Opinión Nacional

Ficción

Me encuentro en una situación de desesperación. Ya no me importa nada. No
me importa Venezuela , Chavez , Miquilena , Fermín. Nadie me importa. Lo
peor es que paso mi vida fingiendo. En las mañanas finjo tomar un café ,
luego paso alguna horas fingiendo de trabajar , finjo de almorzar , de
cenar , de hacer el amor , de dormir. Los domingos finjo de asistir a la
misa. Voy a menudo a una tasca fingiendo de tomarme un whisky , fingiendo
de fumar unos cigarrillos , de hablar con alguien de política , de
economía. Tengo la sospecha que las personas con las que hablo finjan
también.

¿ A que se debe toda esta ficción ? Fui donde el medico y el me aseguró que
no estoy deprimido , ni tengo tendencia al suicidio. Me puse entonces a
investigar las posibles causas de esta continua ficción. Lentamente ,
escudriñando mi cerebro , o , mejor dicho , fingiendo de analizarlo ,
llegue a la conclusión que estoy fingiendo desde la caída de Marcos Pérez
Jiménez. Antes yo era una persona normal y estaba consciente de todas mis
actuaciones. Mis actuaciones eran reales , no eran ficciones. Determiné que
ha sido Wolfang Larrazabal , al regalarle cinco bolívares diarios a obreros
que fingían de trabajar en un plan de emergencia , el primero que insinuó
la ficción en mi mente. Luego vino Romulo Betancourt , fingiendo de
industrializar al País , el que me condenó a fingir constantemente. Fingí
entonces de apreciar a Romulo y de apoyar a Acción Democrática y a su
ficción de socialdemocracia , fingí de ir a votar blanco ( una vez ,
no se por que , fingí de votar negro ). Otra vez , lo recuerdo bien , fingí
de votar verde por un partido que fingía ser social cristiano , el que
inventó una colosal ficción , la que, si mal no recuerdo, se llamaba
propiedad comunitaria. Luego fingí de votar por Lusinchi , el que , luego,
fingió que su secretaria y amante merecía el Collar de la Orden
Libertador.

¿ Y ahora ? Ahora sigo fingiendo , imitando a Chavez , el que finge de ocuparse de los Niños de la Patria , de los dignificados , finge de construir casitas ,
de educar a cadetes,de ocuparse de la reactivación económica , de luchar
contra el desempleo , contra la criminalidad ,de admirar a Fidel, el que
nada en un mar de felicidad. Sigo fingiendo , imitando a Fermín , el que
finge poder ganar. Ahora una gran pregunta viene a mi mente.¿ Estaremos
nosotros los Venezolanos , fingiendo todos ? Creo sinceramente que no , y
es por eso que he llegado a la conclusión que mi única esperanza de poderme
tomar un cafecito real en las mañanas es Arias Cárdenas.

Pancho ,por favor, dime que no estas fingiendo ,que no fingirás nunca ,dime
que me vas a resucitar de esta muerte espiritual en la que me encuentro.

Asegúrame que finalmente, al despertarme una mañana no muy lejana , podré
volver a un trabajo real , productivo y no fingido.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba