, pues crea una situación de violencia defensiva que puede generar molestias, y crear espacios para la infiltración y la incomprensión. Esto es  causado  por   ser un movimiento espontaneo, los estallidos sociales no se planifican, no se rigen por leyes determinadas a priori, se pueden incentivar por factores externos; e ir haciendo la rebelión exitosa por el ensayo y el error. No se debe perder de vista que   la lucha estudiantil se ha planteado como no-violenta,  y  a veces se ha visto obligada por la ofensiva de las fuerzas represivas y  colectivos, a responder  de manera defensiva.    

 El país no desea ser llevado  a una guerra civil, y  ante las barricadas    las manifestaciones, movilizaciones masivas  y acciones sociales puntuales   amplifican   el ideario de la rebelión: la desobediencia civil pacífica e incorpora a los diversos sectores del país.   La generación del 2014 ha demostrado que es activa, luchadora y   creativa,   y  ha creado  una estética y una filosofía de la insurgencia, provocada por una problemática que afecta a todos los venezolanos.

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar