Opinión Nacional

Filosofando en un diálogo

Navego entre los lexemas de la urbe venezolana reconfortando las retentivas del ayer, a la vez exploro los rincones fogosos coruscados al pretérito presente para propalar hasta donde llegue el ritmo de quienes se deleitaron de sus vivencias.

Aunque soy trujillano genuino de pura cepa y sin intención de ofender la quimera sorna menos derruir al altar amenguado, es menester encumbrar el fetiche de igual manera el convento prole opacando la brillantez al incensario lumínico, suceda con ménade sin sayal estameño a voz campechana se instaura la palabra procelosa del pensamiento inmortal

¿Dónde está Plutarco? En su biografía descrita y narrada en la crónica filosofal doy un voto de certeza y credibilidad a su obra.

¿Quién no divise su tesitura ultraja el instinto racional del ser?

Bajo el verde bucólico de Natura todo llanto humano y sentimiento delirante a madrigal es un adalid lírico entonado con el verso en prosa.

¡Que efluvios de amor y tenues melodías!

Remoza la hiel subitánea y dialectal, emperifolla un trasunto ríspido relegado a la silueta más no por idilio sentimental sino por los afueros extensos se esparce el ron turbulento al aspecto afectuoso del coloroma vahído con la diadema anacrónica.

¡Ay! Buda místico que concupiscencia se vilipendia la huella de Zaratustra ante los labios urentes a flor donde brota el germen recamado de imágenes fofas, pululan y convergen en una red jerigonza hopalanda.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba