Opinión Nacional

Francisco Javier, la maracucha y el profesor de Etica

Hace exactamente dos semanas, en el marco de la Asamblea del MDD, presidida por el muy ponderado pero nunca suficientemente apreciado William Izarra, tuve el privilegio de tener frente a frente a Francisco Arias Cárdenas, quien asistió en compañía de su esposa y de su jefe de campaña, el coronel Garrido. Durante 40 minutos el candidato nos regaló con una sencilla pieza oratoria, que además del lado humano sobre su difunta suegra y la institución del matriarcado zuliano en la persona de su querida Gladys, para beneplácito de los que creemos en la importancia de la familia como núcleo de la sociedad. Qué bueno es tener por fin un líder que valora y respeta a la mujer como parte de su filosofía de vida. Además de lo antes dicho, durante ese mismo lapso de tiempo, Arias Cárdenas relató los hechos políticos desde 1992 hasta el presente y al final todos los asistentes tuvimos la certeza de estar en presencia de un estadista, de un gerente. Pues solamente alguien con un alto orden mental, tiene la capacidad de transmitir en tan poco tiempo y sin insultos e improperios toda una etapa de nuestra reciente historia. Yo particularmente me siento reivindicado, pues en mi propio ‘paso por el desierto’, escribí por este mismo medio, en fecha 16-12-99 y reproducido con la misma fecha por el Miami Herald, el artículo El día después: entre la hoz y el martillo, en el cual aseveré lo nefasto del estilo y de la forma de Chávez, pero aceptando el hecho revolucionario cumplido y que el cambio tendría que venir desde adentro en la persona de Arias Cárdenas. ¿Quién dijo que nadie es profeta en su tierra?

En contraste con lo antes dicho, tenemos al ciudadano Presidente con su permanente quincalla ideológica dando clases de Etica en secreto a los cadetes de la Escuela Militar. Para beneficio del comandante en jefe, de los cadetes y de los lectores, doy a continuación la definición de Etica generalmente aceptada: ‘Etica es la parte de la filosofía moral que tiene que ver con el descubrimiento, la justificación y aplicación de criterios que especifican cuáles acciones del género humano son consideradas buenas o malas, basándose en principios objetivos de valores morales aceptados por la sociedad’. ¡Por favor!, que alguien le diga a Chávez, que lo que él pregona y practica no tiene nada que ver con la Etica. La vulgaridad, la falta de respeto, el incumplimiento de la palabra dada en promesa, el ventajismo, el abuso de poder, la descalificación, el doble discurso, la violación de las leyes y normas, la traición, la ingratitud, la impunidad, la injusticia, no son normas éticas aceptables en ninguna sociedad. Lo que pasa es que Chávez asume que está en una guerra donde sus enemigos imaginarios se multiplican en relación directa con su paranoia y así vemos cómo todos los días se inventa un nuevo enemigo al cual se le da un apodo y un nicho en el bestiario chavista. Así, el léxico presidencial ha sido enriquecido con moscas, gusanos, serpientes, cochinos, mientras él se considera a sí mismo como un águila. La verdad que si de animales hablamos yo pensaría en otros más acordes con su comportamiento, es más, su aislamiento y agresión cada vez mayores podrían deberse a un desorden conocido como el síndrome de Tourette. El hecho es que los cadetes de nuestra querida y sufrida patria están siendo adoctrinados políticamente para continuar una revolución que ya cumplió su cometido. Ahora lo que hace falta es el llamado al trabajo y a la suma de los talentos de todos los hombres y mujeres de buena voluntad y desgraciadamente Chávez no sabe y no quiere. ‘Nada es peor en política que dejar de cumplir lo que se ha mandado. Esta debilidad causa el desprecio y hace inútiles las medidas posteriores’. (Simón Bolívar, 1824).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba